Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES 27 BE O C T U B R E BE 19 S 5. EDICIÓN BE LA MAÑANA. PAG. 45 EL PINTOR CATALÁN QUE FUE DESCUBIERTO j POR PARÍS Grau Sala, artista emigrado del Mediterráneo ABC en Londres HAN PAGADO 4.500 LIBRAS PARA LA París 26. (Crónica postal de nuestro corresponsal. Si Galicia, como decíamos El embajador de España concurrió al banquete dado por la Reina en ayer, llega a París, otro pintor español, cahonor del Jefe del Estado portugués talán éste, no tardará mucho en celebrar sus bodas de plata con Lutecia. Sin perder un MARCELINO PAN Y VINO PROVOCARA MUCHAS LAGRIMAS AQUÍ adarme de su personalidad manifestada de bien de 50.000 libras, aproximadamente, Londres 26. (Crónijovencísimo en Barcelona, Emilio Gran ca telefónica de nuesaunque eran libras de entonces, libras soSala está incorporado plenamente a París. t r o c o r r esponsal. beranas, pagadas en soberanos Se negaba luego su autenticidad en tina campaña ¿A la escuela de París? No diría yo esto. Ayer, a última hora, de Prensa que horrorizó a Londres y cuyo Grau Sala a los veinte años- -ahora tiejie el canciller del Exche autor confesaba más tarde no sus dudas, quer, Mr. B u 11 e r, muy pocos más del doble- -empezó a pintar que no había tenido nunca, sino simplemen el 1900 con una rara y casi inexplicable anunciaba en los Cote su ambición de alcanzar una popularidad munes la compra, con fidelidad para quien no vivió aquella época destino a la National súbita por el método erostrático. La venus magnifícente para Barcelona y para París, Gallery, por 54.500 lir de Velázquez o del espejo o the rockebey venus penetró también en el la mejor desde la caída del antiguo régimen. bras del cuadro del Parlamento, esta vez como escándalo púFue en Barcelona donde Grau Sala se emGreco Sueño de Feblico, y vergüenza para el país, cuando era bebió en el 1900. La arquitectura de la Ciu- lipe II un boceto acuchillada salvajemente por las sufragisdad Condal, la decoración de sus edificios- -según Londres- -de tas. Una mujer- -dijeron entonces las sepúblicos más representativos evocan el 1900 la pintura Adoración del Nombre de Je- cuaces de la señora Pankhurst, hoy inmorsús de El Escorial. Se confirma así la in- talizada en bronce- -tiene muchas cosas que casi tanto como la exuberante pléyade de los formación que dio A en su pintores- de proyección tan universal como 22 de octubre: la cifraB C 27.500 número del hacer en la vida, tantas como un hombre, en de libras, lim- lugar de quedarse enseñando el popó Rusiñol, Casas, Utrillo, etc. pia de impuestos, que se ofrecía en princi- para siempre. Cuando vino Gran Sala, más que descu- pio, era insuficiente para el coronel W. D. brir París, fné París quien le descubrió a él. Stirling, poseedor del lienzo, y el cuadro, UN MENÚ EN PALACIO El Pacto ibérico no estuvo ausente en el Insaciable de 1900, todos los días con más tan disputado en el mercado internacional- razón evocado como la belle époque Pa- hubiera salido por último de Inglaterra de banquete de gala que ofreció anoche la Reina al jefe del Estado portugués, gene fís devoró y dirigió a uji Grau Sala ya hecho no haber corrido el Tesoro en auxilio de ral Craveko Lopes, en el palacio de Buckla de Obras y logrado. El pintor de Barcelona, a tra- te, Comisión Investigadoraasuntos. de Ar- ingham. Sólo se invitó a cuatro jefes de que entiende en estos vés de los años, continua pintando como un De la suma pagada, el Estado deduce el Misión extranjeros, sin contar con el de hombre de la escuela catalana- Viajaren el 22 por 100 por derechos reales- -el cuadro Portugal; entre ellos figuraba el duque de carro artístico francés sin perder su prístina procede de una testamentaría- -y el coronel Primo de Rivera. Y el menú fue el si personalidad. Algunos cuadros viajan Stirling sólo recibirá 42.500 libras, en ra- guiente: Consommé de volaiHe. auténticamente. Ha decorado dos o tres tras- zón de esta desagradable circunstancia peSupreme de sol Elisabeth. atlánticos franceses, y varios- de sus cua- ro el verdadero precio de la obra es el pa Filet de boeuf a 1 andaluSr gado en total, 54.500 libras, sin ningún desdros- -como el último expuesto en las GaSoufflé glacé Portugais. lerías de Katia Granoff- -han sido compra- cuento. Los marchantes ingleses que han in MARCELINO EN LONDRES tervenido en su peritaje y magnificación dos por el Estado. Marcelino aquí es Marcelino nada percibirán del vendedor una comisión del Katia expone a Grau Sala entre otros 10 por 100. más. Se simplifica de esta suerte para los quince o dieciséis pintores. Los ha agrupado Hoy se exponía este Greco por primera ingleses el esfuerzo de recordar el título iodos bajo la denominación de Los pinto- vez públicamente en la sala 32 de la Natio- completo de la película de Ladislao Vadja, res de Honfleur En el viejo y pequeño nal Gallery, reservada a la pintura españo- basada en el cuento de José M. Sánchez Sil- puerto normando pasa sus veranos Grau la, y concita un interés que. pocas veces ha va. Vi aelMarcelino, en sesión reservada ala Prensa, lunes pasado en el Ácademy CiSala. Honfleur, a pocos kilómetros de Deau- sido igualado; un interés que, sin tener en nema, donde se- estrenará el viernes próxi cuenta el valor intrínseco del cuadro como ville, ha sabido conservar él recoleto am- exponente, en un alto grado de pureza, del mo. El Times se adelanta hoy al estreno, biente de un puerto pesquero del Norte. genio del maestro, ha sido excitado en la quizá por impaciencia, y dice: Es un film de mérito extraordinario. Desde hace años, varios pintores lo esco- batalla de estos últimos días por su retengieron como su salida de París. La diver- ción en el ámbito nacional, por la exalta- Pasada la mitad de la película, que transsidad entre ellos y sus estilos impide hablar ción de sus calidades en la Prensa- -con el curre sosegadamente y demuestra- el buen gusto la director en esquide una escuela de Honfleur ¿Se hubiera fin de ablandar el corazón financiero de va dey los pericia del sentimentalessu fáciles, recursos Mr. Butler- -y por su llegada a la Cámara ocurre el milagro; el milagro de Cristo en podido incluir en ella a nuestro Grau Sala? Siempre a su manera tan personal, Graií de los Comunes como problema de presti- el. cuarto secreto que le llama a Marcelino Pan y Vino Estamos entonces tan lejos Sala ha pintado muchos en Honfleur. Sus gio para Inglaterra. Él sueño de Felipe II está colgado azules mediterráneos de otrora se lian tro- junto a otro cuadro sensacional de la Na- -de los crepúsculos en technicolor y de jos cado aquí en verdes teñidos de ocre. El Mar tional Gallery: La venus del espejo de coros celestiales de otros films religiosos (se refiere, sin duda, a del Norte apunta ya por Honfleur. Los ve- Velázquez. Esta chatilla, indiscutiblemen- norteamericanas basadas en la las películas Historia Sacinos de Grau Sala captan su poesía a lo te madrileña- -me decía en uña ocasión grada y especialmente a La túnica se largo de los muros de esta Exposición. Al- Ramón Gómez de la Serna- porque nin- diría que le estaba reservada a un país del gunos vecinos de Grau tienen nombres guna otra ciudad del mundo da chatillas Sur, a un país que continúa inmutable en brillantísimos: Dufy, Marquet, Monet, Vi- así, era adquirida a principios de siglo por su fé católica, a un país como España, la nay, Warnod, Leprin. Al fondo de la sala, suscripción pública y su precio fue tam- misión de darnos un milagro, con tan milagroso toque y tanta emoción sencilla. Katia Granoff, con su moño vertical sobre Hay en Marcelino aunque no en la un cráneo de vieja rusa es, en ella misma, composición y en el color, el fluido de inoun cuadro impresionista más. Su Galería cencia de un Botticelli. Y Pabjito Calvo, el chico, con sus ojos negros, grandes y está como incrustada en el mismo edificio asombrosamente expresivos, es todo lo que de l Institut de France. Contra el Sena, la el corazón de un director puede soñar. vitrina de Katia Granoff abre otro paisaje El Times destaca también a Rafael Ride parcéido color: un cuadre atlántico de rso se vende m velles y Juan Calvo. Grau Sala, el emigrado de -Mediterráneo. -compran envasss? erigen Se va a Itorar mucho. MIQUELAC. S RENA.