Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. D O M I N G O 6 DE MAYO DE 1956. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 72 teca podrán leer e investigar cuantos ansien profundizar en la personalidad de aquella gran escritora; toda la casa será un templo vivo y ejemplar consagrado a su memoria... Y ello gracias a la feliz iniciativa de la Real Academia Gallega y a la admirable generosidad de la marquesa de Cavalcanti y de la condesa de Torre de Cela, con quienes La Coruña, Galicia y España han contraído una deuda de inextinguible gratitud. -José Luis BUGALLAL, de la Real Academia Gallega. La Comisión que en representación de la Real Academia Gallega firmó la escritura de aceptación de la finca número n de la calle Tabernas, estaba compuesta por don Ángel del Castillo, D. Sebastián MartínezRisco y Marías y D. Julio Rodríguez Yordi. Estuvieron presentes en el acto los académicos D. Julio Dávila Díaz, y los correspondientes, con residencia en Madrid, don Manuel Fraga Tribarne, D. Manuel Castro Gil, D. Javier Sánchez Cantón, D. Avelino Gómez Ledo, D. Manuel Fraga de Lis, don Carlos Martínez Barbeito, D. José Caamaño Bournacell, D. Ramón Fernández Pousa, D. José Ramón Fernández- Oxea, D. Juan Manuel López Azcona, D. Nicolás Arias Andréu, D. Dalrniro de la Válgoma, D. José López Sánchez, D. Luis Mosquera Gómez, D. Julio Prieto Nespercira, D. Arturo García Cafraffa y D. Benjamín Fernández Medina, embajador del Uruguay. LA CASA DONDE VIVIÓ DOÑA EMILIA PARDO RAZAN sí lo han acordado los herederos de la ilustre escritora, los cuales la ceden a la Real Academia Gallega En la caile de Tabernas, una de las más características rúas del barrio que l o s coruñeses denominamos Ciudad Vieja -más concretamente: la ciudad se alza una antigua y noble mansión, sobre cuya fachada campea una lápida de mármol y bronce en la que, junto al escudo de armas de la capital de Galicia, se lee lo siguiente: A Emilia Pardo Bazán, el Ayuntamiento de La Coruña. 1923. No se trata de la casa natal de la extraordinaria escritora, como muchos han creído, pero sí de la que fue su hogar durante los años de su infancia y su juventud. Doña Emilia había nacido en una vivienda hace muchos años desaparecida: la que se alzaba en el solar que hoy ocupa la casa número 3 de la calle del Riego de Agua. Mas, apenas transcurrido un año de su nacimiento- -acaecido el 16 de septiembre de 1851- sus padres, D. José Pardo Bazán y Mosquera y doña Amalia Rúa y Somoza, abandonaron para siempre su primer hogar y se trasladaron a vivir en la antigua granja que los Pardo Bazán poseían en Meirás. Al mismo tiempo, don José había adquirido para su residencia definitiva la casa número 11 de la calle de Tabernas, y como este inmueble requiriese importantes reparaciones, el aristocrático matrimonio y su hija residieron durante breves años en el palacio que los condes de Priegue poseían en la plazuela de los Angeles, número 2, sin dejar por ello de pasar los veranos en Meirás. En la casa número 11 de la calle de Tabernas se deslizaron, por consiguiente, la infancia y la juventud de doña Emilia. En ella, los. inviernos; en Meirás, los estíos, la niña escribió aquellas balbucientes estrofas que, en forma de octavillas, revolotearon sobre las calles coruñesas a la entrada de las tropas que regresaban victoriosas de África. En ella, también, compuso los poemas que luego agrupó en un libro intitulado Jaime (el nombre de su primogénito) la primera de sus obras publicadas. Allí se formó su poderosa inteligencia y se inició su vocación literaria, clarividentemente fomentada por su padre. Allí leyó el Quijote cuando aún no tenía uso de razón. Allí aprendió el idioma que habría de servirle para captar el naturalismo de la generación de los Goncourt. los Sola, los Balzac... Allí- -casada ya con don José Quiroga- -escribió s u s primeras novelas: Pascual López Un viaje de novios La tribuna La piedra angular Allí compuso la oda que en los Juegos Florales de 1876. en Orense, le valió la Rosa de oro Allí nacieron sus tres hijos. Allí- -en aquella mansión convertida en Ateneo- -creó y presidió la Sociedad Folklórica y fundó y dirigió la Revista de Galicia publicación interesantísima en la que colaboraron las más altas plumas españolas de la época. Allí organizaron doña Emilia y su esposo brillantes fiestas sociales, como aquella de 1883 con que honraron al poeta Zorrilla... Esta histórica mansión, hoy propiedad de la marquesa de Cavalcanti y de la condesa de Torre de Cela, hija e hija política, respectivamente, de los anteriores condes de Pardo Bazán, bien merecía los honores de transformarse, más adelante, en Museo de recuerdos de la eximia mujer que la enalteció. Así lo pensó la Real Academia Gallega- -que doña Emilia presidió honoríficamente desde que la Corporación fue fundada- -y así lo han acordado doña Blanca Quiroga y Pardo Bazán y doña Manuela Esteban- Collantes, dos nobles y generosas damas que de hoy en adelante merecerán la perenne gratitud de Galicia y la admiración de la España literaria. Una comisión de la Real Academia Gallega, reunida en Madrid con la marquesa de Cavalcanti y la condesa de Torre de Cela, acaba de suscribir un documento público en virtud del cual la casa número 11 de la calle de Tabernas pasará a ser- -en un futuro que depende de la voluntad de Dios- -propiedad de la Real Academia Gallega para instalación en ella del Musso Emilia Pardo Bazán, el cual será regido por un Patronato compuesto de académicos, autoridades y otras personalidades coruñesas. ¿Qué mejor y más alto destino que éste para la casa que fue hogar y estudio de una de las más excepcionales mujeres españolas de todos los tiempos? Convertida en Museo la solariega mansión coruñesa, se agruparán en ella cuantos recuerdos se conservan hoy de la egregia novelista y polígrafa; el despacho en que doña Emilia escribió sus primeras obras recobrará su aspecto de entonces: en su biblio- El cuerpo humano se deshace de! exceso de ácidos y desperdicios venenosos de la sangre, por medió de los nueve millones de diminutos tubos o filtros de los ríñones. Si estos venenos dé los ríñones o la vejiga le obíiean a levantarse por la noche, produciéndole nerviosidad, dolores en las Piernas aspecto cansado; lumbago, dolores en as articulaciones, -mole- sUas- y ardor en la vias urinarias, debido a la necesidad de un estimulante diurético, pruebe Cystex. Elimine el ácido úrico y los venenos rena es con el nuevo medicamento lfomado Cystex, que es. un diurético estimulante de los riñóne 3 y paliativode la irritación func a n a r d! la vejiga y vías urinarias en estado de acidez. Cystex sausíaceraa usted completamente y sera la medicina le usted necesita. Pida- Cystex hoy mismo en su farmacia habitual. C. S 14.O BB LA 6 ASCA, 120 siete habitaciones amplias y confortables, superficie 175 m 2, todo parquet primera, dos fachadas saliente- poniente, ascensor y montacargas de subida y bajada, exento 90 por 100 contribución y derechos reales; precio, 400.000 más hipoteca al 4,5 por 100 treinta años. Proyectista instalaciones mecánicas, y otro especializado maquinaria y motores en general, precisa importante Empresa Constructora. Residencia en Madrid. Mínimo, cinco años de experiencia. Escribid datos personales y Curriculum Vitae. Reserva absoluta, al número 706. ALAS. Alcalá, 32. (2.997 INGENIEROS amplísima NAVE 1.290 m 2, diáfana, situada entre estaciones Mediodía y Delicias, tres puertas, con entrada Gta. Luca de Tena, 2, y Batalla Brúñete, 36 y 38. Se vende, Verla de 5 a 7 tante.