Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIEKNES 23 DE DICIEMBRE DE 1 S 55. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 44 NUEVO RÉGI ARRENDATICIO Con la votación, unánime de las Cortes, queda convertido en ley el dicíam n de la Comisión de Justicia acerca de la reforma de la de Arrendamientos Urbanos. El ministro de Justicia, D. Antonio Iturmendi, explicó con claridad a los procuradores las características de la nueva ley que tanto interés ha despertado en la opinión pública y en la que se mantienen las directrices fundamentales del régimen arrendaticio urbano. En su discurso puso de relieve los puntos más destacados del complejo texto legal y analizó el por qué de la faita de decisión del capital privado en orden a la inversión en fincas urbanas y reputó como más esencial la reforma de la renta. Las afirmaciones más importantes del Sr. Iturmendi en relación con esta importantísima ley quedan patentizadas al proclamar la gran verdad- -en la que iodos coincidimos- -de que los españoles tienen derecho a dispoper de vivienda sana y- confortable, y que no siendo bastante lo realizado hasta ahora, ha de redoblarse el esfuerzo para responder a un llamamiento general en ese sentido. Esta ley de Arrendamientos refleja, pues, la preocupación del Gobierno de salvaguardar, ds un lado, los postulados sociales, y ds otro, de normalizar, en lo posible, la situación de la propiedad urbana, dotando de una mayor elasticidad a la relación arrendaticiá. Era arduo el empeño do modificar lo legislado y en vigencia, pero el Sr. Iíurméndi, con un buen sentido jurídico, ha dado cima a una obra que inició hace muchos meses y qus estaba llena de escolios y dificultades. Exponemos a continuación aspectos diversos de la ley que quedaron iniciados en la glosa anterior. En una de las bases- -la cuarta- -queda especificado que el derecho de cesión de vivienda sin consentimiento, se limita al cónyuge, a los ascendientes, descendientes e hijos adoptados antes de los dieciocho años, convivientes con el cedente dos años, y hermanos legítimos o naturales, con cinco años de convivencia, y se amplía de seis meses a dos años el plazo de caducidad del ejercicio de acción contra él cedente, sin que, a primera vista se explique el exagerado alcance que se da al ejercicio de acción por el cesionario que ni aun la aplicación de preceptos tan esenciales como los artículos 362 de la ley procesal civil y 114 de la criminal puede llegar a suspender. La modificación que suprime la obligación del propietario adquirente por tanteo o refracto de continuar en la industria o comercio del local, presagia una tendencia futura de rescate de locales de negocio por parte del propietario, el cual, libre de aquella traba, podrá obtener grandes beneficios con cada cambio de arrendatario. Desaparece el derecho de retracto del inquilino de vivienda qus, pudiendo haberlo hecho, no ha ejercitado el de tanteo. Importante modificación, cuyo anuncio habrá suscitado recientemente gran abundancia de ofertas de venta a los inquilínos, sin duda con la idea dé eliminar para, lo sucesivo a todos los que no acudieran inmediatamente a la compra. Pero la ley sale al paso de la maniobra al emparejar la modificación con 3 a del plazo de tanteo, cue se eleva de treinta a sesenta días. Perturba también los propósitos del prop: eí: a. rio (que sólo con amenaza puede notificar ia venta) la modifi- cación que se introduce de que los efectos de la notificación caducan a los ciento ochenta días de la misma sin que pueda repetirse hasta dos años después. Y limita también sus posibilidades la modificación que se introduce dé que no puede venderse por pisos una casa hasta cuatro años después de su adquisición por actos intervivos. Favorece, en cambio, al propietario la modificación de que ¡a capitalización para la venta se haga tomando por base, no la renta pactada, como antes, sino la que efectivamente pague el inquilino en el momento de ia transmisión, Por la base séptima son excluidos los parientes consanguíneos afines (hasta el tercer grado, del inquilino que fallece) del derecho a sucederle en el uso de la vivienda, que queda limitado a su cónyuge y personas sometidas a potestad, y á sus descendientes e hijos adoptados antes de los dieciocho años, ascendientes y hermanos legítimos y naturales convivientes habituales durante dos años antes del fallecimiento, sin que al subrogado sucedan ya más que su cónyuge y descendientes legítimos, naturales y adoptivos, y ello por una sola vez. Se introducen importantes modificaciones en punto a ta denegación ds la prórroga del contrato. A las causas hoy vigentes se suman la desocupación o cierre del local durante más ds seis meses sin causa justa plausible, medida que tiende a acabar con el abuso de que se carezca de alojamiento cuándo existen múltiples locales cerrados a la espera de una buena prima de traspaso; la de ocupación por el inquilino de más de una vivienda en la localidad, sin necesidad indispensable de ello, y la de haber dispuesto seis meses antes, como titular de derecho real de goce o disfrute, de vivienda desocupada análoga en características a la arrendada y apta para sus necesidades. Se asimila a funcionario público al clero secular, a los efectos del orden ds prelación para el desaloje. Se unifica a un año el plazo ds preaviso de la denegación de prórrogas, al cumplirse el cual deberán existir la necesidad, aunque no exista al requerimiento, en contra de lo que ocurre en la actualidad, que, para requerir, por necesitarse el piso para hijo que contrae matrimonio, ha de celebrarse éste antes, y se CASA PASSAPERA FUERTES establece que, al requerimiento, el inquilino ha de exponer las causas de su oposición, si se opone a desalojar, pudiendo el arrendador demandarlo a los seis meses si no lo hace. El inquilino que desaloje por derribo de la finca puede adquirir el derecho a ocupar local en La finca reedificada, con un aumento de renta equivalente al cinco por ciento anual del capital invertido por el propietario en la demolición y reedificación si bien con las reducciones que se fijan para los casos en que resulte perjudicado por ias condiciones d: -l nuevo local. Estas y otras precisiones que figuran en dicha base octava parecen anunciar que va a abordarse el problema d; 3 derribo de casas viejas y ruinosas, que tantas dificultades ofrece en los actuales momentos ds penuria de viviendas de precio moderado, pero cuya persistencia, por abandono de su solución ál tiempo, está dando lugar a espectáculos poco edificantes, amén de constituir amenazas de serios peligros. La más importante de las modificaciones se encuentra en la base novena, al estabhcer como renta legal la qus cobre e arrendador, con todos los incrementos que perciba, salvo ios que precedan de diferencia en el coste de servicios o suministros, el día que empiece a regir ia ley, y la que se estipuh libremente en el momento qu -empiece a regir el contrato que en el futuro ss celebre. Roto el dicue de contención que constituían el escrúpulo y miedo a faltar a preceptos de carácter civil y penal sentidos por muchos propietarios, apartados de ios procedimientos a qus otros recurrían (primas, simulaciones y otros medios) para forzar el rendimiento de las fincas, es de esperar una avalancha de resolución de contratos con la ya legitima aspiración da multiplicar la renta sustituyendo al inquiimo, y contra eso sólo cabe a éste ampararse contra el abuso recurriendo a la revisión de la renta pactada, ant; una Junta de revisión, sobre la que la ley descarga tan delicado problema, y que resolverá a su arbitrio sin más elemento que los imprecisos de considerar el contrato primitivo, las oscilaciones d i coste de la vida y de los sueldos y jornales, el valor en venta, características y estado de conservación de la finca, el líquido imponible, la renta de otras análogas y otros factores del mismo estilo, con lo que difícilmente se llegará a norma sin armonía. La renta l: gál de los actuales arrendamientos se eleva por derrama ds nuevos impuestos o arbitrios, obras y revisión catastral (acordada por Hacienda con audiencia del inquilino) y tanto ésta como la d- 3 nuevos contratos se incrementa en el quince por ciento oor subrogación o traspaso, en el diez por ciento por ejercicio de industria doméstica u hospedaje de dos personas, en lo que se convenga por hospedaje autorizado y en el veinte por cada uno de los subarriendos. El cese de exención tributaria motiva la elevación de renta correspondiente. Cada circo años se revisará la renta de las viviendas y locales de negocio que se hallen en período de prórroga legal, aplicando el porcentaje fijado teniendo en cuenta la variación de los índices ponderados de vida y la variación de suíldos y jornales Persiste el derecho del arrendatario a renovar el contrato en cuanto a la renta cuando ésta resulte superior a la declarada en Hacienda, pero limitando SUS beneficios tan sólo dos irnos. ASía costura Liquida todos sus modelos por fin de temporada. GENOVA, 19. TELSF. 24 13 70 BARQUILLO. 36 fEL. 31- 39- 361