Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, MARTES A GOSTO 6 DE 1957 EJEMPLAR P ESETAS 50 DIARIO ILUSTRADO AÑO QUINCUAGÉSIMO N U M E R O 1 5 Q 3 9: 5 2 P A G I NA S CERCA DE MADRID, EN LA LINEA FÉRREA DE LEGANES; UN CONVOY MILITAR FUE A ESTRELLARSE CONTRA UNA LOCOMOTORA QUE REALIZABA MANIOBRAS Resultaron en el accidente diecisiete muertos, nueve heridos graves y cincuenta y nueve leves, lodos? ellos soldados y clases de tropa í EN LAS OPERACIONES DE SALVAMENTO COOPERARON FUERZAS DEL EJERCITO, EL CUERPO DE BOMBEROS DE LA CAPITAL Y EL VEqNDAÉlO DE VILLA VERDE Presidieron el sepelio de las víctimas, celebrado ayer íarde, los minislrcs del Ejército, del Aire y de Trabajo, y esiuvieron representados en el aclo los de Obras Públicas, Gobernación y secreía rio general del Movimicnio A las cinco y inedia de la madrugada del domingo, en, el. kilómetro 5.900 de la línea férrea Madrid- Leganés- -veinte- metros- antes de llegar al puente de: Orcásitas- un ¿tren militar procedente dé Tárrega remolcado por dos. máquinas fue- a estrellarse contra la locomotora 230 2.086, que estaba realizando maniobras, ocupada- por el conductor Dionisio Lujan Bóo y el fogonero Félix Benito Arniz. En la colisión, una: de las máquinasY del convoy. quedó sobre la via, pero las otras, dos se empotraron una enlaotra, y áabíe ellas se precipitaron cinco vagones, tres de los cuales transportaban, jeeps camiones y matinal diverso. A consecuencia del choque resultaron 17 muertos, -nueve Heridos. graves y 59l eves; todos ellos soldados y clases de tropa, El convoy, compuesto por 32 unidades, transportaba- tropas y material de las Agru- casos de ocurrir, el accidenté ingresaran en paciones de Transmisiones números 1, 3 y el hospital Gómez- UHa los primeros he 1 y, i del Regimi, ¿nto de Zapadores número- 1, ridos, proclama la eficacia con qu, e se pror pertenecientes- a la Primera Región, fuerzas cedió en las operaciones de salvamento. Las que habían- tomado, parte en las maniobras ambulancias estuvieron haciendo trasladó de 1 militares desarrolladas recientemente en Ca- heridos desde las seis menos cuarto de 1 a; madrugada: hasta las. doce de la mañana, taluña. Parece ser que a la hora en que ocu rrió la catástrofe, viajaban la mayor parte aproximadamente. de los soidadpV dormidos o medio dormidos. El rescate de las víctimas presentaba seLos que perecieron en el accidente, fueron en rias dificultades debido a la posibilidad de ¿UÍ mayoría Jos soldados que montaban. la derrumba- miento de la torre de- hierros reguardia dentro de los jeeps y camiones torcidos que formaban locomotoras y ma transportados sobre plataformas. La maja- terial. Pasadas las seis y media de la mañana, ría de la, Agrupación de Transmisiones número i eran madrileños y se licenciaban al comenzaron a llegar, al lugar del accidente los primeros jefes y oficiales del Ejército siguiente día de. su llegada de Tierra. El general Cabaüipes, jefe del Estado; Mayor de Capitanía, estuvo dirigienRAPIDEZ Y EFICACIA EN LOS do los trabajos desde los primeros momenTRABAJOS DE SALSAMENTO Pasada la confusión inicial, comenzaron tos, y permaneció en el sitio en que Ocurrió a prestar auxilió a los heridos los oficiales la catástrofe hasta ¡as seis y media de la qué viajaban en el convoy y los soldados ile- tarde, hora en que todo el material militar sos ó que sufrían lesiones- de escasa impor- fue- retirado. El capitán general de Madrid, teniente tancia. A- los pocos miüutos, el vecindario, de VillaVerde, que sacado del sueño por el general. Rodrigo; el jefe del Estado Mayor 1 estruendo que produjo el choque, se presen- del Ejército, teniente general Alcubilla, y diversos jefes de lá Guardia Civil y de la tó en el lugar del suceso y cooperó eficazmente en los trabajos de salvamento. Rápidamente. se dio aviso al Parque de Bomberos de Madrid, que, momentos más tarde, enviaba el personal idóneo para las operaciones de rescate de- muertos y heridos. El denuedo con que trabajaron soldados, bom TfT M beros y vecindario impidió que el número de victimas fuese mayor. Tan pronto- como en Capitanía General seí tuvo noticia del accidente, fueron, dadas órdenes con objeto de que todos los servicios del Hospital Central Gómez- Ulla y del Hospital Militar de Maudes estuvieran preparados. A pocos metros del lugar del accidente quedaron estacionadas 14 ambulancias y los primeros heridos de gravedad fueron- atendidos- allí, en. las inmediaciones del lugar- del suceso. -El hecho de que a. los veinte minutoí es- Et SUBSECRETARIO DE INDUSTRIA Y EL D K T G R DEL ÍNSTfFUTO DE MONEDA EXTRAN Éth, EN WASHiNQTpN Washington 5. (De nuestro corresponsal, por teléfono. Se encuentran desde ayer en esta capital los señores Alejandro Bérmúdez, director del Instituto de Moneda, y Alejandro Suárez, subsecretario de Industria. El principal motivo de su viaje es conferenciar con los directivos del Baneo de Exportación e Importación, tas conferencias se han iniciado hoy y continuarán mañana en las oficinas del Banco Internacional; Terminada su misión en WásMagtonj el Sr. Juárez visitará varios láijoratqrioS atómicos de Estados Unidos, entre ellas los de Brobkháven, Argonne y te vérémore. -3. M. M. v... Washington 5. El secretario norteam- encano del Aire, James H. Dóuglas, -ha ísplicítado del Congreso- la suma de 11 millones de dólares para poner fin a los trabajos en las bases de Torrcjón, Morón, Zaragoza y Rcus. Indicó que la base de Torrejóu- estaba ya prácticamente funcionando. -Efe. Policía Armada estuvieron presentes duran- te casi- todo- el día en el. lugar del siniestro, así como el presidente de la Diputac ¡ón Provincial, marqués de la Vaída ia, y el secretario de: la Dirección General de Seguridad. Al serle comunicada la noticia al ministro del Ejército, teniente general Barroso, que se halbbá fuera de Madrid, regresó inmediatamente a la capital para poder apreciar personalmente el alcance del suceso y seguir directamente el curso de las Opera- 5 cioiies- de salvamento. El ministro alentó a los heridos y comprobó que se encontraban perfectamente. atendidos. Asimismo expresó su sentimiento a las familias de los soldadosfallecidos RESCATE DE LAS VICTIMAS Cuando, los cuatro primeros cadáveres, fueron rescatados, comenzaba a clarear el día. La búsqueda, continuó afanosa, porque se temía que, entre el informe iiióu- HHHI 1 IMIM T lfl! M OJf