Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BRILLANTES, ESMERALDAS, AMATISTAS, ZAFIROS... El mundo brujo de las joyas: el Estrella del E s t e 50 millones de pesetas La piedra de moda: el topacio; la piedra maldita: el ópalo; magia negra: la piedra imán ¡gueroa Bisutería cafa. La putaera valt má 8.000 pesetas. -La han engañado a usted- -sonrió el joyero- son falsas. Parece mentira que este suceso haya ocurrido en nuestros días. Pero es verdad. Todavía la gente no ha perdido su ingenuidad y, lo que es peor, todavía no ha perdido su ignorancia. Por muy perfectas que sean, las perlas imitadas se distinguen inmediatamente. ¿Sabe usted, señora, cuál es la piedra de moda? Es el topacio, ese resplandor amarillo que ilumina las manos de los obispos y los cardenales. ¿Sabe usted cuál es la piedra que corresponde al mes de noviembre? Es el ópalo, que significa esperanza en el porvenir. El ópalo, sin embargo, está considerado en España como una piedra de mal agüero. Atrae la desgracia si no ha costado dinero conseguirlo. EL ESTRELLA DEL ESTE SO KOLLO NES DE PESETAS Las joyas merecen el respeto de quiénes las rodean. Cuando alguien, sin autorización previa, se inclina demasiado para contemplarlas comete una grave falta de educación. Recuerden el caso de Faruk, aquella noche, pocos meses antes de su caída, en el famoso restaurante Reserve Se París. Se había citado l alli con el Napoleón de los diamantes, el pequeño Winston, un neoyorquino regordete y nervioso, faruk iba a comprarle el Estrella del Este un brillante de ensueño. Valía 50 millones de pesetas. Cuando Winston puso sobre la mesa aquel objeto luminoso que parecía que estaba quemándose sin humo y s n llama, los circunstantes guardaron un- silencio profundo. A nadie se le ocurrió acercarse, cambiar deTMpostur alargar un brazo. Estuvieron mirándolo varios minutos con la respiración contenida. Winston, solemnemente, dijo: -Su Majestad puede cogerlo. Y entonces lo acariciaron los comensales. Aquella gente sabía portarse bien con los brillantes. Por cierto que Faruk no lp pagó. Dio como anticipo 150.000 dólares. Y al regresar a Egipto fue destronado. Asegura que el Estrella del Este se quedó allí. El brillante exige un trabajo esmera- Collar de oro y platino oon brillantes. El dueño del establecimiento, puesto en L domingo pasado le robaron un collar de perlas a una señora que ola antecedentes por algunos agentes secremisa de once en cierta iglesia muy tos, conoció en seguida el collar que se deconcurrida del centro de Madrid. Fue una rramaba en reflejos ante sus ojos. operación rapidísima y digna de un con- -Un momento, caballero. sumado profesional. Pero la impaciencia Y llamó a la Comisaria. Cuando los del ladrón lo puso en manos de la Policía agentes se llevaban al maleante, el joyero, tres días después. No pudo guardar por al que le habían facilitado la dirección de más tiempo el tesoro que tan fácilmente la dueña del collar, rogó a ésta que se prese le había metido en el bolsillo y se pre- sentara con toda urgencia en la tienda de sentó en una tienda de compraventa: compraventa. Señora- -la saludó- ¿cuánto le han- -Tengo que abandonarlo- -exclamó con un gesto melancólico, mientras arrojaba cobrado por estas perlas? -Sesenta mil pesetas- -contestó la dama. la joya sobre el mostrador. E