Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
dísüno para el corte. Hacerlo de otra manera sería exponerlo a una irreparable destrucción. En la calle de Bravo Murillo, un joyero que se encontraba en su taller recibió hace algún tiempo a un. señor belga que deseaba cambiar de armadura al brillante que acababa de comprar. Quería traspasarlo de una Sortija a un prendedor de corbata. El joyero fue desprendiendo con sumo cuidado la joya en la que se hallaba incrustrado él brillante. Al liberarlo por completo, lo frotó un poco sobre la corbata. ¡Y el brillante se deshizo como un terrón de azúcar! ¿Por qué? Porque había sido mal cortado. EL ÓPALO, PIEDRA MALDITA Alrededor del ópalo circula una leyenda fatal. Da mala suerte. Sobre todo si la piedra no ha costado dinero. Hay tres países donde las damas huyen de los ópalos como de una epidemia: España, Francia e Inglaterra. Si media dinero para adquirirlos, los ópalos, a veces, atraen la fortuna. Resulta un juego peligroso y a todas luces cargado de superstición. Pero muchas mujeres creen ciegamente en él. En un taller de lapidario de la plaza de Santo Domingo entró una vez una señorita inglesa. -Vengo a venderle este ópalo- -suplicó al lapidario No se lo regalo porque no quiero morir. Y le contó la historia de la piedra. Un hombre se la había regalado a una mujer. El hombre murió. Aquella mujer se la regaló a un médico. Y la mujer murió. El médico se la regaló a esta señorita inglesa, que solicitaba aunque sólo fueran unos céntimos por el ópalo. El lapidario le dio efectivamente unos céntimos y se quedó con él. Dice que es la mejor compra que ha hecho en su vida. LAS PIEDRAS FALSAS Cuarenta años atrás, los alemanes conseguían ya imitaciones casi perfectas. Después llegó el reconstituido científico que. a base de química, presentaba en los escaparates piedras desconcertantes. El comprador corriente no las sabría en absoluto diferenciar. Igual que pasa con las perlas suele pasar con las calcedonias, las cornalinas, las turquesas y las sardónicas cuando sa las quiere distinguir de las imitaciones. Ss meten en la boca. Las piedras falsas no están nunca frías. Mejor dicho, 110 tienen el frió particularísimo d e las verdaderas. Las auténticas despiden un frío agradable un frío extraño, un. frío precioso Los meses del año cuentan con u n a antigua y curiosa significación desde el punto de vista de las piedras. En enero se llevan las calcedonias, que significan la constancia. En f e b r e r o las a m a z o t i t a s que p r o n o s t i c a n un amor sentíment a 1. En marzo se llevan las péridot, que S 3 refieren a la prudsncia en las empresas. Y en mayo las e meraldas, que auguran matrimonios dichosos... TODA UNA CIUDAD SE DEDICA A LA BISUTERÍA La chispeante y alegre bisutería goza en la actualidad de un momento próspero en todo el mundo. Hasta podría asegurarles a ustedes que la mayor parte de las veces la gente lleva encima objetos de bisutería. No es cosa de salir a la calle todos los días con una joya que puede valer una fortuna. ¿La solución? Encargar una imitación de bisutería y poder exhibirla sin que se note la diferencia ornamental. Tambiéh los modistos de París se han transformado en modistos bisuteros. Presentan sus modelos con la bisutería adecuada y después lo venden todo junto. Toda una ciudad germana, la ciudad de Fhorzheim, de 60.000 habitantes, sé dedica a la bisutería. Las imitaciones que salen de allí no pueden ser igualadas por el momento. Sin embargo; en España contamos con algo tan importante como las perlas de Mallorca, las más apreciadas de la tierra. En París, en Londres, en Washington, se ven con frecuencia escaparates enteros que se anuncian con este rótulo: Perlas de Mallorca Se trata de un combinado químico en el que juegan especial papel las escamas de diferentes pescados. Pero mas que ninguna, las escamas de la sardina. Han de ser recién pescadas, porque a las pocas horas la escama ya no sirve. Y tampoco sirve toda clase de escamas. Se escoge la pequeñita, la suave. Para ello la sardina se pesca con una red en forma de cesta, que lleva debajo otra pequeña red mucho mas tupida que la primera. Al caer, la sardina empieza a saltar, a rebullir. Y las escamas que suelta quedan apresadas en la segunda red. Estas son las que valen. EL IMÁN MISTERIOSO Todavía hay mujeres que van buscando, al precio que sea, la célebre piedra imán, la piedra bruja. Quien logre mantenerla en secreto en sü poder jamás sufrirá un descalabro amoroso, aumentará la fortuna y conservará la juventud. La piedra imán atrae a los hombres, la salud y el dinero. Pero hay que bautizarla y rociarla con agua bendita. Antes de la guerra se vendían en gran cantidad en la calle de Jardines al precio de 25 duros. La piedra imán- -un trocito de imán puro- -tiene que ir metida entre algunas raspas de oro, plata y coral, así como entre dos o tres gramos de trigo. Es la piedra Indicada para las mujeres celosas. Naturalmente, de esto ya no se vende en Madrid. O. P. Bisutería barata. Ningún objeto cuesta más de 200 pesetas. (Fotos San Antonio.