Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La media naranja por Ángel Diaz Huertas. El veranito del membrillo de J. (Jarcia Ramos. deros reportajes de la primera guerra, con su valor descriptivo, de emocionante verismo. Hay un núcleo de dibujantes que podemos asignar al Modernismo con su simbología y su halo poético. Los artistas más representativos de esta tendencia son Máximo Ramos, Larraya y Eulogio Várela. Tras esta etapa viene otra que todavía se halla vigente en la sensibilidad de nuestro tiempo. Y es la representada por unos dibujantes en cuya formación estética ha tenido una decisiva importancia el arte del cartel. Oan menos valor a la incidencia anecdótica y, en cambio, procuran manchas planas, contrastes de tintas, fondos alisados, sin complicaciones perspectivas. Hay una sugestión expresionista en Bartolozzi, de mundanidad en Ribas y en Penagos y de gracia popular en Antonio Casero. Aludamos a la sobriedad tan elegante de Atea. A esta dirección artística puede incorporarse el nombre de Baldrich. Y con sentido más escenográfico el de Sanz de Tejada, con sus líricos dibujos, de ingrávidas y volteadas líneas. Ricardo Marín representa la zona del impresionismo, con sus trazos rotos e instantáneos, con sus amagenes sorprendidas en el colmo del movimiento. Los que hoy alegran las páginas de nuestro periódico están representados por alguna muestra de su arte. Asi Espíandíu, en quien revive el más sano populismo: Herreros, con sus esperpentos a veces de raíz goyesca; Goñi, que plasma con calidades subrealistas las referencias literarias más sutiles; Mingóte, cuyas agudezas, de tan incisiva expresión, nos abren. el mejor humor del día, resumiendo situaciones de ánimo colectivas; Serny, con sus dibujos de modelada superficie; Beulas, que transporta a la ilustración sus grandes dotes de paisajista, y ya, en el arte de formas más recientes, la línea tari pura de Escassi, los sincretismos de Alvaro Delgado, las delicadas invenciones de José Caballero, siempre exhalantes de poema, y la precisión dibujística de Lara, con unas imágenes neorrománticas de los más nítidos trazos. J. C. A. Portada por Manuel García Rodríguez. (Fotos V. Muro.