Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA INSTITUCIÓN MANJONIANA PODRA FORMAR YA A SUS PROPIOS MAESTROS Cerca de cuatrocientas escuelas del Ave María- -hay también en París, Roma y Lisboa- -educan gratuitamente a unos sesenta mil niños españoles Desde una humilde cueva del Sacro Monte granadino a la coíósal obra pe dagógica de hoy Por A ejemplar institución pedagógica manjoniana añade ahora, a su ya dilatada y gloriosa historia, un nuevo galardón, que reconoce desde las al turas estatales su plena eficiencia y madurez. El MiníSterio de Educación Nacional ha autorizado a las Escuelas del Ave María, de Granada, cuna de ellas y sede central de las muchas que hoy existen en tierras españolas, el funcionamiento de una Escuela del Magisterio. La medida es de trascendencia, ya que permite que muchos graduados, además de obtener el título oficial correspondiente, alcancen una peculiar especialización didáctica, que habrá de fructificar bien pronto por toda España y también por el extranjero, pues son muchos los países que hoy se interesan por los métodos manjonianos en la enseñanza primaria. La Escuela del Magisterio Ave María que así se denomina, funcionará en espléndidos edificios, ya construidos, junto a las escuelas de la Cuesta del Chapiz, casa madre de la institución y modelo en sus instalaciones. Mucha amplitud, huerta y arboleda, jardines, sol, aire y agua a grandes dosis, además de las maravillosas perspectivas que le ofrece su posición dominante: he aquí, condensado, el emplazamiento del nuevo centro docente, que habrá de absorber también al alumnado del Seminario de Maestros, con régimen de internado, que fundara el propio don Andrés Manjón y que ya ha cumplido el medio siglo de existencia. Educar- -definió el padre Manjón- -es instruir, y mucho más es enseñar a pensar, querer, sentir y vivir. Y ésta fue la LUIS PE VICENTE L suprema inquietud de su vida. Llevar claridades de luz eterna a todos los que quieran aprender en español y en cristiano La afirmación de Carlos Marx de que el porvenir será, de aquellos que en la escuela dominen sembró, sin duda, en el ánimo del virtuoso sacerdote la constante angustia del qué presiente el peligro gravísimo de abandonar las escuelas en manos y cerebros impíos. La vida de don Andrés Manjón, llena de sacrificios sublimes y santificada por la ejemplaridad de sus actos, está, consagrada por completo no sólo Sobre esta humilde borriquilla, el padre Manjón iba diariamente desde la Abadía del Sacro Monte a la Universidad a explicar su cátedra. Exterior de la cueva del Sacro Monte, donde fundó el padre Manjón la primera escuela del Ave Manía. a enseñar en cristiano, sino a conseguir la materia prima que ha de fecundar el hermoso y trascendental propósito: el maestro avemarlano. En octubre de 1888- -hace ahora sesenta y siete años- -Ja gran empresa tiene iniciación feliz en una pobre cueva del Sacro Monté granadino. Ocho o diez mocosos de la gran familia gitana, empiezan a familiarizarse con el abecedario y el Catecismo. La obra está en marcha y ya no se detendrá jamás. De forma providencial surgen nuevos lugares de enseñanza ave) (Continúa. Interior de la cueva saoromontana, donde el padre Manjón empezó sus lecciones avemarianas en 1 M 8