Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 9 DE DICIEMBRE PE 1955. CARTA DE GALICIA DE 7 A MAÑANA. AJ 3. 37 J ABC en París Todos los días, a los muelles de Vigo y ¿La Coruña arriman trasatlánticos que Vienen por su carga de emigrantes. La larga hilera de los pasajeros- -casi todos ellos- mozos y mozas aldeanas- -suben, coii aire pensativo; la escalerilla que fija- la divisoria entre la tierra firme y la aven tura. Viejo problema este de la emigración; pero en determinados períodos, al ampa. i o de circunstancias propicias, la fiebre emigratoria cobra mayor. virulencia. Esto eeurre ahora, y por ello, cuajado el tema ás actualidad- -una Comisión episcopal acaba de ser creada al efecto- deseamos exponer una entre las causas de la emigración gallega, cuya corrección no ssría difícil. Cierto que las razones que se. enhebran para explicar el fenómeno emigratorio forman gavilla: móviles económicos (el natural deseo. de mejorar de fortuna) la llamada de los parientes que ya se fueron; el ejemplo incitante de los muchos qus se marchan; el falaz ejemplo de los focos que vuelven ricos, y, casi siempre, el rescoldo de espíritu aventurero de los corazones jóvenes. En todo caso, es el de emigrar un derecho inaoercible. El Estado no puede impedir esta derecho; pero, eso sí, puede crear condiciones de vida que limiten la emigración p dietar- eual viene hacién... doss disposiciones protectoras de. l o s emigrantes. Por lo que a Galicia se refiere, vamos a señalar una causa de la emigración i- jue, por actuar soterradamente, es casi desconocida, pesa a su importancia. (Por cierto que de esta causa emigra. tpria no le incumbe ni un adarme de culpa a ja política. La responsabilidad recae aguí so bre los redactores. de un. desafortunado ¡precepto legal. La. aparcería rústica, era, en esta palicia minifundista y densamente poblada, e medio ideal por el que hallaban techo para cobijarse y tierra para labrar mu chos desheredados. Un labrador rica, o Hiedia, tomaba por caseros a una familia, la que, a cambio de trabajar sus Iie redactes, percibía la mitad de los beneficios de la explotación agrícola. (Los foros y la aparcería resolvieron en Galicia el problema de los sin tierra. Tal maravillosa modalidad de participación en los beneficios de la empresa común, trenzada por lazos espirituales y afectivos, estaba regida aquí por costumbres seculares. Los siglos crearon la ley. El casero, qus recibía del señor casa y bienes, ponía su trabajo a cambio de la mitad de los frutos. Esta hermandad societaria nada tenía que. ver con el arrendamiento rusticó. Por el contrario, puede decirse que la economía de Galicia, en sus más relevantes aspectos, se rige por estas formas asociativas: los marineros pescan también a la parte -armador, patrón y tripulantes, reparten los beneficios- -e incluso la ganadería se. cede a medias Pero, a partir de la ley de 1935, la secular figura de la aparcería comenzó a ser adulterada por el arrendamiento. Ahora, después de la ley de 1948, la aparcería puedí degenerar en arrendamiento íústiep. De este modo, el arrendamiento há entrado a saco en uña. insíítucién secular y noble y tía colapsado las aparcerías en la región gallega, Los dueños de tierras prefieren hoy dejarlas yermas antes que. asentar aparceros. Y así- se extingue, con perjuicio de todos, la ingtitucióh que había servido para enraizar en la gleba a millares de familias que. al carecer de tal medio de vida, eligen el camino, de la emigración. Repitamos, que, en este error, np le iheurribé- la más leve culpa a la política del Estado. El cáncer arranca de 1935 y ía responsabilidad recae, además, sobre 3 ós juristas que. sin percatarse de ellp, barrenaron una iristitucíph creada por los siglos, como los mineros que, sin saberlo, EMIGRANTES El: Afrente APRESTAN licanoí? ideado por Mendés- France viene a ser ufl sucedáneo del Frejite París 8. (Crónica telefónica de nuestra corresponsal. El panorama electoral francés bulle c o m o un campó de cultivo! El movimiento de cabeceo o de coleo se asemeja al hervidero de as larvas de hormigas. La confusión, no obstante, está lejos da ser total. Aplicando sobre este campo microbiano -excepción hecha de. lps comunistas, se cuentan hoy veintiocho grupos o partidos nacionalistas runa lente de microscopio, el movimiento de los núcleos, adquiere claridad, las larvas se. definen y las alianzas- r- emparéntamientos- -ganan lógica y razón. Si la moción del Consejo Nacional del partido socialista- -rcuyo alcance comentamos, la misma noche de su canclusión- con. tribuyó enormemente a delimitar los carn pos al dejar solp y aislado al partido comunista, la subsiguiente conferencia de Prensa de JVÍendésrFrance, recogiendo la mano que le extendieran los socialistas, dio cierto per? fil a lo que este tan activo político ha dado en llamar frente republicano En realidad, este lema es el sucedáneo- -o ertzog del para las masas y para tantas republicanos de izquierda, y no digamos para los comunistas- -prestigioso y añorado frente. Popular. El programa del rnendecismo, es algo vago, al objeto de ubicar la mayor parte posible de matices en el flamante frente republicano El trípode sobre el cual se sostendrá, parece ser el siguiente: reforma electoral, condenación de la política gúberr namental y laicismo. Sobre el primer punto toda la coalición está de acuerdo. ¡Como que están en ello de acuerdo también los de la acera de enfrente! En cambio, en la condenación de la política del Gobierno, si todos están conformes, en la práctica se pisa un terreno poco firme. To as las huestes de ChabM ítelmas, capitán que recoge bajp. su. etiqueta de republica. nos sociales a todos los náufragos del de aullismo estaban embarcadas en el Gobierno que destituyó ai Sultán y nombró a Ben Arafa, y si tanto han luchado contra Faure últimamente ha sido por la política marroquí del actualtpresidente y, en espe cial, por la reinstalación del Sultán. Los degaullistas están centra el Gobierno, mas por razones diversas, y en lo tocante a Marruecos, aun opuestas a las de Mendés- i France. En la defensa del laicisnip es en lo ánico que el frente forma un haz de listo. El laicismo es el eterno cpnipdín dé las z quierdas, y quizá por lo misnip resista en cada campaña electoral para reverdecer laureles en todos los Café del Comercift Amicales y Casinos Si en épocas no electorales los conceptea de derecha e izquierda parecen en fe días desdibujarse y liquidarse j) aulat te, se vigorizan, por el contrario, cu entra en período electora! La falsa izquierda- el radicalismo es eferecriá 1 económica- -se baña en el Ganges del laicismo para poder mezclarsé -eniparentarponen la bomba a los ciniientos de una catedral. No es gosible impedir la emigración. Hay en América mucha sangre gallega que replama a lps. parientes de aquí: Buenos Aires y La Habana- -se dice paradójicamente- -son as dos ciudades más populosas de. Galicia. También es verdad que, en cierto modo, los emigrantes mantienen én América el fervor hispánico y que, en el orden económico, Galicia debe mucho a la aportación americana. Sin embargo, tal vez convenga aminorar este torrente que arrastra excesiva savia hacia la ¿Ventura. Si así se desea, aquí en Galicia puede ser una medida provechosa la de restaurar la aparcería en su pur- eza antigua. De este modo sé levantaría un dique a la corriente emir gratorja; -pero, sobre todo, se enraizaría sobre la gleba a muchos de los que ahora se desarraigan. Los políticos pueden enmendar, en este punto, el torpe paso dé los juristas. En otro aspecto, un anhelado resurgimiento industrial podía absorber muchos brazos de los que hoy eniigran. Aun así, no podría suprimirse- -ni interesaría hacerlo en absoluto- -este fe- nómeno europeo de la emigración; pero se reduciría a límites razonables y que? darían en casa gentes que, por su coraje, decisión y juventud, es penoso qus aban donen la Patria. -Luis MOURE- láARIÑO. VI SON 12 IMPORTACIÓN DIRECTA Capas, Echarpes, Abrigos en Platiné, Boyal Pastel, Zafiro, Blanco y Salvaje. CARMEN, OPOETOS IRA MAGNIFICO PIS 0 Ático, seis habitaciones, preciosa terraza. Aislamiento contra frío- calor. Casa lujo. Espléndido jardín. 304.000, más- Banco. Otí- q, primera planta, 380.0 ÓO, más Banco. FERNANDO. EL CATÓLICO, 21