Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES 5 DE J U N I O DE 1957. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 51 EL TEATRO DE CÁMARA ESTRENO EL CHICO DE LOS WINSLOW DE TERENCE RATTIGAN La cien representación de Carlota en el Infanta Isabel PROYECCIÓN DE LAS PELÍCULAS CASTA DIVA Y EL EXPERIMENTO DEL DR. QUATERMASS Cartelera madrileña de espectáculos para hoy Anoche, y en el María Guerrero, el Teatro Nacional de Cámara, y Ensayo estrenó El chico de los j de Terence Rañgan, en versión de Manuel Sito Alba y con escenografía de Emilio Segovia. Al público le agradó mucho la comedia y la interpretación de la misma, y aplaudió con insistencia al fin de cada cuadro. El traductor y el director, Modesto Higueras, que consiguió un nuevo y rotundo éxito an su labor de inteligente y hábil realizador, salieron a saludar, mientras el telón se alzaba reiteradamente. Antonio Casas, en un personaje duro, pero sin excesos ni deformaciones; Conchita Sarabia, Paquita Clavijq, Gaby Alvarez, Lola Gálvez, que dieron a sus res- pectivos papeles el mejor acento de sinceridad y verdad; Javier Loyola, que confirmó los méritos de otras, actuaciones y logró una creación impecable y admirable; el fino y gracioso Luis Morris y el resto del reparto: Manuel Gil, Francisco Martínez, José Luis Barceló, Marcelo Escribano y José Luis Palmer, se hicieron acreedores al sincero elogio. Cuando asistimos al estreno de The Browning- Versión en una sesión del T. O. A. R. dijimos lo mismo que ahora BOS cumple afirmar tras el estreno de El caico de os Winslow ¿por qué estas obras, tras el éxito que logran en los Teairos de Cámara, no se estrenan en las salas mayoritarias? Terence Ratigan es un gran autor y sus piezas interesantes, humanas, maravillosamente construidas, están al alcance de todo el mundo. En El chico de los Winslow y además ie la anécdota central, donde se maneja n tema tan importante como es la lucha ¿npecinada y tesonera por el triunfo de i justicia y de la verdad, cueste lo que ueste y pase lo que pase, hay una serie ie motivaciones irónicas que resplandecen en el curso de la acción y en el brilante juego del diálogo. El autor instala a trama en los tiempos de la lucha su ragista y traza- -a través de un ambien 3 familiar y del conflicto de sentimiento y honor que en él se plantea- -una intura de la sociedad inglesa, con sus ópicos y sus prejuicios, sus virtudes y sus ¡afectos, llena de humor Tinas veces y iras cargada de suave ternura, muy a lo sickens. Hay alguna huella wildeana en juego sarcástico de las réplicas, pero a general el teatro de Terence Ratigan, iio- costumbrista y psicológico, se apoya, -ttre todo, en un estudio magnífico de los racteres de los personajes y de sus reaciones, en una medida equilibrada y per cta del desarrollo argumental y del momiento escénico, en una dosificación muy idada de palabra y acción y, finalmente, i todos aquellos elementos que definen as comedias de sólida arquitectura. Nos sentimos ya francamente hastiados de supuestas innovaciones técnicas, de excesos de abstracción, de retrospecciones y de teratologías. Este género directo, humano, eficaz, con juego de ideas y normalidad escénica, nos parece lo más sano, lo más loable y- ¿por qué no decirlo? a pesar de su aparente sensillez, lo más difícil de conseguir. El chico de los Winslow interesa, conmueve, hace sonreír y pensar... En suma: es teatro del bueno, del mejor. -Alfredo MARQUERIE. LA 100 DE CARLOTA EN EL INFANTA ISABEL Llegó ayer en el Infanta Isabel a su 100 representación Carlota de Miguel Miíiura, donde Isabel Garcés y el resto de la compañía de Arturo Serrano logran uno de sus mejores éxitos interpretativos. No ha sido un azar el que ha impulsado a Carlota para lograr tan lucida cifra de funciones. Creemos de veras que es ésta una de las mejores obras de Miguel Mihura y que reúne con su gracia nueva, original y sorprendente las condiciones de una excelente pieza de humor y, al mismo tiempo, la intriga avasallante de una intrigante obra policíaca, con su final inesperado y con los más eficaces resortes del género. Ni que decir tiene que el autor y los intérpretes escucharon anoche las mismas ovaciones que en el día del estreno. -M. HOMEN- AJE A LOS PENSIONADOS DEL MONTEPÍO DE ACTORES Antonio Casal y Ángel de Andrés han organizado un festival en homenaje a los pensionados del Montepío de Actores, que se celebrará en el teatro Alcázar el próximo día 7, por la noche. Aparte de la representación de El cosaco y el raja actuarán descollantes figuras de nuestra escena, entre ellas, María Guerrero y Ricardo Calvo. También intervendrán en el festival elementos de las compañías del Albéniz y del Martín. terpuso en su día contra mí, despachada con el no ha lugar del Juzgado, sobreseída libremente, después, por la Audiencia Provincial, fallo al que siguió un recurso de queja, perdido, y otro de casación ante el Supremo, no aceptado; la. declaración. digo, del Sr. Bernáldez, de QU- 3 la tal querella no fue interpuesta por él, sino por su esposa, aunque presumibiernerte con su consentimiento y autorización, oficioso al menos, como marido, plantea un mero problema- de solidaridad o insolidaridad mutua al que soy ajeno por completo y que, si me sorprende ver suscitado, me importa muy poco esclarecer. Lo indudable es que los Tribunales han proclamado, de una parte, mi inocencia, y de la otra, la falta de derecho que se atribuían, ya los señores de Bernáldez, ya. tar sólo, la señora Bernáldez. Más me interesa, eso sí, subrayar vinculación que existe entre ese sumario y el que ha originado ahora el procesamiento de D. Pedro Dicenta por calumnias. Tan notoria es la que media entre los dos, que mi querella contra dicho señor fue detenida en- su iniciación, en virtud da auto del Juzgado número 7, de 15 de marzo de 1956, en tanto que no recayese una decisión en la de la señora Bernáldez, ya que lo que ésta, en papel sellado, y el otro, con menor cautela, en papel de cartas, decían era esencialmente lo mismo, a saber: que La muralla era un plagio, lo cual llevó a la señora Bernáldez a ver denegada la indemnización de 750.000 pesetas que reclamaba para resarcirse de los daños que le habían sido causados corno titular de los derechos de cierta obra en un acto, apenas representada desde I6O8, con la que La muralla tenía fortuitas y fragmentarias coincidencias de terna, aludidas por mí en mi autocrítica, y a D. Pedro Dicenta, menos afortunado, a un proceso por calumnias. Creo, pues, que, con toda justeza, el informador de ABC ha relacionado ambos hechos, no equivocada ni tendenciosamente, como afirma el Sr. Bertíáldez, sino dando cumplida prueba de su sagacidad periodística. Con mis gracias anticipadas por la inclusión de estas únicas líneas en el diario de su- digna dirección, salúdale afectuosamente, Joaquín Calvo- Sotelo. Don Joaquín Calvo- Sotelo nos envía la siguiente carta: 5- jünio- 1957. Sr. Director de A B C Mi querido director: La declaración del magistrado del Trabajo D. Alfonso Berráldez, publicada en el ABC del día 4, de que la querella por supuesta defraudación de la propiedad intelectual que se in- El pleito La muralla La confesión Se alquilan ÜSSPAi OLIVETTI Venta todas marcas. Escribir y Calcular Facilidades de pago. EMILIO DÍAZ. -José Antonio, 49. T. 472620 Autobús 9- Tranvía 40 Estrenar, ocho habitaciones, dos baños, garaje, jardín. 600.000 pesetas. Clavileño, 44 (detrás Iglesia y grupo Escolar) Facilidades. Compresores AGRO- I N D U S T R I A Paseo del Prado. 32 Madrid seda, fotografías jugadores. MENESES I R U P E C o n t r a r e e m b o l s o 16 pesetas. Título original: Casta Diva Coproducción, en Technicolor: Docu mentó Film Franco London Film Director: Carmine Gallone. Música de Bellini, Donizetti, Paganini... Intérpretes principales: Antonelli Lualdi, Maurice Bonet, Nadia Grey y Fausto Tozzi. En 1935 realizó Carmine Gallone la película Casta Diva Al cabo de los año; el realizador, de quien hace poco hemos, visto La casa Ricordi brinda una nue va versión, ahora en tecnicolor, con e: mismo titulo: la que se proyecta en ei cine Gran Vía. Sabe hacer Gallone las películas musicales. Recoge con fidelidad expresiva el ambiente de la que pudiera llamarse épo- ca de oro de la ópera y sus cantantes, de los maestros compositores que- se dispu- taban los laureles con sus creaciones, y d s los reyes y príncipes de las grandes y pequeñas c o r t e s Quique acudían a r e crearse con Jos trino; de las gargantas privilegiadas. En Casta D i y a con el r o m á n t i c o amor de Bellini, ss Antonella Lualdi, brinda la rivalidad, Nadia Gray, M a u- que acaba en frater- rice Bonet y Faus- no afecto, entre aquél to Tozzi y Donizetti. Y ese es el pretexto para que el aficionado al cinematógrafo, y también a la música. escuche fragmentos de El Gran Vía: Casta Diva José Antonio, 32- Madrid. pirata La sonámbula Lucía de Lam-