Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A J 3 C. MERCÓLES 21 ÍSE BlélEKBE. E TíE Í 953. EDICIÓN; DÉ LA- MAÑANA. Í AG. 40 una nueva obra que, como la del canal del el proyeefc de Presupuestos dentro del Río Cinca, es aspiración vivamente senticapítulo di 1- í las Obligaciones Generales del da en la región y cuyos beneficiosos efecEstado, en- el Que aparecen dos epígrafes tos en: el orden económico y en el social que absorbe íi casi toda la. cifra de aumense han de notar inmediatamente. Convietos. El primero fie ellos son. los 100 millone advertir que para este mismo concepto nes necesario s para atender el incremento de obras hidráulicas existen consignaciode las clases pasivas. Silo es consecuennes inejependá ntes en el presupuesto del cia del incremento do Jos sueldos por Que Ministerio dé Obras Públicas, cubriéndose se regulan los haberes dé esta naturaletambién con el Presupuesto ordinario la za, con lo que el jnontisnte de este concepcasi totalidad de los gastos de los Planes to asciende a la importante cifra total. de de Badajoz y Jaén, de tan gran trascen 1.17 T millones, y ahor. í, que, concretamendencia para el incremento de riqueza de te, nos referimos a ste extremo, debo estás dos provincias. decir que el Gobierno, no obstante el voPor último, se cifran en 4.000 y 1,000 lumen de la cargfc que su atención remillones de pesetas las atenciones del Inspresenta, reconoce Que su dotación necetituto Nacional de Industria y de la Visita de una reforma, i puesto que lo ignora, vienda, respectivamente, que en el Presuque las pensiones d 5 retiro y jubilación, puesto del bienio 1954- 55 estaban evaluasobre todo en aquel; tos funcionarios cividas en 2i500 y 750 millones de pesetas. les y militares cesados a i ¡el servicio acRespecto rdel primero, hay que señalar tivo con cierta antigüedad -son insuficienque en estos años culminan las inversiotes y representa en. determinados casos nes máximas por el impulso que recibe la una disminución- apreciadle en su poder gran sidemrgia dé Aviles, la gran fábrica adquisitivo, minoración tánio más senside camiores y tractores y la terminación ble cuando existe jsara ei interesado la de. las obras hidroeléctricas de la cuenca dificultad insalvable -de obtener ingresos del Ribagorsana. Estas- obras creadoras de complementarios que Wompísnsen o reduzriqueza benefician en dos formas a la can aquella diferencia nación: por la creación y multiplicación En este mismo eapíailoide Obligaciones de bienes que mejoran notablemente su Generales del Estadq es de aeñalar la pareconomía y benefician su balanza de patida correspondiente ai -mtesyor coste de las amortizaciones y dai pggo de intereses de las distintas Deudas emitidas por el Estado por una rna; ior suma de 549 millones, cifra por cierro a la que hay que añadir, aunque no ¿sstsin cifradas en este lugar, sino en los 1 capítulos correspondientes del Ministerio de Trabajo y de los de Obras Públicas; í y Agricultura, las correspondientes consternaciones para el servicio de intereses y 1 amortizaciones. ríe las emisiones para atenciones del Instituto Nacional de la Vivienda, Juntas de Obras de Puertos e Instituto Nacional do ADORNOS PARA ÁRBOL DE Colonización, -en cuanto esas emisiones no se aerifican directamente por medio de Deuda del Estado. JUGUETES MARAVILLOSOS El incremento de estas apartidas es imÚNICA EXPOSICIÓN DE JUGUETES portante, y merece señalfirso y destacar SELECCIONADOS oae ni una sola peseta cte estas ernisio. REGALOS FINOS nes de Deuda ha, sido declinada a enjuGcya, nám. 21 Teiéf. 351517 gar saldos deficitririos delí Presupuesto del (Esquina a Claudio Coello) Estado que, como ¡sabéis, afortunadamen ¡Aníieipeii sus compras: te, no S 3 han- producido- eri %6 sío 3 últimos años. Pero hay que advertirfque mientras la creación y mu íplicaciónide riqueza no absorba nuestros- atimentosp- de población, el Estado no puede ser indüferente a la situación de ocupación en els campo y las ciudades, que la política del Gobierno ne, cesita absorber con ios Presupuestos para obras enjugadoras deS: paro y la intensificación, en las etapassl que lo demandan, de la repoblación forestal, creadora de riqueza a más largo pSazo. LAS EMISIONES DE- DEUDA Y ya que me estoyj refiriendo a las emisionss de Deuda delfEstado, parece oportuno aludir a una parte del proyecto de Ley de Presupuestos, su articulado, que constituye en lo que, a las autorizaciones de emisión de Deudas se refiere, una parte importante del Pressipuesto, que, en reali- dad, aunque éste esfuno en su formación orgánica, tiene dos partes perfectamente, diferenciadas: la que pudiéramos llamar Presupuesto ordinario- -Obligaciones Generales del Estado y de los Departamentos Ministeriales- y otra parte con todas las características de un Presupuesto extraordinario, cuyas atenciones se cubren con Deuda del Estado o del Tesoro, y es donde ss refleja la orientación económica del Presupuesto por dotarse con su producto los castos qug suponen las realizaciones fi do en su esfuerzo por mejorar ij riqueza y el nivel de vida de los 1 gos con el exterior, y por los ingresos e impuestos que a la Hacienda rinden, muy superiores al interés de las cantidades invertidas. El valor de estas empresas propiedad de la nación, constituye para el Tesoro público una reserva importante de bienes de producción, como no conoció el Estado en ninguna otra etapa de su historia. En total, las autorizaciones para todas estas atenciones se cifran en la cantidad de 11.618 millones de pesetas. La exposición de estas cifras es demostración de lo que al principio exponía, de cómo el Gobierno sigue atento el ritmo de crecimiento de. nuestra situación económica, para acomodar a ella las posibilidades del gasto público. CREACIÓN DE AHORRO Por otro lado, se debe destacar que esta expansión del gasto público no ha supuesto ningún freno para la creación cié ahorro y es lícito pensar que, muy al contrarío, la actividad de la empresa pública ha supuesto un poderoso acicate para la iniciativa privada. La estrechez de nuestro mercado de capitales que constituía un positivo dogal para la expansión de la. inversión nacional y motivo de grave preocupación para el Ministerio de Hacienda, ha dado paso, merced a una serie de medidas cuyo efecto se deja notar ahora, a una situación de marcada fluidez. Esta afirmación encuentra su mejor respaldo si se examina la actitud del ahorro nacional en 1954 y 1955, En un trabajo de la Sección de Estadística Financiera del Ministerio de Hacienda, elaborado con minuciosidad y cautela para no incurrir en errores de doble cómputo, se llega a conocer la cifra exacta ele las emisiones absorbidas por el ahorro nacional durante el año 1954, tanto de carácter público como privado. La cifra para los valores y títulos de renta fija supera los 12.500 millones de pesetas, mientras que los de renta variable exceden de ios 9.000 millones: en total, son más de 21.500 millones de pesetas los que el ahorro es pafol aportó a la inversión nacional el. pasado año. Como es lógico, las cifras correspondientes al año en curso no se conocen aún en su totalidad, pero sí puede asegurarse que han de arrojar resultados notablemente superiores, vista la marcha de nuestro mercado de capitales en 1955 y la facilidad y el desahogo con que loi ahorradores han acudido a satisfacer las demandas que se les han hecho. Si a las cifras que acabo de citar y a las que se prevén para este año, se suman las que corresponden a la inversión privada en viviendas, las de la autofinanciación industrial y las de la agrícola y el montante así obtenido ss compara con la cifra representativa de la Renta nacional, es muy seguro que obtendríamos un coeficiente de inversión no menor del 13 por 100, cifra por cómprete satisfactoria incluso relacionándola con. la de otros países, cuya situación de desarrollo económico es todavía superior al nuestro. Entrando ahora en el examen relativo los ingresos, se debe señalar, en primor término, que éstos son consecuencia de las leyes fiscales en vigor, cuya transformación exige proyectos especiales, por no ser la presentación de un Presupuesto la oca- sión oportuna para englobar medidas de. reforma fiscal que requieren análisis y estudios más profundos. Así se ha procer dido hasta ahora al acometer las reformas que las exigencias de la Hacienda pública y un espíritu de justicia distributiva aconsejaran, y aunque hay que destacar que el desarrollo de las leyes IQ las Cortes aprobaron en etapas práesósntes y que se encuentran, por tanto, en período de nueva adaptación, no han alcanzado, como es lógico, su pleno tr- is arrollo ni los rendimientos que de ellas se debe obtener y son de esperar, cabo decir que, siguiendo la línea y el criterio d. e contemplar el panorama presupuestario desde bases absolutamente realistas, no ss ha querido forzar en el papel el cálculo de la rentabilidad del ingreso público. Y así veréis -e la cifra prevista de ingresos es de 3- 3.8 C millones ds pesetas que, frente a la recaudación- esperada para 195- 5, representa en aumento levemente superior al 9 por 100, es decir, un por- Y ni examináis los artículos del Presupuesto a que me refiero, veréis que éste se incrementa en algunas partidas en forma apreciable; así la autorización para emitir Deuda con destino al Plan de Mor eternización de Carreteras que ascendía a 578 millones, se incrementa hasta la cifra máxima de 750 millones; la correspondiente al Instituto Nacional de Colonización se aumenta en 119 millones; la tíe Obras Hidráulicas se aumenta en 200 millones, y, precisamente para acometer es ¿J: s; r- ¿s.