Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 12 BE NOVIEMBRE: DE. 1955. EDICIÓN BS LA- MAÑANA. -FAG. -84 Once dz la mañana, probablemente en el aeródromo de Sale. Ben. Sliman no parece tener prisa por continuar sus consultas. No habrá Gobierno hasta después de la. vuelta de Ben Yussef. La capital está materialmente sumergida estos días en la enorme ola de preparativos. A última hora de la tarde se anuncia en Rabat que una Delegación marroquí, de. la zona española, presidida por el Gran Visir Üel Jalifa, asistirá a la llegada del Soberano. Boyer de Latour se lia marchado hoy de Marruecos. La despedida ha tenido emoción. El viejo general recordó sus largos años de, convivencia con los marroquíes y abogó por una inteligencia perdurable entre los dos pueblos. Su palabra, un poco empañada 3 trémula, ha hecho llorar a muchos ele los que le oían. Diríase que muchos de los franceses- de Marruecos, que hasta hace unas semanas consideraban al general como un instrumento de capitulación, se han vuelto a aferrar a él como un símbolo íugitivo de la Presencia Francesa. Al decirle adiós, parecía despedir a toda una época. -Claudio LAREDO. BEN YÜSSEF HABLA A- LOS TRABAJADORES MARROQUÍES; París ir. Ben Yussef recibió al secretario general del Istiqla! Ahmed Balafrej, quien, después de la entrevista, manifestó que le había explicado la postura del partido con respecto de la independencia. La consideramos- -señaló- -corno la liberación de todos los lazos de sujeción. Ya he manifestado que Su Majestad estaba de acuerdo con nosotros sobre este punto. Confirmó las reservas que el Istiqlal formuló ya sobre la declaración hecha pública por el Gobierno francés el 1 de octubre (insistiendo en que el Tratado de Fez fíe 1912 no podía ser modificado) Más tarde, el Sultán salió a la terraza, v dirigió la palabra a unos 3.000 trabajadores marroquíes que aprovecharon la vacación del Día del Armisticio para acudir a presentarle sus respetos. Ben Yussef les dijo: Os pedimos que os suméis a la tarea de 1 construir un nuevo Marruecos, en el que la clase trabajadora tendrá su puesto y donde sus libertades y sus derechos a un mejoramiento de Sus condiciones serán prote gidos. También visitó al Sultán una delegación del partido Democrático de la Independencia, la cual le expresó sentimientos análogos a los del Istiqlal. í; Las futuras negociaciones franco- marroquíes- -declaró el secretario general del partido Democrático de la Independencia, Mohammed Uazzani- -tienen que basarse en la revisión del Tratado de 30 de marzo ce 1912, y deben terminar con un nuevo. Tratado de amistad y cooperación. Si Bu Reiuabá, ex ministro del ex Sultán Ben Arafa. acudió al Pabellón Enrique IV, pero el Sultán se negó a recibirle. -ü e. M A S I Í Ü E C O S PEDIRÁ EL INGRE SO EN L A O N U Sede de las Naciones Uñidas- ií. Marruecos pedirá su admisión en las Naciones Unidas. El observador del Istiqlal en las Naciones Unidas, Abderrahman Ben Abd- El Ali, ha publicado la; siguiente declaración: Francia se tía vi to obligada a reconocer a Mohammed Ben Yussef como el único portavoz válido de Marruecos. Ello constituye una lección para los responsables en Francia de su política con respecto a nuestro país. El pueblo marroquí desea ardien teniente conseguir sus plenos derechos. lia decidido desembarazarse del régimen coloíiial y desempeñar su papel en la vida internacional. Les marroquíes pedirán a Francia, al mi? mo tiempo que el reconocimiento de su- independencia, el apoyo. para su admisión en las Naciones Uñidas. -jife. LA BRUTAL; REALIDAD El tira y afloja de la U. R. S. 5. desdé que murió- Stalin, es característico y además no importa como dijo el poeta, bien, que refiriéndose a otra cosa. Lo esencial es que el juego soviético fue descubierto; a su tiempo y ya no engaña a nadie; Duras pruebas fueron necesarias para ello. Sin embargo, ya hace muchos años, en los comienzos del régimen bolchevique, un escritor inglés, Bértrand Russeli, filósofo y ensayista, qué obtuvo, anclando el- tiempo, el premio Nobel ds literatura, predijo la trayectoria que había de seguir la U. R. S. S. en política exterior. Bértrand. Russeli estudió a ese país en un memento trascendental y, resultado de sus observaciones fueron numerosos artículos que aparecieron en la Prensa inglesa. Russeli. recorrió la U. R. S. S. cuando el régimen soviético daba sus primeros pasos. La revolución marxisía había triunfado y había triunfado en una nación como Rusia, es decir, en una gran potencia, lo que suponía consecuencias enormes para el mundo entero. Hay q- üer tener en cuenta qué Sussell nunca fue u n defensor incondicional de! régimen capitalista. Creía entonces y no ha rectificado, que muchos aspectos de ese. régimen deben, evolucionar en c. onsonancia con las necesidades de la sociedad, el trabajo, la técnica y los avances de la vida moderna. El escritor inglés supo ver. la influencia que el comunismo G A l t S I SA N C H I Z S E G U N D A Iniciado el ciclo el pasado miércoles ante un 1 auditorio calificadísmo que llenaba el local y us ovacionó sostenidamente al orador, continuará con el título de: Viejos acabes y. judíos líueyos en los oíros Balcanes. (EI: Líbano, Siria, Jordania, Egipto, Israel, con Rusia, y al fondo Inglaterra. Instituto Nacional- áe Previsión (Alcalá, 55) el 16 del. corriente, a las 7 de la tarde. -Tarjetas, en la Asociación de Escritores y Artistas, Casino de Madrid, Círculo ce: Belias Artes, Galerías Preciados, Librería Aguiiar, Sociedad Española de Amigos, del Arte, Toisón y Viajes Marsans. CflAREA SOBRE EL. ORIENTE MEDIO Tiene el gusto de anunciar a sus distinguidas clientes que Mlle. Miehel, delegada especialista de su Casa Central de Zurich, se encuentra nuevamente en Madrid, donde con carácter gratuito, facilitará consejos- y aplicará los renombrados tratamientos de belleza... HAM; QÍJ; -S A. triunfo de la cosmética suiza. Reserve- hora en Perfumería AKENAS Príncipe, 16. Del 14 al 19 de noviembre TUBAS- 1 L 1! DÁMASO. PERBKA. S, A. ATOCHA, SI- Tlfs. 2838 50 y 27 77 02. EEtS II El áecano s Eos colchones mstáliqos. Ha sido premiado con medalla de oro y diploma 3 e- honor en la Exposición- Sariitana de Madriü del año 1033. había de ejercer en Asia y la sovíetiza- ció- n de China. He aquí sus palabras: Toda Asia se halla abierta a las ambiciones bolcheviques. Toda ella es campo virgen para elevar su economía elemental en estructuras potentes. En China la absorción, será fácil. La expansión soviética en Asia y en Europa es el movimiento natural de su desarrollo. Dos sistemas, el de revoluciones en los países del occidente europeo y el de invasiones francas o disimuladas en los pueblos asiáticos puedan ponerse en práctica para lograr el mismo fin. Otra profecía de Bértrand Russeli fue la de. la futura rivalidad de la Unión Soviética con los Estados Unidos. A su parecer, si Susiá no encontraba un freno en el exterior, al cabo de algunos años se constituiría no sólo en rival de la potencia norteamericana sino en un peligro para el mundo. La U. R. S. S. de los años en que la recorrió 3 tisse. ll, de 1921 a 1923, se debatía entre la eliminación de muchas formas resistentes del zarismo y la adopción de las nuevas, que rriuy pronto habrían ds decepcionar a todos menos a los dirigentes del gran artilugio mentado por la revolución triunfante. Los dos centros políticos principales eran entonces Ríoscú y Leningrado. Pocos años más tarde no hubo más bulbo de aquel Estado, fuertemente centralista, que Moscú, la vieja capital del- imperio hasta Redro el Grande. Stalin, al revés que Lenin, tuvo siempre antipatía por Petsrsburgo, tal vez por ser ésta la ciudad más europea de Rusia: Después de la muerta de Lenin y ya rebautizada Petersburgo con el nombre de Leningrado en homenaje a Vladimir llich, creador del bolchevismo, Stalin se apresuró a elegir Moscú como sede de la nueva autocracia que él encarríába. Corno símbolo del espíritu soviético no cabe duda que la sombría fortaleza, entre tártara y bizantina, del Kremlin es más adecuada que el palacio de invierno de Petersburgo. La traza dieciochesca y afrancesada de éste expresa bien, lo mismo que gran parte de ios edificios de la ciudad del Neva, el afán europeizante, no sólo de. Pedro el Grande y Catalina II, sino de tedos los Eomanof- que les sucedieron en el Treno. Autócratas fueron también éstos y expansionistas, pero no opusieron ningún telón de hierro a los estilos, ni a los hom- bres de Occidente. Ál contrario, procuraban atraerse ideas y ñaparas de la Europa- latina y de la Europa anglosajona. Desde el término ds la segunda guerra mundial todo fueron para la U. S. S. S. etapas encaminadas- a su objetivo da siempre, la sovietización del planeta. El bloqueo de Berlín, la guerra de Corea, la intervención de Indochina, los amagos sobre Farinosa y luego, a la muerta de Stalin, el viraje hacia una política flexible y, al parecer, conciliatoria, han sido otros tantos pasos por la misma ruta. Ahora, en Ginebra, al debatírsela unificación de Alemania se ha encontrado la U. E. S. S. -en un punto en que su táctica resulta inoperante. Ds aquí la brusca reacción da Mn of y, contó ha dicho el secretario del Foreisn Office. MacMillen, la reaparición ée los verdaderos propósitos soviéticos. La brutal realidad dé que para él Gobierno ruso la única garantía aceptable en orden a. unificar Alemania es la bolcheviüación de todo el país. Ma los intereses en. pleito son de tal naturaleza qus todas las naciones amantes de la paa deben. insistir sus esfuerzos para cus la Conferencia de Ginebra no termine en un fracaso absoluto qus dé lug una situación irremediable.