Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES 21 DE SEPTIEMBRE DE 1956. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 43 LA CONTRATACIÓN DE FUTBOLISTAS EXTRANJEROS, AUTORIZADA POR LA DELEGACIÓN NACIONAL DE DEPORTES Cada Club podrá adquirir los servicios de dos y pagará canon según el aforo de su campo DURANTE EL TORNEO DE LIGA ACTUAL SOLO PODRA ALINEAR UN EXTRANJERO CADA EQUIPO El delegado nacional de Deportes, señor Elola. recibió ayer en su despacho oficial al Comité Directivo de la Federación Española y a los cronistas deportivos de la Prensa y radio madrileñas para comunicarles la resolución adoptada respecto a la contratación de jugadores extranjeros. Resumió el Sr. Elola los puntos de vista que, en su concepto, aconsejaban reformar las anteriores disposiciones, y finalmente facilitó la nota que a continuación reproducimos: La Federación Española de Fútbol se dirigió a esta Delegación Nacional con fecha 6 del corriente, señalando la convenieileia de derogar o modificar el acuerdo de la Delegación Nacional de Deportes de 22 de agosto de 1953, que impuso Id prohibición de contratar jugadores extranjeros. En atención a las nueías circunstancias y. demás razonamientos que la Federación señalaba en su escrito, se estimó oportuno solicitar un informe documentado sobre el tema que recogiera la opinión de las Federaciones Regionales y juntas directivas de los clubs de primera división, indicando la oportunidad o no de abordar esta cuestión. Cumplimentada la orden, la Real Federación informa que la- mayoría de los consultados opina que debe ser autorizada la contratación de jugadores extranjeros, propugnando la inmediata derogación del acuerdo prohibitivo. La importancia adquirida por las competiciones internacionales, interclubs, Copa Latina y, en especial, la Copa de Campeones Europeos, instituida por la U. E. F. A. órgano superior de la F. I. F, A. para Europa y el hecho de que otras naciones tengan libertad de contratación de jugadores extranjeros, evidencia y aconseja una variación de l a s disposiciones actuales para evitar situaciones de desventaja a los clubs españoles que en ellas participan, dándoles ocasión para que puedan medirse en igualdad de condiciones. Destaca también el éxito de un club español que al conseguir el triunfo en la primera edición del torneo Copa de Europa, ha prestigiado el fútbol español, proporcionándole una altura deportiva que es preciso mantener. Por otra parte, la experiencia española prohibiendo la contratación con extranjeros durante los tres últimos años, no ha producido beneficio notable para el equipo nacional Pero esta nueva visión del campo internacional del deporte, no puede privarnos de que consideremos al fútbol español en su totalidad, legislando para todos los clubs y tutelando sus legítimos intereses, colocándoles en una coyuntura de igualdad de oportunidades beneficiosas para el deporte nacional, sin distingos de ninguna clase. En tal sentido esta Delegación Nacional de Educación Física v Deportes viene obligada a establecer unas normas que respondiendo a las exigencias del momento, tanto nacionales como internacionales, señale las limitaciones necesarias en este primer paso en la alteración del régimen de contratación ds jugadores extranjeros, facultando a la Federación para que además de otorgar las autorizaciones y realizar las comprobaciones necesarias, adopte las disposiciones complementarias, y muy especialmente la reforma de los artículos 31 y 32 del Reglamento de Contratación de Jugadores y entrenadores extranjeros. Se establece un trato de preferencia con los jugadores de origen iberoamericano o filipino, que razones históricas imponen y que para más altos fines recoge la ley de 15 de julio de 1954. Asimismo se ha atendido la posibilidad de que todos los clubs españoles puedan contratar jugadores jóvenes extranjeros que acrediten espíritu deportivo, honradez profesional y calidad prometedoras, aun comprendiendo las dificultades de comprobación que ello encierra, mas abriendo así un cauce para la formación de los mismos en los clubs españoles y estableciéndose por el contrario la eixgencia de demostración de una excepcional calidad, para los que hubieran ya cumplido veinticuatro años. Este mismo deseo de impulsar la presentación de jugadores jóvenes, aconseja que se mantenga la prohibición de que los jugadores extranjeros no participen en la Copa de Su Excelencia el Generalísimo cuando además esta medida está apoyada por razones de tradición deportiva. Como novedad se establece un canon proporcionado a la potencialidad económica de los clubs medida por el aforo de sus campos, que se destinarán a estimular aquellos que más se destaquen por su aportación a las selecciones nacionales y forfacíón de jóvenes jugadores, así como al fomento de construcción y mejoras de cam- pos deportivos de clubs modestos, y muy fundamentalmente a la atención que merece el desenvolvimiento del Comité Olimpia co español en su tarea de impulsar el deporte aficionado, y de modo especial el atletismo. DOS JUGADORES POR CLUB En razón de todo lo cual se establece la siguiente reglamentación: Artículo 1. Se mantiene el principio prohibitivo de libre contratación de jugadores de fútbol extranjeros, modifeándose el acuerdo de la Delegación Nacional de Educación Física y Deportes de 22 de agosto de 1953, por lo que dicha contratación deberá regirse por las siguientes normas: Primera. -Todos los clubs españoles podrán contratar dos jugadores extranjeros como máximo. En. ste caso uno de- ellos, cuando menos, habrá de ser necesariamente de nacionalidad de país iberoamericano o de Filipinas. Segunda. -Los jugadores a quienes se refiere esta disposicón podrán intervenir exclusivamente en los torneos de Liga, partidos amistosos y competiciones con equipos extranjeros. Tercera. -La contratación de jugadores extranjeros queda sometida a la Federación Española de Fútbol, la que autorizará el contrato a la vista de cuantos extremos estime necesarios acreditar ante ella y en especial: A) Espíritu deportivo y honradez profesional. B) Calidad de jugador excepcional en (Continúa en la página siguiente, primera columna. El ATLÉTICO BILBAÍNO BATIÓ AL OPORTO EN SU PRIMER PARTIDO DE LA COPA DE EUROPA GA 1 NZA Y MAGUREGUI HICIERON LOS DOS TANTOS VALIDOS, Y JOSÉ MARÍA, EL LUSITANO En el estadio Das Antas se celebró ayer tarde el primer partido eliminatorio de la Copa de Europa, entre el Oportó, propietario del terreno, y el Atlético de Bilbao. Venció el doble campeón de España por dos goles a uno. A continuación, publicamos la crónica, especial para A B C, de Méndez Domínguez, y el relato detallado del encuentro, servido por la Agencia Menorista. Lisboa 20. (Crónica del corresponsal de la Agencia Efe, exclusiva para A B C. Se le temía al Atlético de Bilbao en Oporto, porgue- -entre otros motivos- -había vapuleado hace un año, en esta capital, a los hoy campeones portugueses por partida doble. Le marcó entonces cuatro goles contra uno, pero hizo, además, una exhibición considerada aqui- -donde equipos brasileños e ingleses de muchas campanillas hincaron la, rodilla- -como la mis perfecta de cuantas fue testigo este público en los últimos tiempos. Así, no es extraño que un técnico de la formidable experiencia y valía del brasileño Flavio Costa- -antiguo seleccionador en su país y entrenador del Vasco de Gama enfrentase el desafío de hoy con prevenciones y no se entregase a un juego alegre de ataque, como la crítica norteña. preveía. No. Ofreció de entrada un 4- 2- 4, basado en tres hombres de excelente- capacidad de maniobra y ordenación de juego: Pedroto, Monteiro da Costa y Gastao. Por esto resultó más dificil la tarea atdigna de un equipo veterano y curtido, y lética, ya que acaso plantease Daucik el partido a base de infiltraciones, entre las su máquina no se oxidó durante ninguno posibles rendijas que el Oporto ofreciese de los noventa minutos de carburación. como consecuencia de la táctica ofensiva. Actuó en bloque, y si Mauri y MagureLos muchachos bilbaínos no se desconcer- gui se iban de repente al ataque, metidos taron, sin embargo. Se traían la lección entre sus delanteros, recuperaban posibien aprendida. Evidenciaron una calma (Sigue en la. página siguiente, 2. a columna.