Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES 23 DE DICIEMBRE DE 1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 33 genta doña María Collante. antigua de doña Manolita. En dicha Administración manifestaron a mediodía a los periodistas que ignoraban quién o quiénes podían ser los afortunados poseedores de dicha serie, y que sólo sabían que ésta llegó a la Administración el pasado 11 de octubre y que fue vendida en vigésimos sueltos. Posteriormente, a primera hora de la tarde, se. presentó un señor desconocido, que dijo que jugaba dos décimos del segundo, y que volvería para presentarlos, a los efectos del correspondiente libramiento. 3 e sesenta y tres años, que jugaba un vigésimo, ha resultado agraciado con 75 o- 0 0 0 pesetas. De esta cantidad tiene que deducir ía cantidad correspondiente a las participaciones dc 50 pesetas que juegan dos hijos suyos. Según manifestó a los periodistas, piensa traspasar el negocio y realizar obras en- la finca. La otra serie que ha correspondido a Ma drid del número I6. QO fue vendida por la Administración de Loterías número 67, de la Avenida de José Antonio, 31, que re LAS OCHO SERIES DEL GORDQ ESTÁN MUY LA CAPITAL VIZCAÍNA Algunas paiücipaciones han sido dadas sin recibo A B C EN BILBAO: DOS VENDEDORES AMBULANTES DISTRIBUYERON PARTE DEL 50 580, PERO NO JUEGAN NINGUNA CANTIDAD PORQUE NO LES GUSTABA EL NUMERO Bilbao 22. (De nuestro corresponsal, por teléfono. Bilbao, que jugaba 36 millones de pesetas, ha ganado 130 millones en el íradlicional sorteo de Navidad. Imagínense un avión que volando sobre Bilbao lanzara de pronto 130 millones de pesetas... Minutos antes de las once de la mañana el pavimento estaba aún húmedo del sirimiris mañanero. Por todas las esQuinas se oía el infantil y monerríímico 10.090 pesetas que difundía la radio Ka una pescadería leíamos al pasar: Angulas: 450 pesetas kilo. Las primeras noticias fueron confusas. Se aclaró en seguida que el gordo no había correspondido a Altos Pero será mejor que nos facilite la impresión don Pedro Azcarreta, el lotero que ha vendido el ya famoso 50.580. -Imagínese nú alegría- -nos dice- pues haóe veintidós años que no tocaba el gordo en Bilbao. Fue en 1933 el número 7.139, que también lo despaché yo. ¿Se puede decir que esta vez el gordo está muy repartido? -Yo creo que, por el contrario, está distribuido en grandes lotes. Las ocho serles del gordo me las compró don Pedro Ibarrondo, aperitivo gratis I oii Pedro Ibarrondo es el dueño de una taberna de San Francisco, casado, cuarenta y cuatro años, 98 kilos de peso, nataral de Sederios, el pueblo de los mejores pinos. ¿Es cierto que compró usted todas ías series del gordo -Así es, 16.0 B 0 pesetas, a las que corresponden 120 millones de pesetas. Pero aunque yo compré las ocho series de! 50,580, sólo me quedé con cinco dtirós... Y, por lo tanto, cobraré 187.500 pesetas. (Un inciso: Se dice que Ibarrondo juega 1.000 pésete y que, por lo tanto, le corresponden siete millones y medio. ¿Qué ha hecho usted al conocer la noticia? -Regalar las existencias de vino y de vermuth, 128 litros que tenía en el bar, y cerrar las puertas. ¿Qué piensa hacer ahora? -Seguir lavando vasos y vendiendo buen vino de la Rioja. ¿Y nada más? -Pues sí, pienso pagar la cafetera qwe he comprado recientemente y aún debía. -Si usted juega solo 25 pesetas, ¿a uién ha vendido el resto hasta las 16.000? -Yo juego algo más, pero nay oue tener en cuenta que extendí participaciones para la familia, para las chicas de casa y para la lechera. También tengo compromiso con algunos amigos, v aunque fueron participaciones verbales, mi palabra es firma. En realidad, quien vendió la mayor parte del gordo 1 fue un inválido que despacha participaciones en el Puente de Ca. ntalojas. EL GORDO KN UNA CAZUELA El inválido se Ilaina Antonio Gob antes. Enfermo de la guerra de África, en 1 una caída sufrió la fractura de la columna vertebral. Por sus manos han pasado, sin que él lo supiera, más de 100 millones de pesetas. Lo curioso del caso es que juega 100 pesetas etí números distintos, pero ni un céntimo del gordo porque el 50.580 no le gustaba. Su hermana lloraba de tristeza. Los décimos del gordo estuvieron varios días en su caja fuerte que es una cazuela. En los primeros días de diciembre, el señor Ibarronfio le dio estos décimos para que los distribuyera en participaciones. Sería interminable relatarles a ustedes los nombres de los afortunados que siguen- apareciendo y la cuantía de sus premios. Además, observamos que hay interés en ocultar la verdad por parís de muchos de los agraciados. Anécdotas las hay a docenas, pero hay una que hemos comprobado personalmente. En la fábrica de persianas de Antonio Kaifer han caído 15 millones de pesetas. Tiene, una nór mina de unos 40 empleados y obreros y todos ellos participan en el gordo En esta fábrica de persianas han hecho lo más lógico: echar la persiana. Afortunadamente no hay que lamentar desgracias personales. A nadie le fea dado un ataque al corazón cuando se ha enterado de la noticia, y en Bilbao ss han prodigado hoy las emociones, emociones fuertes. Hemos vuelto a pasar por delante de la pescadería. Allí seguía el cartel: Angulas: 450 pesetas kilo. En muchos hogares bilbaínos no habrá MEDIAS cjúe hqc F sys piernas más bonitas ÍÍOCIEDAD ANÓNIMA SANUEHf TARRASA E S P A Ñ A