Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 24 DE A B R I L DE 1957. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 59 poco, ya a los ocho minutos de juego, un fallo de Moya permíiió al interior derecho austríaco empalmar un fuerte tiro en el que volcó sobre s pierna toda la energía y todo el peso de su corpulencia para enviar 1 balón como un obús a la misma escuadra derecha de la portería de Cantero, cuyos nervios le habían impedido atenazar bien el balón anteriormente en dos ocasiones. La reacción de los espaLA OPORTUNIDAD Y EFICACIA DE SUS CONTRAATAQUES ANULARON EL ñoles tuvo bajo la lluyia toda la expresión del amor propio herido y sus avanMEJOR JUEGO Y SUPERIOR DOMINIO DE LOS ESPAÑOLES ces con tiros precipitados a veces, pero plenos de energía y conocimiento de lo Tres goles marcaron los austríacos y Chuzo obtuvo los dos del bando español que es el fútbol ofensivo, culminaron a catorce minutos No hay duda de que la fecha del día de ayer quedará como memorable entre las los una banda casi en un pase alto desen que nutren la amplia historia del fútbol español. No importa que ese magnífico equipo de la línea central del las inmediaciones de terreno, pase qiie juvenil que con tantos trabajos, ilusiones y aciertos había formado el entusiasta se- empalmó Chuzo con la cabeza desde más leccionador Santamarina, quedase derrotado al final del gran partido final del Torneo de diez metros de distancia en un remate Internacional Juvenil; porque si la victoria, excesivamente esquiva para con los espael que consiguió ñoles, se fue de la mano de los jóvenes futbolistas austríacos, los miles de espectado- impresionante, conposiblemente, y sin el olres españoles o extranjeros, los directivos austríacos y hasta los propios jugadores gol del empate y goles de Di Stéfano, vidar algunos de los triunfadores quedaron convencidos de que los merecimientos de nuestros representan, el gol más extraordinario, más de acuertes fueron superiores a los de todos los equipos participantes. La fecha será memoel auténtico estilo del rable; además, y ésta puede ser la íntima y verdadera satisfacción de todos, porque el do con fútbol español y más que debiera el sensacional decisivo partido, su final, mejor dicho, constituyó una demostración emocionante de ser cuantos se han contemplado en ese lo que el deporte significa y es como enseñanza, como medio formativo y como motivo de de hermandad. Bajo aquella lluvia torrencial, ante la enorme masa de personas que estatuó. Frente a la lluvia y- contra la lluvia, en el estadio Bernabéu se congregaron, los vencedores supieron alternar sus muestras de sana alegría, su contento por ese triunfo que ni ellos mismos podían casi frente a los austríacos, que siguieron con su táctica, los juveniles de Saníamarina comprender, con el gesto noble de felicitar a los españoles, quienes también se apresuraron, mezclando sus lágrimas y su hondo pesar, a dar la enhorabuena a sus riva- desarrollaron una serie de ofensivas en, las que unas veces eiportero Kraushofer, les vencedores. Por el entusiasmo de estos muchachos y por la acertada tarea de los federativos y otras sus compañeros o los palos, imque ya que lian dado vida a este gran torneo, re su ita más lamentable aún la triste paradoja pidieron que allí se fraguase laespañode que el triunfo no correspondiese a los mejores. El fútbol español ha conseguido, no se consideraba indudable victoriasuelo pol la. Quedó Chuzo tendido en el obstante, una singular victoria, porque el torneo ha ofrecido, junto con un gran una fuerte entrada de un defensa, y ei equipo juvenil, una demostración singular de la capacidad española a la hora de balón en un despeje largo, llegó al área ofrecer manifestaciones futbolísticas de a u téntico sabor deportivo, que afortunadanuevo mente el público español ha sabido compr en g e r y ha premiado con sus preferencias. í española, en donde de después el defensa de Posiblemente, en muy pocas ocasiones Valle falló y el balón, la portería, cruzar de un lado a otro de llegó un conjunto deportivo español ha visto los pies del extremo izquierda austríaco, truncadas sus ilusiones, sus anhelos de han logrado á lo largo del ya finalizado que fusiló tranquilo el segundo tanto. victoria y todos esos esfuerzos y aciertos torneo. Más lentos en sus movimientos, Los contraataques habían dado resulta indudables por circunstancias tan clara- más corpulentos por lo general y basado mente adversas y tan ajenas a los méri- su juego en una mecánica más tranquila, do a los austríacos, pero Como los españoles no habían escatimado esfuerzos y, tos de los que les arrebataron la victoria. más pausada, como corresponde a sus caNo hay necesidad de justificar una derro- racterísticas raciales, los austríacos en- por el contrario, su juego era superior y en otras ocasiones, ya había superado a ta, ni mucho menos puede tomarse como contraron en esa lluvia torrencial que tan despecho: el afirmar que e ¡a la tarde de agresivamente puso a prueba; el entusias- otros equipos con unos segundos tiempos magníficos, la confianza se mantenía en ayer, con algunos fallos, con algunos apre- mo de los espectadores, su jugador núlos ánimos de cuantos y espesuramientos perjudiciales incluso, el equi- mero doce, y, quizá, el trece y el catorce. raban la. victoria. En el deseabaninicial de avance Favorecía la lluvia a los ceratroeuropeos po juvenil español jugó bastante más, mudechísimo más, que el equipo austríaco. Es en su afán de destruir el juego de los la segunda parte, cuando Paüarés, elpede forma ésta una realidad tan firme, que hasta el delanteros españoles en las inmediaciones lantero centro, se internaba le derribó dencentral preparador del equipó austríaco así lo de su portería, al tiempo que restaba a ligrosa, el defensa arbitro, Asensi, señaló del manifestó a los directivos y jugadores es- éstos la principal arma que en el fútbol tro justo área, y el que ningún jugador el penalty pañoles momentos después de terminado hay que emplear cuando de romper una austríaco protestó. Ch. uzo, ese sensacional el partido, cuantío acudió a los vestuarios cerrada defensa se trata y que no es otra futbolista imberbe aún, pero con asomde los jóvenes españoles, en donde los pe- que la velocidad. Pero por si esto fnera brosa facilidad para tirar a gol desde queños futbolistas ahogaban su pena y su cualquier lugar y postura, lanzó el castitristeza con lágrimas nacidas de ese amor go, y con potencia y dirección, el balón propio, de esos afanes y de esas ilusiones impulsado por su pie, marcó el gol del que tan elocuentemente han sabido poner empate. Las piernas de Chuzo, sus afanes, de manifiesto a lo largo de todo el torneo. su capacidad y su decisión, se convirtieron EL JUEGO A LA CONTRA, FRENTE desde ese momento en la esperanza de todos, y nó hay duda de que existía claro A LOS GOLES BE CHUZO fundamento para ello, aun cuando la fama En las páginas deportivas de A B C, de este muchacho no hubiera estado avade su número de ayer, martes, nuestro lada por otros goles de anteriores encuencompañero Fernando Latorre, en los pátros. Chuzo disparó siempre que pudo, a rrafos finales de la crónica sobre el parveces desde mayor distancia de la debida, tido semifinal entre austríacos y francepero en todas ocasiones de forma peligroses, decía: De todas las maneras, cualsa. No importó demasiado la lluvia, ni la quiera de los dos conjuntos se- mostró GANADOR suerte adversa, ni las duras entradas de inferior a España o Italia. Aunque los los austríacos, oue se defendían encerraaustríacos puedan dar un disgusto, con dos casi todos en su demarcación, para su jiiego a la contra, al equipo que ya se que se viese, como muy posible el gol de perfila, como campeón. Es indudable que TROFEO triunfo salido de los pies del interior izlas únicas bazas que los juveniles austríaquierdo español, porque si los postes, el cos jugaron en el encuentro final, fueportero en paradas insospechadas y exron esas de los contraataques. Para su traordinarias o los pies y los cuerpos de suerte, el tiempo que tan benigno había TEMPORADA 1956- 57 los defensas rechazaban los balones con sido a lo largo de todo el torneo, tuvo un El TROFEO M A I i T I N I pasará a ser profusión casi incomprensible, cabía escambio brusco precisamente poco antes de propiedad del Club que. mediante la fórmu- perar que alguna vez todo saliese como que el gran partido comenzase, cambio parecía natural. El tiempo füé pasando, que sólo a los austríacos podía favorecer, la de mejor saldo de goles a favor, queds sin embargo, y la última esperanza llegó vencedor durante tres años seguidos o en aquella falta al héroe embarrado, al porque la lluvia embarró el terreno, puso cinco alternos. entusiasmado luchador, que un defensa pesado el balón y restó velocidad a los esOportunamente recibirá el REAL MA- hizo al borde del área y que no tiró Chuzo, pañoles, cualidad ésta que puede decirse DRID, C. de F. una reproducción exacta porque Pallares, el delantero centro, más ha sido una de las principales características cine han servido para amasar esa del TROFEO MARTINI, en tamaño redu- cnterOj ínenós castigado y muy diestro ei serie de triunfos que nuestros juveniles cido, magníficamente ejecutada ea plata. EL EQUIPO DE AUSTRIA GANO EL TORNEO INTERNACIONAL DE FÚTBOL JUVENIL REAL MADRID O DE F.