Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B O. M A R T E S 10 DE J U L I O DE 195 S. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 45 EN BARCELONA HA FALLECIDO LA CELEBRE BAILARINA AMALIA MOLINA ESTRENO DE SEMIRAMIS EN LOS CINES REX Y MUÑOZ SECA, Y RENUNCIACIÓN EN ACTUALIDADES Y BEATRIZ Anoche se despidió en el Infanta Isabel la compañía argentina de comedias Barcelona 9. A los setenta y cinco años de edad, ha fallecido en el Hospital de Nuestra Señora de la Esperanza la famosa bailarina Amalia Molina, víctima de. una afección cancerosa. El entierro, verificado esta tarde, constituyó una sentida manifestación de duelo. -cifra. ecir de Amalia Molina que había nacitlo en Sevilla, y nada menos que en el barrio de Triana- ¡ahí queda eso! -es decir muy poco. Y tampoco significa ninguna revelación biográfica recordar que los hermanos Alvarez Quintero se inspiraron en ella para escribir su famosa Mariquilla Terremoto Ni que dio clases con el inolvidable maestro Kealito, ni que debutó a los ocho años- -bailarina precoz que ¡cosa rara! no se malograría luego como tantas otrar- ni que su aparición en público fue precisamente en el Fríncipe Alfonso, de Madrid, el año 1898, el que define toda una generación literaria en el momento angustioso, en que España decía adiós a los últimos rastros de su Imperio colonial. Toaos esos datos y machos más pertenesen al archivo de la pequeña historia: por ejemplo, que contrajo matrim onio en 1904 con el abogado Trelles del Busto; que vivió muchos años en la madrileña calle del Barquillo en un piso lleno de recuerdos, con el piano abrigado por los colores de un gran mantón de Manila, y oué después de haber conocido los favores fie la popularidad, de la fama y del dinero, acabó trabajando en tabladillos ínfimos, hasta que de nuevo volvió- -de la mano de Juan Carcellé, por cierto- -a triunfar en las pistas y en los escenarios. Y, en fin, que, a pesar de su edad, seguía actuando, siempre que podía, en funciones ocasionales o en festivales benéficos. El año pasado a un joven periodista que le hizo una de esas clásicas interviús evocativas, le recordó Amalia esta copla: No, me quejo de mi estrella- yo no he intentado una cosa- -que no me salga con ella. ¡Admirable optimismo de una artista que se conformó siempre con su suerte, buena o mala, y que fue la encarnación de la alegría y de la gracia, sin pedir a la vida más de lo que quiso darle, lo mismo en la próspera que en la adversa fortuna, ¡que de todo hubo en su azarosa existencia! Trabajaré mientras pueda tenerme en pie sobre un escenario -solía decir también- -Y esa afirmación no fue una frase, pues la gente de esta generación, como la pasada, la pudo admirar y aplaudir sobre el tablado, lo mismo que en la época doradada de las varietés y del couplet con Adelita Luíú y Tórtola Valencia, con Olimpia D Avigny y la Goya y la Fornarina, y con tantas otras figuras que hoy son. ya, como la sevillanísima, graciosa, chispeante y arrebatadora Amalia, nombres que hieren dulcemente nuestra memoria y nos hacen entornar los ojos con melancolía. Sobre el ataúd pequeñito donde el brebe cuerpo de Amalia se fue a la tierra del camposanto, en la que brotarán de seguro las más encendidas flores andaluzas, descansan imoginariamente unos palillos que nadie se atreverá ya a hacer repiquetear. La artista supo ciar ¡i las castañuelas, a los misteriosos crótalos que figuran también en las tumbas de los Faraones, un temblor que era arrullo y susurro o redoble triunfal, o greguería jubilosa. Mudas para siempre esas castañuelas, son como osturas lágrimas que lloran el duelo por la artista muerta... Amalia Mo- EL M t V I I U S I A? M m SUIZO Valor, 4.000.000 de pesetas, marca acreditada, quines años existencia, se traspasa dos millones; también se admite capitalista un millón, con vivienda chalet. Escribid: 777- Alas- Alcalá, 32. lina, una canción sin voz, una danza Sin l asos, un tablado en sombras. ATredo MARQUERIE. AMALIA MOLINA ERA UNA INSTL TUCION EN BARCELONA Barcelona g. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal. Amalia Molina, que llenó una época de buen canto y buen baile en su patria y en el inundo entero, vio Regar a la muerte con la sonrisa en los labios y con la fe en su Señor del Gran Poder. Pero en esta última ocasión no le valieron los mengues en las supersticiosas y pintorescas tracamandangas con que jugaba siempre en sus tribulaciones. Pensó retirarse del todo creyendo sobrevivir a su enferme- dad y desapareció en pocas horas para no volver nunca. Amalia Molina era una institución en Barcelona, que fue refugio de su viejo arte durante los postreros años. Nadie llevó sus desdichas con mayor señorío y envidiable buen genio que Amalia. Pegueñilla, sonriosa, morena, negros el cabello y los ojos como las alas del cuervo, según decía el novelista de los de Carmen, la gitana, trabajaba y conmovía a los públicos que la vieron en sus años mozos y se hacía admirar y aplaudir por los que iio la conocieron con sólo la alegría de repicar los palillos. Tales maravillas hacia con ellos que más de una ves habría podido vender sus castañuelas a precios inverosímiles, si hubiese querido. Como mujer era encantadora y originalisima, y tuvo la gran virtud de no criticar jamás a ninguna de sus compañeras, f lo que contaba de sus excursiones gloriosas por Norteamérica y Sudamérica y por toda Europa merecería un libro extenso y pintorescamente importante. España, su España, era para ella lo más, y decía que el sentimiento de España es lo que la hizo triunfar lejos de ella. Sus amigos dijimos adiós a sus despojos con mucha ternura. Ya no nos quedarán de ella aquellas tarjetas postales bordadas en seda, con sus mantones de Manila, su sombrero de Córdoba y su admirable sonrisa. En Barcelona tenía muchos admiradores y a todos ha sorprendido y contristado su tránsito. Desapareció con ella un mundo genial y alegre, que no se puede dar fácilmente, y que si se diese, no podría ser superado ni siav. iera igualado jamás. -Joaquín MONTANER. ¡El más interesante melodrama de cri laen y misterio de todos los tiempos! (MAÑANA, MIÉRCOLES) II FUNCIÓN EXTRAORDINARIA EN EL INFANTA ISABEL Anoche, y con motivo de la despedida de la compañía argentina Analía GadéSerrador- Thorry, se celebró en el Infanta Isabel una función extraordinaria en la que después de representarse La voz de la tórtola admirable comedia que en la traducción de Cecilio de Valcárcel ha constituido, como nadie ignora, uno de los mayores éxitos de esta temporada, hubo un brillante fin de fiesta. Para, el trío de esos magníficos artistas, dueños de todos los secretos del oficio y con un concepto ejemplar de lo que debe ser la difícil naturalidad del arte interpretativo, se prodigaron con justicia grandes ovaciones y las más descollantes figuras del teatro, cine y radio actuaron en su honor y oyeron muchos aplausos. -A. M. Rex y Muñoz Seca: Semíramis ESPLENDIDOS EXTERIORES, 5 hermosas, amplias habitaciones, maravillosas terrazas, vistas incomparables, gas, baño, lavadero, termo a presión, armarios empotrados, sólida construcción, exentos contribución 225.000 desembolso, 100.000 resto amplias facilidades. Tómense, señoras, la molestia de visitarlos y nos lo agradecerán mucho. CALLE SANTA ÚRSULA, 17 (Junto Puerta del Ángel) varios tranvías, pronto metro. ¡Compruébenlo! EXCLUSIVAS RAMIRO. Plaza Cortes, 4. Primero. Tardes. Madrid. Título original: La cortigiana di Babilonia Producción, en Ferraniacolor y para pantalla panorámica: Pantheon- Film Escenificación de Concini, Manione y C. L. Bragaglia, que ha realizado la película. Intérpretes principales: Rhonda Fleming. Ricardo Montalbán, Támara Lees, Roldano Lupi, etc. Semíramis, esclava y reina ¡todo eso! estrenada en los cines Rex y Muñoz Seca, es una película de aventuras de