Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, JUEVES 9 DE FEBRERO PESETA DE 1956. EJEMPLAR UNA PATÉTICO RESCATE DEL JUNKER Y DE SUS SIETE TRIPULANTES MUERTOS Se efectuó en adversas y penosas circunstancias, entre el puerto de Somosierra y la sierra de Ayllón LOS CADÁVERES NO ESTABAN CARBONIZADOS, Y SU IDENTIFICACIÓN NO FUE, POR LO TANTO, DIFÍCIL Crónicas telefónicas de nuestro redactor y enviado especial, Sr. MenéndezChacón Riaza 8. (Tres tarde. (De nuestro cu- ¡tor ü. Valentín Gil, medico de Riaza; este cronista; su acompañarte gráfico, Sauz fiado especial. Imposible transmitir en csia Bermejo, v dos conocedores del terreno priiiera comunicación telefónica con los- -Isaías Alcol y Domingo Xiño- que nos lectores a través del periódico otra cosa que sirven de guías. tinos notas deshilvanadas cogidas al vuelo ¿obre la marcha durante una penosa maOtros grupos nos lian precedido durante drugada y una mañana no menos triste y la noche, y el camino lictsta el lugar del supenosa. ceso está jalonado por parejas de hombres, que esperan, algunas de ellas con hogueras Habíamos salido de la capital, entrada ya encendidas, para indicar el camino a los que la madrugada, mientras las noticias relativas al hallazgo de los restos del avión mi- seguimos y ofrecer pequeños oasis caloríficos a los ateridos caminantes. litar desaparecido el pasado miércoles, h. acc Desde Riofrío, por la carretera Riazahoy justamente una semana, confirmadas y Tamagón, de la que ha sido construida la ordenadas en la Redacción del periódico, infraestructura, podemos marchar en coche pasaban a las máquinas para ser finalmente a lo largo de un par de kilómetros, y apuestereotipadas en las páginas de A B C. radas ¡as posibilidades de locomoción autoNuestro punto de destino- -provisional- -móvil, es preciso echarse al monte y subir, era Riaza, adonde llegamos alrededor de las subir si; i cesar durante tres largas horas. cinco de la matlana. Este pueblo fue nuestra Xosoiros, los dos periodistas, sufrimos cu ka- sc de operaciones por muy brete lapso. los pies el frío contacto de la nieve, que Conversamos aquí con el teniente coronel penetra cu nuestros zapatos urbanos y se de la Guardia Civil, jefe de la 102 Comandancia, de Segovia, D. José Ruis Palomo, resiste a ¡a licuación. Después de una penosísima marcha, casi y con el capitán del mismo Cuerpo, jefe de toda ella catre niebla, alcanzamos unos tra la compañía de Scpúlveda, D. Apolonio tuos de pista totalmente impracticables, Medina, quienes nos informan de cuanto en los que el hielo, cristalizado, envuelve hasta ese momento se sabe, y antes del a los riscos, por lo que es preciso gatear, amanecer nos trasladamos desde aquí a con riesgo de romperse la crisma a cada Riofrio de Riaza, pucblccito pequeño, hupaso. Ambos informadores somos xa vemildemente empinado sobre las primeras teranos cu esta clase de tristes episodios. estribaciones de la Sierra. A o hace aun dos meses nos encontrábamos Desde Buitrago, donde le dimos alcance con la penosa misión de informar- -uno, de por avería de ano de los vehículos que forpalabra: el otro, gráficamente- -a los lecmaban su caravana, venía detras de nosotros tores de A B C sobre el accidente ocurrido el teniente coronel Ascnsi, segundo jefe de en Rascafria. Lo de ahora ha tenido para los la Base Aérea de Gctafe, con ambulancias grupos empeñados en el rescate de los cadáy un camión en el que se transportaba perveres- -sería obvio hablar de intentos de sonal para arreglar los caminos, pues se sabía de antemano que el acceso al lugar en que se encontraba el Jitiiker no sería nada fácil. ABC ANIO CUADRAGÉ- s 1 MO 56 N OVE N O i N UM E R O 5. 5 76 PAGINAS EN ESTE NUMERO El presidente dominicano y el generalísimo Tnijillo recibieron en el aeropuerto a la misión española que preside el ministro secretario general del Movimiento, D. Raimundo Fernández- Cuesta (Pág. 26. El Sr. Trías de Bes, representante del coprincipe de Andorra, obispo de Seo de Urge! ha sido recibido por el presidente de la República francesa, el cual se ha mostrado bien dispuesto para resolver los problemas que afectan al Valle (Pág. 29. Cerca de 200.000 personas recibieron y aclamaron ayer a Mohamed V con motivo de su visita a Casablanca. Las negociaciones franco- marroquíes serán inauguradas por el Sultán y el presidente de la República el jueves, día 16 (Pág. 31. La industria norteamericana busca ingenieros de todas las especialidades. En cambio, empiezan a sobrar obreros, y sobrarán más a medida que progrese la técnica industrial (Pág. 33. salvamento- -la ventaja de que el terreno, completamente helado, estaba más firme (salvo en aqucHos pasos a que anics me refería) pero el frío ha sido cruel y la niebla ¡ni obstaculizado la marcha, como en anteriores ocasiones. ANTE LOS RESTOS DEL JUNKER A las diez y media de la mañana nos descolgábanos por ¡os peñascos de una agreste garganta para alcanzar minutos después, tras otra accidentada, aunque breve ascensión, el lugar del accidente. El Junker se encuentra en una abrupta ladera, al pie de una enorme pared rocosa cortada en vertical, contra la cual debió estrellarse completamente de frente, a juzgar por la forma en que se hallan diseminados los restos del aparato, materialmente deshecho ei: todas sus partes, con excepción de la- extrema posterior, donde en el timón de la dirección se leía la matrícula del aparato: T. 2 S- J 15: entre los restos, los cadáveres de los siete tripulantes, cuyo estado dispensamos al lector de describir. El lugar en que ocurrió la catástrofe es la Majada del Chacho detrás del puerto de la Quesera y al Sur de la peña de la Silla, entre el puerto de Somosierra y la sierra de Ayllón. y en el término municipal de Peñalba de la Sierra, cerca de Riofrío. Fuerzas de la Guardia Civil y vecinos de los pueblos de Gálvez, Cantalojas, Colmenar de la Sierra, Penalba de la Sierra, Riaza y Riofrío, aguardaban la llegada de las autoridades. Algunas de las personas que allí se encuentran llevan en aquellos parajes más de doce horas. PENOSA MARCHA ENTRE LA NIEBLA Y LA NIEVE En Riofrío estaban D. Miguel Moscarda, gobernador civil de Guadalajara, provincia a la que pertenece el paraje en que ocurrió la catástrofe, y el de Segovia, don Pascual Clarín Pérez; los coroneles de la Guardia Civil D. Enrique Martín Rodríguez y D. Arturo Puga Koguerol y los tenientes coroneles D. José Ruis Palomo y D. Pedro Fernández Arias. En compañía de estas autoridades esperamos la amanecida, y apenas se insinuaba el día, partimos en avanzadilla una patrulla, compuesta por el doc- ERA MUY DIFÍCIL DAR CON EL AVIÓN Ul rttS i l Puerta Cíliatt Cuando iniciamos el regreso, nos encontramos cerca del triste lugar al capitán Vela, del Ala 35 de Transportes, a la que pertene-