Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. D O M I N G O 14 DE OCTUBRE DE 1956. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 77 LA PRENSA DE BUENOS AIRES EXALTA EL DÍA DE LA HISPANIDAD Visita del presidente de Venezuela al Ciudad de Toledo Diversos periódicos publicados ayer en Buenos Aires se refieren a la signiíicación del Oia de la Hispanidad señalando la trascendencia histórica del Descubrimiento de América. La Prensa afirma en un articulo editorial que la historia humana no registra, fuera de la predicación del Evangelio de Cristo, hecho alguno más extraordinario, ni de mayor trascendencia, que el Descubrimiento por los españoles del continente que recibió el nombre de América. Agrega que nada hay entre las cosas que el hom. bre ha realizado, entre sus más notables conquistas, que supere en grandeza a esta que conmemoramos hoy, aniversario del arribo de Colón a la isla que los aborígenesllamaban dé Guauahaní El comentario concluye afirmando que nadie en el mundo puede desconocer los beneficios directos que ha recibido del Descubrimiento que previo el genio det inmortal marino y realizó con Jos estandartes de Castilla y León Crítica, a su vez, dice que el Día de la Hispanidad señala, una fecha memorable e, hf to verdadero en la Historia de la Humanidad La casta y la sangre de uno de los pueblos más viejamente ilustres de Europa, la semilla colonizadora, conquistadora, como quiera llamársela, fue captada por el stsrco y la fuerza de la tierra virgen, para crear al hombre hispanoamericano También La Razón se refiere a la fecha histórica, afirmando que el 12 de octubre el mundo latino rememora un acontecimiento trascendental en cuanto transformó el destino humano y una empresa digna de su espíritu civilizador Como, continuación de las ceremonias organizadas en Caracas, el presidente Pérez Jiménez inauguró ayer por la mañana. las visitas a la Exposición flotante española a bordo del Ciudad de Toledo, que atracó en el puerto de La Guaira. Asistió él embajador de España, D. Manuel Valdés Larranaga; ministros del Gabinete venezolano y diplomáticas iberoamericanos. UNA CÁTEDRA EN LA UNIVERSIDAD DE UTRECH Una nueva cátedra, creada por el Gobierno colombiano en la Universidad de Utrech, ha sido inaugurada por el embajador de España en La Haya, duque de Baena, en el Día de la Hispanidad en su calidad dé vicepresidente del Instituto de Estudios Hispano- portuguescs e Iberoamericanos y en ausencia del príncipe Bernardo de los Países Bajos, presidente de la entidad. NECESIDAD DE VNA ENCICLOPEDIA HISPÁNICA El ministro de Asuntos Exteriores, señor Martín Artajo, en su discurso de anteayer en el Instituto de Cultura Hispánica proporcionó el dato estadístico siguiente Complemento de ese Congreso de las Academias) fue el de la Cooperación Intelectual, en Santander, en el que los ispanistas nos proporcionaron el gozo de saber que son más de veinte mil los profesores que enseñan el cspafiol en regiones culturales ajenas a nuestra comunidad (la hispánica) Es muy halagüeño, es cnor. gMeccdor, en efecto. Y preocupante. Pues afecta a la unidad del idioma, tesoro precioso que Dios ha concedido a tantas naciones para así extender la obra de cada una, y afecta también esa cantidad de profesores, que corresponden a millones de alumnos, a la unidad de la cultura. Es decir, a la unánime consideración de los hechos, a sic relato y a las deducciones pertinentes. Veinte mil maestros fuera de la Hispanidad y. otro número muy superior dentro del ámbito espiritual, apretado con el lasó de la Historia además del lazo del idioma, constituyen un ciernen- to fuerte de trabazón de pueblos o pueden ser motivo de recelos e insólida- ridad. El mundo se preocupa de eliminar de los textos y explicaciones escolares cuanto pueda motivar roces y pugnas entre los países. Precisamente la Unes co está encargada de redactar tina crónica universal que elimine las exacerbaciones nacionalistas y sea en las cátedras código universal de neutralidad objetiva al contar lo sucedido en las relaciones interpaíses. Es decir, que cada ves acu- ci- a más la necesidad de que el niño, el joven, el adulto, la mujer, acrézcanlos motivos de estimación mutua, de pueblo a pueblo, y omitan los escozores que la guerra y la competencia han pro- ducido en el alma de cada, país. Y a eso vamos con este comentario. A la necesidad de que España proporcione un texto que delimite con precisión cuáles han sido los beneficios aportados por ella a la Humanidad en general y a los países hispanos en particular, ya que la desfiguración, la le- yenda negra, las enemistades palpables, caía día hacen más precisa la versión comprobable y exacta de nuestras virtudes. No queremos decir que se escriba una loa desmelenada de los hechos españoles. No. La enciclopedia hispánica, si se prefiere esa denominación ala de española solamente, podría, contener; a) Una, gramática. Un lexicón de vo- cabios a e uso general. Otro de voces empleadas en las Letras, incluidos los Siglos da Oro, pitra facilitar la lectura de los clásicos. b) Una geografía general de la región hispánica, ampliada con la particular geografía de cada país cuyas orillas baña el que él argentino Capdevila calificó de mar del castellano conceptual, porque los forjadores de la noción de hispanidad fueron Vizcarra y Maeztu. Una cosa es IB, palabra como flatus vocis y otra como símbolo de una doctrina. El vocablo griego eidos -por poner sólo wi ejemplo ilustrec) La historia de España, origen de las demás o primera historia. La del descubrimiento de América. La: de cada país antes de 1492. La historia de los virreinatos y provincias durante la conquista y colonización española. e) El relato del episodio en que cada pueblo conquistó su independencia, í) Descripción económica del conjunto y de cada parte de ese particular, universo. g) Descripción de los elementos culturales y religiosos con la misyna divi- sión geográfica. h) Conclusiones dé orden político, entendiéndolo en su sentido de comuni- cación y correspondencia entre las na- cianes. independientes hispanoamericanas. i) Bibliografía de temas. Este 1 manual exhaustivo, pero conden- sado en lo posible, al ser el libro fundamental de consulta de los veinte mil profesores que en el extranjero enseñan el idioma, la gramática, la literatura, la historia de nuestros países, constituiría, además de un archivo de noticias, el nexo enlosador, unitario, de unas aulas con otras en iodo el mapamundi. Por medio de ese libro, de un solo libro, muchos millones de seres humanos, his pánidas o no, sabrían la verdad, y sabrían lo preciso con certeza de lo que hemos sido, somos y seremos allende y aquende el Océano de las carabelas. Es lógico que en cada lugar y momento los profesores utilicen lo que tengan a mano o lo que ellos mismos pre- paren. De la instrucción, documentación y buena fe de cada cual depende que lo que se inculque de España y de las naciones nacidas de la acción española sea o no propicio e impune. A los aislados entregados a su, propia iniciativa y buena voluntad no puede exigírseles lo de- finitivo. El margen de error es de seguro así considerable. La enciclopedia hispánica les suministraría materia e. vác- ta, revisada de tiempo en tiempo, además de evitarles la rebusca en muchos volúmenes o la confección de sus propios libros de magisterio. j Naturalmente la- enciclopedia tendría que ser fruto de la colaboración de todas las naciones interesadas en que se les aprecie en lo que son y se les describa como son. Otro, motivo, pues, de intimidad entre las ramas de una misma familia. La idea- -muchos miles de volúmenes repartidos por doquier para descastar las equivocaciones intencionadas y las inevitables- -merece consideración. Bien par el Ministerio de Asuntos Exteriores y su Negociado de Relaciones Culturales, bien por el de Educación Nacional o el de Información y Turismo, debería aceptarse nuestra iniciativa, y buscando la colaboración, de los Estados hispánicos llevar a buen término esa enciclopedia, cuyos efectos beneficiosos no tardaríamos en apreciar. no vale lo mismo antes que después de Platón. Algo análogo acontece con Maeztu y la hispanidad. Las vicisitudes de esta voz antes de B. Ramiro son, desde el punto de vista ideológico, pura prehistoria y curiosidad erudita. SOBRE U- PAÜABRA Y EL CONCEPTO. HISPANIDAD A propósito del texto de Unamuno que citábamos ayer y en el que figuraba el vocablo hispanidad, D. José Luis Vázquez Dodero, excelente conocedor de estos temas y autor del articulo Con mayúscula y con minúscula publicado en, nuestras columnas el pasado día TI, nos escribe: Los orígenes de ¡a VOK hispanidad no están en Üimmtasio, sino en un autor del sifflo XVI: Alejo Veaegas, a ijuien yo he citado en mi artículo. El texto de Unamano tiene un escaso interés filológico por su modernidad; tampoco lo tiene