Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Vi U general de Aren? de Mar. Krí lo alto, el patea de los 01 prese y el cementerio. SALVADOR- ESPRID Por Alberto- Gil Novales A RENYS de Mar es un pueblo grande y desenvuelto que se extiende a orillas del Mediterráneo. Tiene pujos de ciudad, y en verano, público heterogéneo. Una gran rambla- -mitad calzada, mitad rambla todavía- y en sus márgenes, cafés, cafés de pueblo grande, con su clientela curiosa, chicoleadora, refugio del ocio, y habitual. Arenys de Mar tiene también un cementerio, de características poco comunes. Entrando en e! pueblo por la carretera de Barcelona, se ve a la izquierda el cementerio sobre una eminencia. Las casas del pueblo, una calle en particular, suben por la falda de la montaña, pero llega un momento en que las casas se acaban y continúa, solo una doble hilera de cipreses, el melancólico paseo de los Cipreses, que, fieles a su simbolismo de muerte, parecen querer mitigar la luminosidad del mar. Y arriba, sobre una pequeña meseta, está el cementerio, diáfano y puro, casi geométrico, silencioso y marino. Este es el pueblo donde vive Salvador Espriu: y éste es el camposanto que ha cantado en su Ccmcnteri da Sinera Píissfijnn per l ordrc de vcrds xiprers tnmmfibil tlainunt la, mar en calma. Gracias a Espriu, Arenys de Mar ocupa en la geografía poética española un lugar bien definido. Es confortador encontrar, lejos de la vorágine, estos lugares de remanso, en simbiosis feliz con un poeta, merced al cual pervive una tradición de amor a la tierra, de espíritu hu mano y de creación. Este amor a la tierra, cultura refinada del espíritu, que buBca vida en la tradición local, es cosa muy catalana: es uno de los encantos de la arcaizante Cataluña. Pero es también muy mediterráneo, típicamente mediterráneo: en Italia se le llama amor al paesetto Arfenys, en la forma espriuana de Sinera, goza de notable celebridad. Sinera es un todo completo, famoso, coa una fama que los personajes conocen muy bien, y que