Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BASTILLO DÉ LA MOTA. ¿Siglo XIV? Desde que don Juan II lo reedificó ha sufrido numerosas reformas. Doña Juana consumió en ¿I sus nostalgias. Sirvió d prisión al duque de Calabria y a César Borgia, y de lecho mortuorio a Isabel la Católica. Encarna el símbolo de Medina y es uño de tos más representativos de Esparta. (En l actualidad esta ocupado por la Escuela de Mandos de la Sección Femenina; CASTILLO DE VILLAFUERTE DE ESQUEVA. -De más reciente época. (Sin dato precisos. A CASTILLO DE PEtiAFIEL. Fundado en el si g! o XI por Sancho Qarcfa, lo reedificó el Infante don Juan Manuel en el XIV. Prisión y tu moa del conde de Trastamara, pasó más tarde a pertenecer al duque de Osuna. A sus pies, el Duratón, y no muy lejano, et Duero se dos ¡Izan, susurrantes, como ofreciendo sus agua a la nave ilusoria. EL CASTILLO DE SIMANCAS. -Sede desde Felipe II del Archivo Nacional, perteneció a lo almirante de Castilla, quienes le cedieron a los Reyes Católicos. Fue residencia de principes y en varias ocasiones sirvió de prisión de Estado. raíz de una crónica publicada en stas columnas sobre el destino dado en la actualidad a algunos castillos de la provincia de Valladolid, recibí varias cartas de lectores de A B C invitándome: a escribir sobre ellos. Seria esta tarea ardua y. por otra parte, imposible de resumir en los límites de un articulo periodístico, porque cada fortaleza tiene su historia, su arquitectura, su origen más o menos remoto, y, naturalmente, su leyenda. Para compilar todo esto se necesitaría un libro voluminoso, que al curioso lector dejara satisfecho (1) Por lo tanto, me limitaré a recordar, con los lectores, algunas ideas generales sobre los castillos, y en cuanto a los de Valladolid, al pie de cada fotografía que ilustra este artículo, consignamos, con la brevedad precisa, las notas más sobresalientes... Porque lo que no cabe duda es que el tema interesa, y el traerle al primer plano de la actualidad no es una mera actitud romántica. Después de todo- -escribía Ortega y Gasset- -se trata de unas casas que ciertos hombres construyeron para vivir en ellas. Pero ahí está- -agrega el ilustre pensador- ¿cómo tiene que ser una vida para que la casa donde se aloja resulte un castillo? Indudablemente, muy distinta de lá nuestra. Los detractores de la Edad Media, al enfrentarse con los castillos, emplearon bastantes frases huecas, casi tantas como sus admiradores. ¿Son los castillos el símbolo de una época bárbara? ¿Pueden tomarse como modelo de una edad feliz? Ne quid nlmis Sencillamente, los castillos responden a la nw. de una