Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES 16 DE DICIEMBRE DE 1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA, f AG. 32 aventajarnos. El tiempo habrá, de demostrar nuestras razones. MENTÍS A LAS ACUSACIONES- DE PRENSA FRANCESA 1 IDEAS Y VALORES CONTRA LA v EL COMUNISMO Muchas son las reflexiones que pueden inspirar las palabras pronunciadas en Valencia por el ministro de Información al clausurar el Consejo Nacional y. Regional de Prensa. Pero sin perjuicio de ocuparnos detenidamente de otros puntos del discurso del Sr. Arias Salgado, -Una nueva pregunta, mi general, en relación con la campaña reanudada estos días en la Prensa francesa, que pretende culpar a España de sus dificultades en la 2011 a rifeña cercana a la frontera con la zona española: ¿quiere Vuestra Excelencia decirnos algo a este respecto? -Lo haré con mucho gusto, pues lo considero de gran oportunidad. El que nosotros hayamos compartido los sentimientos dei pueblo marroquí ante la violación Se los Tratados y los atropellos que sufrió con este motivo, no justifica la infamia de que se permita a la Prensa de una nación, sin un desmentido de sa Gobierno, el decir que el contrabatido para los rebeldes se hace por ia Zona española, y que en ella se preparan e instruyen las guerrillas rebeldes. El público sensato, sin duda, se preguntará: ¿quién armó a los ayer resisíentes en el territorio de Túnez y hoy a ios de Argelia y dei centro y sur de Marruecos, donde no hay una Zona española a quien culpar? Y en la absurda hipótesis de gue pudiera ser real el contrabando, si ellos ño pueden evitarlo en su territorio cuando tanto interés tienen, ¿no sería, ridículo pedirnos a nosotros más? El mundo sabe de sobra que no estamos locos para incendiar la cssa de nuestro vecino, y nadie puede sentirse más afectado por ios peligres cjue los errores franceses vienen provocando que quienes- tienen la responsabilidad, de! mantenimiento del bienestar, de la paz y del orden en la Zona vecina. La conducís de las autoridades españolas, con eí refuerzo de ia vigilancia de sus fronteras y el internamiento de los que a ella se acogen, da un rotundo mentís a taíes patrañas. No puede comprenderse tanta irresponsabilidad. Tal vez traten de desviar, buscando un blanco en que polarizar la opinión pública para justificar debilidades y fracasos. Lo triste para ellos es que la mayoría de las armas que los rebeldes esgrimen son de origen francés, llevadas por desertores o cogidas en encuentros y emboscadas, las únicas para eílos de municionamiento fácil. -Ya que tan amplia y amablemente ha satisfecho Vuestra Excelencia nuestra inquietud, ¿quisiera contestarnos a una última pregunta sobre un suceso que nos ha impresionado vivamente? -Bien; usted dirá. -Supongo que habrá leído Vuestra Excelencia una noticia de los últimos días, procedente de R abat, que habla de la visita del partido comunista marroquí al Sultán y de su petición 1 de que los grupos que luchan en el. Rif sean reconocidos como el núcleo del futuro Ejército marroquí y que Francia deje de combatir a esos grupos. ¿Cómo puede explicarse esto? -A los que conocemos los sentimientos naturales áel pueblo marroquí y el estada de ánimo a qae Se han arrastrado los sucesos pasaclos, no nos puede extrañar que el comunismo, j e siempre ha ayudado a la subversión, a la rebelión y al desorden donile quiera tpie se presente, pretenda explotar el disgusto de los marroquíes en su propio provecho. Si la abren la puerta de la democracia inorgánica, penetrará por ella. No debe olvidarse que el Norte africano constituye la espalda da la Europa occidental. Esto puede espüear muchas cosas. He aguí otra poderosa razón de la firmeza dé nuestra, conducta. ¿Quisiera Vuestra Excelencia decirnos alguna, cosa más para el público en general? -Sí; ose lleven al ánimo del Occidente que el que nos veamss oifl ados a aclarar posiciones y salir al paso de insidias y campañas, ilustrando a la opinión pública con razones fuertes, claras y contundentes en materia tan trascendental, no debe ser cansa de que ios óiganos de opinión, per diend la srreniáad obligada, ss- fan echando leña al luego de la desanión del Occidente. CONCESIONARIO PARA ESPAÑA: S. A. E. DE AUTOMÓVILES RENAULT AVENIDA DE FELIPE II, 7- MADRID AGENCIAS EN TODAS LAS CAPITALES queremos hoy subrayar la significación, que consideramos trascendente, de su valiente teoría de la lucha contra la agresión comunista. No se refería el ministro, claro está, á la agresión bélica, en la que el comunismo fue ampliamente derrotado en nuestro suelo. Sino a la que realiza- -en todo el mundo- -valiéndose de otros medios como son la propaganda directa o indirecta, la calumnia, la compra de voluntades, la intromisión en los asuntos internos, el chantaje, la amenaza y el terrorismo. Contra tal despliegue de medios no cabe cruzarse de brazos, como decreta un liberalismo seudodemocrático que ha demostrado sobradamente su ineficacia. Hay que poner en orden de combate el sistema de ideas y valores que s. España actual ha ido levantando á raíz del i 8 de julio, contar con cuanto hay dé positivo, que es muchísimo, en todos los órdenes del haber nacional, y emplearlo sin vacilación para derrotar al agresor cualquiera que sea el frente donde haga acto dé presencia. En una palabra, el ministro aconseja a los informadores españoles- -y es un consejo que interesa a todo el bloque social de ia patria- juego limpio en la formulación de las intenciones y de los fine 1 Evidentemente sería absurdo que conociendo; dé antemano los fines irrenuríciables del comunismo y sabiendo qus está dispuesto a emplear toda clase de armas para conseguir sus objetivos, fingiésemos ignorarlos y le dejásemos invadir impu nemente nuestro terreno, en gracia a una pretendida coexistencia. Si la intención está clara én el agresor, aunqqe la disimule según sus conveniencias, no hay razón para que el agredido dejt de reconocer sus propios fines y de utilizar las armas: que ha sabido procurarse limpiamenté. Lo que más favorece al comunismo es la desorientación, la falta de coherencia en los países no sometidos a su férula. El llamado mundo. libre no cae en la cuenta, muchas veces, de la cobardía que representa no adoptar una actitud firme contra las añagazas inspiradas por las doctrinas rojas, y, por el contrario, adormecerse en un confuso y cómodo laisser faire Es ta postura equivale a una invitación al comunismo para que haga presa en el mundo occidental. Pero España aprendió duramente la lección y el comunismo sabe que nada tiene que hacer dentro de nuestras fronteras. Sin embargo, no pierde ocasión dé intentar entrometerse, de lanzar un globo sonda que le permita comprobar el grado de resistencia de la comunidad española. ¿Estarán todavía los españoles fusil en mano, como en el período 1936- 39, dispuestos a defender su libertad? se pregunta el comunismo cada día, antes de lanzar su insidia radiofónica o de utilizar, tal o cual tribuna para propagar una calumnia. Por eso es preciso que cada día los españoles se digan: Sí, estamos fusil en mano contra el comunissno; estamos dispuestos a defender siempre la independencia, el orden, la soberanía, la prosperidad de nuestra Patria; Un sistema de ideas y valores debe presidir, y de hecho preside, la vida nacional. Un sistema alumbrado por la fe del cristianismo, cuyos recursos previsores tienen hondas raíces en el alma española, y contra el que tendrán que estrellarse las habilidosas mañas y los inconfesables métodos comunistas. Esa es ei arma eficaz que el periodismo naciinal utiliza contra la doctrina comunista, ajena a nuestras tradiciones y a nuestra mentalidad. DEL MEJOR GUSTO Y A PRECIOS MAS REDUCIDOS IOS TIENEN PARA USTEDES