Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Cn Miguelturra, i escuelas Inauguradas en Julio de 1 SSB, pregonan el acierto de tu linea Núflez. en lontananza su erguida silueta, acompa- provincia, queda perdurable la noble hueñado por su fiel escudero. lla del amor a los niños: unas escuelas boY, sin embargo. nitas que hagan fecunda la alegre, deleitoEn el año 1920, Ciudad Real ocupaba el sa tarea para elevarlos a criaturas de Dios, lugar 42 por el número de sus analfabetos conscientes de su alto destino. en el mapa de España, con un agobiante En tres años no terminados- -1953 a 67,52 por 100. Algún partido judicial, fa- 1955- se han construido 87 escuelas para moso por sus maravillosas labores femeni- niños, 86 para niñas y 16 destinadas a nas, llegaba al 73,48 por 100. Casi el mis- párvulos, que hacen, en total, 189. Más 32 mo que presentaba la provincia, en su viviendas, correspondientes a 42 pueblos. conjunto, al empezar el siglo. Desde el histórico Almuradiel, pasando ¡Todo ha cambiado! El campo se estre- por la capital, a Puertollano, Socuéllamos, mece ante el brío de los motores; surge Tomelloso y Viso del Marqués. También en el agua en cascada de bullente plata; se fincas pertenecientes a organismos oficiamodernizan las minas, surgen industrias... les, entidades privadas o particulares, por Hasta los humildes lugares sienten ya el noble esfuerzo de los obreros. gozo fecundo de poseer escuela nueva que Bonitas cifras, nombres y hechos. Saltan haga olvidar negras, tediosas horas en Id- jugosos, cobran luz, calor, jovialidad, cobregas mazmorras, que entenebrecieron los mo versos alegres de una canción espedías de otras infantiles generaciones. ranzadora que puede resonar en todos los, Quisiéramos insistir sobre un importante ámbitos de España. Los procedimientos aspecto que pusimos de relieve al exponer empleados r e s u l t a n asequibles. Forla amplia obra de construcciones escolares realizada en la provincia de Madrid por don Carlos Ruiz: se ha renovado la línea arquitectónica, perdió frígida rigidez, uniformidad gris que caracteriza muchos feos grupos escolares, madrileños, y vierte en fachadas e interiores, deliciosos signos de buen guato. El arquitecto es un poeta que acaricia al niño con la gracia de un edificio jubiloso y bello. Sin que se despegue del medio ambiental, recogiendo de él su norma preponderante, consagrada por larga tradición. Una caudalosa corriente de preocupaciones en torno a la enseñanza popular cobra impulso por años en Ciudad Real. Faltaban como en todas partes muchos locales para instalar escuelas en forma decorosa. También viviendas para maestros. Se acometió la obra. Un gobernador civil, emprendedor y apasionado, trazó- -ímpetu navarro, decisión y firmeza- la ruta que ceñiría con círculos amorosps los mejores años infantiles de formación: don José María del Moral. Un grupo animoso, integrado por inspectores, alcaldes, la Diputación, el Movimiento, los propios vecinos, colaboran en la noble empresa. Poco a loco aumentó el ritmo en el crecimiento Cinco escuelas én Ballesterez de Calatrava. Comienzan las obras el 16 de noviembre dé 1663 las construcciones escolares. Cada do- y el 4 de Junio del arto siguiente una alegre aotlvidhd esoolar puebla lus retinto de rumore ftngo, hasta las zonas más humildes de la (Poto Núflez. mulan sus peticiones los alcaldes, ofreciendo al par cuantos medios disponen. El resto lo comp 1 e t a el gobernador, previos los estudios necesarios, según las características y exigencias de cada localidad. Cerca de ocho millones de pesetas se han gastado hasta ahora. Corresponden t r e s á las aportaciones municipales, medio al Ministerio de Educación Nacional y muy próximo a los tres millones y medio a inst i t u c i o n e s del Movimiento. Al par que este impulso logrado en las onst r u c c I o n e s escolares, otro semejante ha requerido el descenso del índice de analfabetos. En el promedio de 1950 a 1952 era del veintitrés por ciento. Algo importante también se ha conseguido en este orden: que los reclutas, cuyo analfetismo maaoftega. (Foto medio, en años anteriores indicados, fue del 22,22 por 100, lleven al ingresar en los cuarteles conocimientos, siquiera elementales, de instrucción primaria. Al servicio de la cultura popular se han puesto mayores medios para lograr su elevación: enseñanzas de adultos, reuniones de maestros, exposiciones escolares, colonia permanente para analfabetos, servicio escolar de alimentación completo... Sin contar los institutos laborales creados ni otras mejoras en distintos centros e instituciones. Todo, al amparo de una fina y sólida concepción social: Estado, provincia, municipio y sociedad, tejen alrededor del niño manohego una dulce cadena de afectos y preocupaciones. En proporción creciente. Porque sigue el estudio y aplicación de nuevas actividades, que alumbren una mañana mejor. A. X.