Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES 10 DE OCTUBRE DE 1956. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 51 FÉLIX ERAUSQUIN, SELECCIONADO JABALINA EL DO MINGO EN MADRID Balance del torneo nacional de campeones de atletismo A propuesta de la Federación Española de Atletismo, por haber superado la marca límite exigida, la Delegación Nacional de Educación Física y Deportes, ha acordado incluir en el grupo de participantes españoles en la próxima Olimpíada al lanzador de jabalina Félix Erausquin. Esfcs atleta ha sido invitado por la Federación Nacional para trasladarse a Madrid el domingo y realizar lanzamientos de jabalina en la Ciudad Universitaria durante los Campeonatos Nacionales Juveniles de Decathlon, que se celebrarán en sesiones de mañana y tarde el sábado y domingo BAl ANCE BEL TORNEO DE CAMPEONES DE ATLETISMO Comentada ya ia prueba que más expectación había causado en el torneo nacional de campeones de atletismo celebrado el domingo en el estadio de Montjuich, vamos a dedicar unas líneas a las demás actuaciones presenciadas; ño sin decir antes que importantes ausencias de. atletas caracterizados, como Affiorós, Luis García Quadra Salcedo, Apellaniz, Asensio, Eernardino Adarraga y otros, debido a lesiones o a no encontrarse en forma adecuada, restó importancia al torneo y brillantez a algunas de las pruebas. Hubo, sin embargo, un buen, balance, con la mejora de la marca nacional úe relevos 4 X. loo metros lisos, a cargo de les velocistas del equipo del Club Natación Barcelona: Pagés, Roca, Carretero e Icnasmendi: marca que una selección catalana puede mejorar más aún si se sustituye al menos veloz de los cuatro, que es Carretero, aunque para ello haga falta que todos ensayen y realicen el cambio de testigo con la casi absoluta perfección que estos cuatro lo hicieron el domingo. Es justo resaltar la lucha e Casáis y Campra en los 110 metros vallas, en los que el andaluz mejoró la marca de su región, así como la buena carrera de 400 metros lisos con menos de cincuenta y un segundos los tres primeros y con una marca regional mejorada a cargo del aragonés Piqueras, que superó en la meta a Carro y sé igualó en tiempo con Ruf, muy potente. Fueron bajas las marcas de los lanzadores de peso, disco y martillo, ganadas por Vidal Quadras las dos primeras y por Elorriaga la última, así como la de salto ds altura, en la que Ariño sigue sin mejorar técnicamente. En el salto de longitud Ruiz Capillas, muy potente, pero sin coordinar lo necesario sus zancadas en la carrera, no llegó a los siete metros por un centímetro, al tiempo que el catalán Camps justificaba su inclusión reciente en el equipo nacional que fue a Limeux y el moreno P- eralt- a demostraba que sus condicionas son extraordinarias para la práctica del. atletismo y que con adiestramiento adecuado puede alcanzar límites muy considerables. Fuá una, lástima la dislocación del codo que sufrió Fernando Adarraga en el salto con pértiga al saltar los, tres metros y sesenta centímetros, ya que en sus saltos exhibió una gran agilidad y soltura. No hubo nada de particular en el triple salto ni en las carreras de velocidad, y como era de aperar Ban- is ganó la de 800 metros con un tiempo discreto, que se justifica per la ausencia ae rivales fuertes y la comodidad con que corrió. Fue más interesante la carrera de 5.000 metros, a pesar de las ausencias de. los catalanes Amorós, Luis García y Molíns, que dejaron reducido todo a un duelo entre los pequeños Hurtado y Carlos Pérez, acompañados de Sergio Bueno y del voluntarioso Macías. Hurtado, cuya forma es magnífica, espoleado por su reciente victoria sobre Amorós, corrió tranquilo y se deshizo del galleguiño cuando quiso, que fue precisamente cuándo faltaban unos 500 metros, obteniendo una clara y cómoda victoria, con un, tiempo que no está mal aunque sea superior a las posibilidades del madrileño. No; obstante lo expuesto, el torneo debe seguir constituyendo una prueba fija en el calendario nacional; pero quizá será conveniente estudiar las fechas más idóneas para que ni haya tantas ausencias de campeones ni los participantes actúen cuando su forma no es la más indicada. La mejora de dos marcas nacionales y de otras dos regionales es un buen síntoma de que una de las principales necesida- des del atletismo español es la de competiciones que mantengan en actividad a los atletas y les sirvan de estímulo para poder hacer frente a las duras jornadas de adiestramiento que el atletismo requiere. Quizá sería conveniente también instaurar premios que hicieran crecer este aliciente, premios que quizá sería interesante consistieran no sólo en trofeos que sirvan de recuerdo y adorno, sino en materia l deportivo, como zapatillas, monos de entrenamiento, pértigas, jabalinas, discos, etcétera, que sin duda causarían muy buen efecto entre estos atletas, cuya dedicación es admirable y digna de mayor premio que esos títulos honoríficos con los que se sienten en verdad halagados, dado su espíritu; pero que prácticamente les compensan muy poco de sus vigilias y de suesfuerzos. -M. GÓMEZ AROSTEGUI. EQUIPO LEVANTINO Puerto de Sagunto 9. El próximo día 12 saldrán con destino a Madrid, a fin de tomar parte en los Campeonatos Nació- nales Juveniles de Atletismo, que se celebrarán los días 13 y 14 del corriente, los 25 componentes, del equipo representativo de la Federación Levantina de dicha modalidad, deportiva, cinco de los cuales son porteños. Se trata de José Arnáu, Fernando Aldecoa, Santiago Pérez, Cristóbal López y Antonio Gómez, que han sido seleccionados por el mencionado organismo federativo por haber obtenido individualmente, además de la mayor regularidad de las dife- GALIANA, DESCALIFICADO POR LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE BOXEO CASTIGA LA ESCASA DEPORTIVIDAD DEL CAMPEÓN- EUROPEO La Federación Española de Boxeo ha hecho pública la siguiente nota; Habiendo presentado el boxeador profesional Exuperancio Galiana por escrito, con e! visto bueno de su preparador, Sr. Jules Avernin, la renuncia al Título de Campeón de Europa de los Pesos Pluma, que obtuvo el 3 de noviembre de 1955 en su combate contra Raymond Famechon. alegando no poder mantener el peso x después de las actuaciones realizadas últimamente, demostraciones todas de su escasa deportividad, esta Federación Española de Boxeo acuerda retirarle ia licencia a dicho boxeador, por un período de seis meses, al cabo de los cuales y de volver a solicitarla, habrá, de demostrar su suficiencia física frente a las pruebas que determinará un Tribunal Médico, nombrado por esta Federación Española de Boxeo. La precedente nota constituye un acierto de la Federación Española de. Boxeo ue aplaudirán todos los aficionados sensatos al duro y noble deporte del pugilismo. Más de una vez en esta sección deportiva nos habíamos visto en la ingrata precisión de oponer gravísimos reparos al sentido que del deporte y de la profesionalidad demostraban tener Galiana y su preparador, el Sr. Avernin. Rebajar el peso auténtico para acudir a la busca de un título europeo, desplazando para ello al que podía haber sido, legítimo aspirante por ser campeón nacional de los plumas, José Hernández, no podía encontrar más justificación que el triunfo sobre Famechon, primero- -demasiado fácil por lo demás- y una carrera de combate? brillantes, después. Galiana se refugió en las peleas cómodas, en ¡as exhibiciones mediocres, para sufrir espectaculares Serratas en. cnanto. afrontó verdaderas peleas con Iisjiutoes de más o menos clase. Ahora, convicto tJel fraude de haber militad. o en categoría de peso infeGaliana rior a la que le correspondía, abandona un título que sí, ciertamente, era personalmente suyo, constituía también parte cjel patrimonio dei boxeo español, al que en todo momento representaba. Corregir ese concepto equivocado e inadmisible del profesional que no quiere darse cuenta de que una conducta turbia hace daño al deporte que practica y al prestigio internacional del pugilismo español, era de urgente necesidad. La Federación lo ha hecho sin paliativos y con ello ha servido al deporte que está encargada de fomentar. Probablemente, al propio Galiana si éste, tras seis meses de descanso y reflexión, se percata de que sus grandes cualidadtes de pugilista merecían mejor uso del que le aconsejó la, astuta, veteranía comercial del Sr. Avernin. V