Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 21 DE E N E R O DE 195 S. EDICIÓN DE LA MAÑANA. r G. 41 EN EL ESPAÑOL SE ESTRENO PROCESO DE JESÚS DE FABBR) EN VERSIÓN DE GIULIANA AR 1O LJ Y en el Reina Victoria, Tenemos petróleo de Fernández de Sevilla y Tejedor ACTUACIÓN DE HORKNSTEIN Y WEISSENBERG, C O N LA ORQUESTA NACIONAL La película La chica del barrio en el cine Rex Anoche se estrenó en el Español Proceso de Jesús de Diego Fabbri, en una i n t e 1 i g e nte, justa y clara adaptación de Giuliana Aríoli, digna de la máxima alabanza. Salvo el detalle material de un aspirador, que con su ruido molestaba a Jos espectadores de las localidades altas, detalle a j e n o por completo a la esencia de la representación, el estreno constituyó un éxito rotundo y resonante. Por dos veces interrumpió el público la acción de la obra con larguísimas ovaciones, y al fin de cada parte los aplausos sonar o n encendidos e insistentes, y el dir e c t o r saludó en unión de la adaptadora y de los intérpretes. Tamayo, con un sobrio y expresivo decorado de Mampaso, ha sabido llevar y conducir la acción de la obra y el tono y matiz de los diálogos de una manera impecable y admirable. Su tarea Manuel Dicenta, Blanca de Silos, Milagros Leal, María Dolores ha sido dificilísima, Pradera y Asunción Balaguer, principales figuras de Proceso porque Proceso de de Jesús estrenada en el Español. Jesús t i e n e una doble acción o, mgjor dicho, una doble ficción que se man- Tejada, Alfonso Goda, Andrés Mejuto, tiene entre sus personajes principales y Félix Navarro, Hugo Pimentel se hicieron está construida con arreglo a una técnica acreedores a especial mención por su magpirandelliana que exige y reclama para su nífico entendimiento de los personajes a desenvolvimiento no sólo el uso del tablaellos encomendados. do, sino también de la sala, porque mumuy nos chos de los act res actúan y hablan mez- es Aunque el reparto a estodos largo ysería imposible citar como clados con el público. nuestro deseo, queremos consignar con La frontera, el hinterland que suele alegría que esta obra sirvió también para separar el tablado del patio de butacas se revelar a jóvenes valores escénicos que rompe en esta obra, que, como decimos irrumpen con el mejor pie en el tablado anteriormente, por su doble ficción exige y que con tópico napoleónico diremos que un doble acento: el dramático unas- veces llevan bastones de mariscal en las moy el oratorio o tribunicio otras. Y a los chilas: así Eduardo Jalón, Javier Escrivá, dos atendió Tamayo y cuidó con exquisita Ricardo Turia, Santiago, Bares, Antonio percepción de su función directiva, efi- de Vicente, José Rubio, Julio Núñez... cazmente secundado por Roberto Carpió ¡Atención a estos nombres! y José Osuna. La reseña ha resultado tal vez extensa, Sobre el esfuerzo realizado por los co- pero pueden creer los lectores que era mediantes, que actuaron sin apuntador, y necesario hacerla así porque la tarea essobre el mérito de su trabajo habría mu- cénica realizada y conseguida lo- merecía cho que escribir. María Dolores Pradera con cíeces. fue un ejemplo de emoción sencilla y natural, de verismo y de vida, de gesto y de Para nosotros la clave de la obra de expresión humanísimos; Blanca de Silos- -un poco baja de voz en algún instante- -Fabbri está en una frase del telegrama del autor que ayer publicó A B C Este prodio en los momentos dramáticos con el trémolo vibrante; Milagros Leal compuso ceso tiene por fin hacernos reflexionar una Rebeca impresionante; María Asunsobre nosotros mismos. Con ser imporción Balaguer, Ana María Noé, Társila tante la construcción escénica, deliberadaCriado hicieron honor a su fama. mente ceñida y sobria, y la acción interManuel Dicenta creó un David en el na que sirve de contrapunto al juego de que puso toda su maestría escénica, y José teatro en el te? tro io qus más nos suCodoñer, José María Seoane, Carlos M. de gestiona y avasalla de Proceso de Jesús es su hondura metafísica y religiosa, sil valor conceptual. El padre Avelino Esteban, en una agudísima nota incluida en el programa, dice que el drama de Fabbri es uno de. los más valientes y punzantes de la escena contemporánea Y justamente ahí en esa característica de claro y gallardo alegato evangélico, y en lo que tiene de aguijón y acicate para las conciencias perezosas o soñolientas, radica la hondura y la hermosura de esta obra de teatro que en una dimensión contemporánea se emparenta con la gran preocupación teológica y católica de nuestros Autos y de nuestros Misterios Lo que en el Siglo de Oro fue arma de lucha contra la Reforma y la Herejía hoy se convierte en instrumento de batalla polémica contra el escepticismo y la indiferencia, contra la pasividad y la letra muerta. Lo que Fabbri y otros autores católicos buscan en el teatro es encontrar en él un instrumento eficaz al servicio de la más noble causa: la de hacernos pensar, meditar, sentir acerca de los problemas que más pueden importarnos. La separación de lo jurídico y de lo teológico en la condena de Jesús está planteada en el drama con los más afilados y acusados caracteres. Volvemos a vivir la Tragedia del Gólgoía en su intimidad recóndita, pero al mismo tiempo en las voces que surgen a lo largo de la acción, en el escenario y en la sala, en los gritos de angustia dolorosa y de fe ardiente y anhelante que brotan como llamas de una hoguera inextinguible está sintetizada también el fondo inabdicable de la condición humana que quiere creer, que necesita creer, porque sin esa comunión, sin esa lazo que hasta etimológicamente significa la Religión, la vida carece de Verdad, y de bien y de belleza, y de esperanza y de consuelo... Y iay de aquellos a quienes no inquieten ni importen los problemas y las ideas de Proceso de Jesús Más que espectadores serán cadáveres vivientes. Alfredo MARQUERIE. TENEMOS PETRÓLEO EN EL REINA VICTORIA Guadalupe Muñoz Sampedro, es una actriz que nunca defrauda al auditorio. Todo en ella es pura comicidad. Sus gestos, el tono de su voz, sus ademanes producen la constante hilaridad. Por esto, siempre esperamos con cierta intensión los estrenos de esta actriz. Tenemos petróleo es el título de la comedieta original de Fernández de Sevilla y Luis Tejedor, que anoche fue estrenada en el Reina Victoria. El hallazgo de petróleo, del oro negro siempre es cosa afortunada, y petróleo cómico y del bueno es la obra cuyo estreno reseñados. En el diálogo se s u c e d e n los chistes de buena lsy, las situaciones regoci- jantes, y el argumento, lleno de cambios, de accidentes, de muda n z a s inesperadas, mantiene en el auditorio un clima de risa y alegría constantes. Greo que esto ha sido el particular inten (Suadalupe Muñoz to de los autores, y a Sampedro y Ra- mi juicio, plenamente fael L. Somoza logrado. Comedia cómica, teatro divertido, nada de adormideras para el público. Con Guadalupe Muñoz Sampetíro y Rafael Somoza- -que una vez más hizo gala de sus considerables dotes de buen actor- compartieron el buen éxito que olatuvo la obra, artistas tan estimables como Pepe Balaguer, Fuensanta Lorente, Mata Martelo, África Picot y el resto del re- parto. El público rió constantemente durante la representación, aplaudió chistes y escenas en el acto tercero y, al final de los tres actos, el telón se alzó reiteradamente,