Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B 2. MIÉRCOLES 21 DÉ DICIEMBRE DE 1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA, PAG. lian ido configurando él paso de España, por. el mundo. Esos viejos principios, por los que si hemos ganado el aborrechru entoi de otros pueblos para- cuya decadencia somos una acusación, son los principios con que en último 7 término la santa intransigencia, de los españoles ayudará otra vez a salvar el mundo y por los que a fin de cuentas hemos de ser un día respetados. Son los principios del honor, de la fidelidad a la palabra dada, del valor, de la religiosidad, de la lealtad, de la honradez de los actos y de la honradez de los pensamientos; son, en suma, esos principios que parece que adquieren toda su expresividad, -toda su grandeza, cuando un labriego español tiende su mano abierta y ofrece su verdad que no habrá poder humanó que derribe ni tentación que corrompa. Estos hombres, señores Procuradores, son la. hueste, son la Falange, son la aguerrida, tropa que cerca el espíritu mismo de España, ese espíritu intacto ue vuelve a ser el. asombro del mundo, y lo defiende, contra todos los riesgos de los colaboracionismos, contra las tentaciones del pacto. Y por eso fortalecen, en cada jornada de una dura existencia, su experiencia de la vida, su sabiduría en la educación de- la prole, la santidad del hogar en el que reina el ama, la señora ama, esa mujer campesina que cuando es una pobre- labfiega o puando es una reina, lo mismo da, cumple los preceptos de su destino de madre, de esposa y de jefe d clan y sobre cuya tumba las generaciones pueden escribir siempre aquel epitafio escritura! que sobre la misma tumba dé Isabel la Católica pudo escribirse: Puso en orden la casa, tuvo hijos y tejió la lana. A estos hombres sólo se les puede hablar. en el claro idioma moral en que ellos habían y en que ellos exigen que se les hable. De otro modo cerrarán sus oídos, correrán el cerrojo de su. corazón y ni creerán en nosotros ni creerán que nuestra voz es la voz de la Patria. Antes bien, creerán que nuestra voz es una ele tantas como han tratado de seducirles inútilmente a través de la Historia. Y nos condenarán secamente, con dos palabras que nos dejarán clavados en la Historia como unos farsantes, igual que quedaron clavados para siempre aquellos contra los que el campesino español se alzó gloriosamente en 1936 para pasmo del mundo. VERDADERO PORTADOR DE LA TRADICIÓN Pues bien, señores procuradores: Si en cualquier momento de. su existencia, y especialmente en los momentos de infortunio, estos hombres deben recibir la visita de la Justicia y del amor, hay un momento singularmente venerable: es el instante aquel en que el hombre llega, a su hogar con el primer síntoma de vejez. Ese día se verifica el paso de una generación a otra. Ese día, al perder sus primeras posiciones físicas, gar 1 el labriego la condición patriarcal. Se convierte entonces eii el yerda der. o portador dé la tradición, en el que cede, en el que transmite de la generación que acaba de dejar a la que desde ese momento le sigue todo un sistema moral, todo. un mundo de hábitos, todo un derecho consuetudinario 11.0 escrito, pero grabado con surcos indestructibles en el alma de la estirpe. Es el momento en que entre faena y faena o en Irs descansos invernales en contacto co la juventud el honibre va destilando gota a gota la experiencia y la sabiduría y 1... secretos a voces de una casta indomable. Es el momento, en que la ju. ventüd recibe de la fuente purísima donde nace el espíritu patrio, todo el armamento moral con que ha de defender su, paso por la existencia, un armamento que tiene a su vez que ceder, niorahnente intacto, culturalmchie mejorado, a o a juventud que ha de Terminado el discurso del Sr. Girón, fueron leídos y aprobados los siguientes dictámenes: Bases para el régimen económico y financiero de Ceuta y Melilla. Comisión de Tratados: Modus vivendi relativo al régimen aduanero francoespañol; Convenio cultural entre el GoftierELOGIO DEL HOGAR no español y el de la República Federal Señores Procuradores: Dios nos dé la alemana, 1 y Convenio internacional para paz que tanto sinsabor ha costado a Es- la unificación de los métodos de análisis paña. Un mundo enloquecido, al acecho y apreciación de los vinos. Reforma de Cuerpos de Oficiales y Auxiliares de de las mayores atrocidades, tiembla de có- los Administración de Justicia y Adminisla leras contenidas y, brutales, 3 é deseos de trativo de los. Tribunales. venganza, de dominio y de guerra. Se ha Comisión de Defensa Nacional: Modiinventado todo para Ja destrucción, se ha ficación de la ley para el reclutamiento y inventado todo para la sorpresa y para el reemplazo del Ejército de Tierra en cuanto arrasamiento. Solamente una cosa no se al régimen de voluntariado; autorización ha inventado: la iniciativa del hombre, al ministro de Marina para permutar parsolo, la acción que brota por el soplo de fcela de terreno en las proximidades del. estímulos del espíritu Solamente no se ha Polígono de San Carlos (Cádiz) y transformación en Indemnización Familiar del Régimen de Subsidio Familiar de Clases de Tropa sin sueldo de sargento de la Guardia Civil, Policía Armada v de Tráfico y. las matronas de la Guardia Civil, i Comisión de Hacienda: Entidades partiículares de ahorro y capitalización; concesión de pensiones de viudedad y orfandad a las clases y tropa 7 sus. asimilados ídel Ejército de Tierra; autorización a lazurita de Obras del Puerto de Santa MaJía para emitir obligaciones por la eanti dad de 28 millones de pesetas; autorización a la Junta de Obras del Puerto de Vigo, por 200 millones de pesetas; autorización a la Junta de Obras del Puerto dé Cí uta, por 80 millones de pesetas; autorización a la- Junta de Obras del Puerto de Palma de Mallorca, por 225 millones de pesetas; auConseguirá buena luz eri su torización a la Junta de Obras del Pueralumbrado con tubos fluok de Algeciras, por 200 millones de perescentes con el ELEVAsetas autorización a la Junta de Obras DOR- REDUCTOR. DCA del Puerto de Bilbao- por 600 millones títs Pida folleto a: pesetas; autorización de la Junta de Obras FABRICA D. a A. S P E (Alicante) del Puerto de Barcelona, por 85 Q millones empujarle a su vez, dulcemente, hacia la noble vejez del campesino. Mas esta vejez, señores procuradores, tiene que ser una vejez vivida. No una vejez indigna y brutalmente injusta. Esa vejez, que con tanta majestad moral es ej. ercida por los senadores de la gleba, no puede ser una. maldición ni un estorbo, ni puede ser un motivo de apartamiento, de los demás. Tiene que ser, por el contrario, causa de un tributo de respeto, de satisfacción que una sociedad digna ofrece al hombre que ha cumplido con su deber, que ha cedido generosamente el tesoro, moral acumulado en su alma a fuerza de trabajos, de sufrimientos, de privaciones y, que, en definitiva, con la vejez no puede ser arrojado bárbaramente a un rincón, sino alcanzar con plena dignidad, rodeado del respeto de, los demás y antes que de nadie del respeto de la Patria representada por el Estado, la silla curul, el trono, el estrado desde donde ha de seguir rigiendo, sin ser un estorbo, sino más bien siendo aún na ayuda para los suyos, la vida de la Patria, Para la vejez del campesino vamos a labrar este sitial de honor, señores procuradores. Desde él los ancianos campesinos, los nietos de los que formularon los principios, las leyes, las instituciones por las que aún se rige en dos hemisferios medio mundo, seguirán canalizando los impulsos de la juventud para enseñar a las generaciones cómo se vive sobre el suelo. de España con honor y. cómo se. A muriendo poco a poco con dignidad y con eficacia histórica, en una cesión diaria del espíritu de una raza. Ellos serán, señores procuradores, los que den sentido y contenido y motor moral a todos los progresos, de la mente humana en todos los órdenes. Ellos serán los que impriman aliento- humanó, hálito histórico, sentido trascendental, a todos los progresos de la Justicia Social que por mandato de Franco estáis realizando. -Sin ellos nada tendrá alma, todo estará, yerto y nada aprovechará a las generaciones futuras. Sin la dignidad de la vida de- los. viejos, la vida de los jóvenes será indigna. Señores procuradores: Importa defender, está dignidad porque sin ella España correría, el riesgo de perder la eiudadela inexpugnable hasta- hoy de su fortaleza moral. Y, en suma, señores, perdería también su mejor fortaleza física. inventado el sustituto de la soberanía que el pie descalzo de un hombre ejerce sobre ¡a tierra que pisa. Solamente no se ha inventado figura más noble, más parecida a la del ángel vigilante de que hablaba José Antonio, que la figura del labriego en pie en el umbral de su casa, junto a la mujer, defendiendo con sólo la serenidad de la mirada y con sólo la entereza, del corazón la puerta sagrada del hogar bien gobernado, del hogar. en que las Leyes de Dios y de la Sociedad se respetan y se guardan religiosamente, de ese hogar que es el punto luminoso de donde toda luz social- parte, de ese hogar que de generación en generación ha llegado intacto a la Sociedad actual y nos guarda a todos, incluso a los estrados de la Política y de la Justicia y de la Ley; ese hogar que a todos nos preserva de las contaminaciones y de las oleadas de disolución y ele debilidad que se estrellan contra el muro invisible pero imbatible, contra el muro sin brechas que va desde el corazón de un hombre al corazón de una mujer, una familia. de españoles por, medio, y que no. hay huracán que derribe, ni temporal que mueva ni oleaje que agriete. Preservar esto, señores Procuradores, llevar a esto el aire puro de la Justicia, hacer entrar, en éste hogar- fortaleza una ráfaga. de alegría y- de satisfacción no es sólo una obra de justicia y una obra de paz, sino también cumplir con un deber, de perpetuación de la nación española. Porque si es cierto, como se. ha dicho, que los grandes hechos históricos, los grandes problemas, siempre acaban por resolverlos un pelotón de soldados, no es menos cierto que ese pelotón de soldados cuando está formado por españoles es, en su mayor parte, un pelotón de campesinos. Señores Procuradores: ¡Viva Franco! ¡Arriba España! Otros proyectos y decretos Ieyes, aprobados