Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 26 DE MARZO DE 1957. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 21 A B C en Londres PARECE QUE EN LAS BERMUDAS SE HA RESTAURADO LA CONFIANZA ANGLONORTEAMERICANA Inglaterra acoge con opliniismo los resultados de la Conferencia DEL COMPORTAMIENTO DE NASSER DEPENDE QUE SE LE OFREZCAN LA HOSQUEDAD O EL ESTIMULO Londres 25. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal. No es aventurado decir que Mr. JVfacmülan y Mr. Selwyn Lloyd partieron hacia las Bermudas dispuestos a demostrar. que los pacientes métodos de persuasión preconizados por Washington para reducir los riesgos de la crisis del Canal de Suez y de los conflictos de Gaza y Aqaba, estimulan- -más que otra cosa- -la arrogancia de Egipto y su chantaje Chantase es palabra que emplea hoy el Times refiriéndose a la técnica de oscuridades del coronel Nasser. El Gobierno de Londres, en último caso, quería justificar el basta de su ultimátum a El Cairo y la ocupación de PortSaid. Desde aquel desembarco, que una parte del mundo calificó de vergonzoso- -incluidos muchos británicos- la opinión inglesa ha cambiado, y la indignación en otros países se transforma también. Hoy- -dicen los más pertinaces defensores de la acción de Inglaterra en Suez- -hasta una considerable proporción de ciudadanos norteamericanos- -los demócratas, por ejemplo- está con nosotros La nueva actitud no es tanto una consecuencia de la razón que asistía a Inglaterra para regresar a la política de cañonero y tentetieso como el resultado de la conducta posterior del Gobierno egipcio, dedicado a cosechar ventajas y sólo ventajas de la patente de inocencia que se le concedía con notoria precipitación, qui. iotismo exuberante y desprecio absoluto de la teoría orteguiana de la circunstancia Es difícil encontrar a estas horas un británico dispuesto a dar razones sobre el error o el acierto de sir Anthony Edén cuando lanzaba al país a la aventura de Port- Said. La condenación de Nasser, la inseguridad que ha creado y la incertidumbre que intenta mantener- -contesta cualquiera- -nos alivian a todos de la preocupación y el trabajo de un examen de conciencia. En la reunión de las Bermudas los británicos han debido encontrar un presidente Eisenhower menos seguro de su plan le lámpara de Aladino en el Oriente Medio y más receloso, a pesar de la pertinacia de Dulles en suponer que Egipto s ahora menos recalcitrante de lo que dice. Se cuenta en Londres- -si Londres pierde el humor alguna vez, lo incorporará a la Commonwealth- -que, hablando de golf en el campo de juego del Mid Ocean Club, Mr. Macmillan preguntó al presidente de los Estados Unidos cuál era su handicap y que Eisenhower, después de haberse cerciorado de que estaban solos, le decía al oído: Dulles. Pero la verdad puede ser que durante una larga conversación que sostuvieron en privado, sin ningún handicap próximo, se lamentó Macmillan de que la política norteamericana en el Oriente Medio consiste en respaldar sin más los acuerdos de la O. N. U. sistema particularmente peligroso ante las improvisaciones y las inconsecuencias de muchos miembros de la Asamblea, en contradicción, a veces, con el interés de sus Gobiernos. El Occidente va encontrando nuevos obstáculos para obtener votaciones decisivas en la Asamblea, donde el voto de los Estados Unidos no vale más que el del Yemen. La Asamblea frustra ya y usurpa la acción del Consejo de Seguridad, único órgano ejecutivo, en teoría. de la Unión de Naciones; la conduce al colapso. Ha durado tres días la conferencia de Es lo normal. Y, sin embargo, la asociación anglo- norteamericana parece dispuesta a ofrecer a El Cairo el látigo o la zanahoria, la hosquedad o el estímulo Depende de cómo se porte; de que viva y deje vivir o no... Mr. Macmillan continúa en las Bermudas. Conferencia a e s t a s horas con Mr. Louis St. Laurent. primer ministro del Canadá. -J. MIQUELABENA. í -n un comentario sobre la adhesión de Estados Unidos a la Comisión Militar del Pacto de Bagdad, Radio Damasco dice que el anuncio norteamericano disipa las esperanzas concebidas por los pueblos del Oriente Medio acerca de la comprensión de Norteamérica hacia sus intereses 3 aspiraciones. Por su parte, la Agencia informativa Oriente Medio dice desde Ammán que Egipto, Jordania y Siria se- negarán, posiblemente a recibir al embajador norteamericano, James Richards, y a los miembros de su Misión a Oriente Medio para explicar el plan Eisenhower, debido a la participación norteamericana en el Pacto. -Y Radio El Cairo ha dado a entender que Occidente trata de dividir al Oriente Medio en dos bloques, uno, con el apoyo occidental y el otro con la cooperación del bloque soviético contra Occidente Según la emisora, el plan occidental está I encaminado á ejercer presión sobre Egipto. las Bermudas, llevada con tal discreción, que estuvo a punto de creerse secreta. El comunicado es optimista, pero en esta ocasión dice menos de lo que, al parecer, se ha logrado. Londres se siente satisfecho, porque parece haberse restaurado la mutua confianza entre los dos países, porque los Estados Unidos acceden en principio a bendecir el Pacto de Bagdad, que Moscú daba por muerto, y porque se reafirma el criterio occidental- -o más bien británico- -de que el Canal de Suez es una vía internacional de agua y no puede ser en ningún caso arma política de Egipto ni un ordago en sus partidas de mus Inglaterra- -dicen- -no ha impuesto su extremismo; tampoco los Estados Unidos dominaron desde su nube. Pasará tiempo antes de que esta entrevista dé sus frutos. en breve sensacional que alarga extraoidinariamenre induración TRATAMIENTOOOMESTlCa PyBUCIDAO PANI 5