Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 12 BE NOVIEMBRE DE 1955. EDICIÓN RE LA MAÑANA. PAG. 38 med V a Rabat y a la expectativa de lo que pueda expresar en su discurso del día 18, fecha en que se conmemora el treinta y ocho aniversario de su exaltación al Trono, Tetuán, como el resto de la zona española de Marruecos, mantiene su serena actitud de siempre ante los acontecimientos y el apacible transcurrir de la vida ciudadana tío refleja mayores novedades que las que pudieran prestarle, de forma circunstancial se entiende, un modernísimo tufillo ilmade in Hollyivood que ha venido a caer, por contraste, sobre la vieja ciudad donde los siglos no cuentan. Se nos ha convertido la capital del Protectorado en sede de dos numerosos grupos CABALLEROS cinematográficos, con el consabido trasiego de vehículos, cámaras y estrellas de la pantalla, más o menos famosas. Trátase, por, lo visto, de dos coproductoras hispano- británicas que traen el propósito de utilizar él paisaje marroquí como fondo de dos películas: uPort África y l: Zarah Khan La primera de ellas trabaja entre la vecina pía- za de Ceuta y los alrededores de Chauen; la segunda ha escogido como escenario las cercanías de nuestra ciudad. Que Port África se filme en Ceuta nos parece de perlas. Pero que Zarah Khan cuyo argumento transcurre en la India, vaya a realizarse, como quien dice, a, la vuelta de la esquina, lo consideramos un exceso de imaginación. Claro, es que, pensándolo- mejor, también por aquí se llevan turbantes, y a la hora de presentar indios auténticos con tamos con el numeroso y genuino plantel de la calle Luneta, como pueden atestiguar cuantas infinitas viajeras hallaron en la susodicha calle la Meca de sus ansias de nylon Lo principal, como ya es sabido, es dar ocasión al lucimiento de los apuestos galanet que figuran en las cintas. Por lo pronto, ya tenemos aquí a Howard Keel, el conocido y barbado protagonista de Siete novias para siete hermanos y, por si fuera poco, nos cheviot, gran variedad anuncian que el próximo día 17 llegará a de dibujos a... Tetuán Víctor Mature, acompañado de una atractiva starlet cuyo nombre desconocemos por ahora. Pero lo que sí podemos atestiguar es qufr pocas veces habrán hallado los astros del cinema lugar donde menos les molesten y extrañe su diario paso por las calles. Salvo una pequeña virulencia del primer monten to, a cargo del consabido grupo atacado por, la epidemia autográfica, nuestros ocasiona- les huéspedes viven su vida a entera sade franela y meíton, a. tisfacción. Por el día, subiendo y bajando los abruptos riscos marroquíes, simulando el ataque de caravanas, con espectacular, alarde de fiereza indostánica; por la noche, llenando plácidamente los colmados para regalarse con el oloroso vinillo andaluz, que ha desbancado por completo 1 zmskhy y al gin de los primeros días. Para el que conoce la psicología de esta tierra, no puede ser causa de extrañeza la indiferencia del marroquí por todo este aparato más o menos excéntrico. Existe, ante todo, el sentido hospitalario del pueblo de Marruecos, incapaz de quebrar sus tradiOtras confecciones de gran ciase cionales normas de cortesía por una curiosidad fuera de lugar. Luego, su peculiar Gabaaes cruzados forrados en ramodo de enjuiciar la vida, so, todas las tallas, a t 425 de seriedad orgullosa, ante la desde un planes que resbala sin Otro t i p o en cheviot nevado, hacer mella lo banal o pasajero. Y de esto manga raglán, a 575 pueden dar fe los miles de turistas que Gabardina de lana, forro de seanualmente nos visitan incapaces de turbar da, a 285 la altiva compostura delmusulmán, por muy estridente rué resulte su atuendo. Trinchera fie algoáón júmel, tres telas, a 3 S 5 Pero lo más interesante de todo este Otro tipo, a 415 asunto es el hecho mismo de que en los moImpermeables plásticos desde 160 mentos actuales p ieda trabajar asa capricho en tierra marroquí toda esta masa de técnicos, artistas y comparsas que hoy nos viY camisas, pijamas, camisetas, cal- sitan. No creo que se pin ía presentar pruezoncillos, tatas de lana, suéters, artícuba más rotunda de la maravillosa paz que los de viaje, etc. A los precios- -precios disfrutamos en este rincón del Imperio, siempre viás bajos- -de SEDERÍAS CAdonde los, únicos fusiles que se han viste RRETAS... están resaltando de g u ar ar r o p í a. R. J O ü L I A acontecimientos de agosto de 1953. El Gobierno español insistió siempre en la ilegitimidad de lo que en Rabat me sucedió, y yo sé que el cónsul español nunca asistió a ceremonias en mi Palacio, así como nunca dejaron de rezar en mi nombre en las mezquitas. La fidelidad de la zona española ha sido absoluta. Gracias a ello S 3 ha podido edificar la política, nuestra política, cuyos resultados liemos podido, a la postre, cosechar con tanto honor. Después, al final de una breve conversación sobre temas de menos trascendencia, el Sultán, lentamente, como midiendo mucho las palabras- -El Alahui, diligentemente, le apuntaba algunas para traducirlas mejor- nos ha dicho: Hago votos por el porvenir y la prosperidad del país y de su noble y alto jefe el General Franco. También L deseo hagan llegar a sus lectores mi reconocimiento al alto comisario, general García Valiño, quien si, de hecho, ejecutaba en Marruecos la política del Gobierno de Madrid, demostró, no obstante, un coraje y una decisión en esta ejecutoria muy difícil y muy ardua. Es, en estos momentos, bastante difícil recordar el ambiente de dos o tres años atrás, mas les aseguro a ustedes que no era nada fácil entonces proceder corno lo hizo contra todo obstáculo el alto comisario español. Su Majestad comprendía sin traducción nuestras palabras. Habla el francés, aunque con una cierta dificultad, que le aconseja valerse del propio idioma al hablar de temas delicados. El Sultán sólo ha dejado de sonreír durante nuestra entrevista cuando quería poner un cierto calor y sincero énfasis al hablar de la actitud de España. Hemos salido sin darle la espalda, como manda el protocolo. Así, cuando le vimos por última vez nos saludaba desde su sofá agitando la ancha manga de una chilaba de color verde manzana, que dejaba asomar una corbata de colores más bien americanos. Se tocaba con una chichía gris, plegable. Lo único blanco eran sus babuchas. De nuevo en la antesala, un secretario, al pasar, nos ha dicho en castellano, con un acento parecido al andaluz: Muchas gracias. Su secretario político ha añadido que Su Majestad no ha estado nunca en España y que habla ahora de un viaje a Madrid. Sin embargo, primero tiene que resolver la difícil cuestión de p. abat, donde tan apoteótica acogida le espera. Para Rabat saldrá a las siete de la mañana- -otro madrugón- -del día 16. Se afirma que las líneas paralelas nunca se encuentran. El paralelismo de la causa de Ben Yussef con la de España es visible. Perseguido y vilipendiado, el tiempo se ha encargado, sin mucha demora, de restablecer las cosas en su punto. Los que querían humillar se han humillado y han devuelto a él. y a nuestro país todas sus prerrogativas. Las paralelas, en este caso, se han encontrado y se encontrarán, todavía más espectacularmente, en breve. -Carlos SEATTIS. A- B C en Tetuáis DE GUARDARROPÍA Dos productoras hispano- británicas realizan sendas películas en tierras de nuestra zona marroquí Teíuán 11. Crónica de nuestro corresponsal La atención del marroquí s e halla hoy puesta en la próxima llegada de Moka-