Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
HA NACIDO UN NUEVO ÍO íO DE VIENTO i í l A MANGHA SE ALZA EN ARGAMASILLA DE ALBA CON EL NOMBRE DE CURA MAESE PERO PÉREZ OTROS VARIOS SE RECONSTRUYEN O LEVANTAN ú NUEVA PLANTA EN LA RUTA DEL QUIJOTE AS obras más bellas son aquellas que no tienen un inmediato fin utilitario. Nadie puede pensar que, si en la Mancha se construyen molinos de viento de nueva planta o se reconstruyen aquellos que amenazaban con desmoronarse, es para resolver el problema de la fuerza motriz o como complemento de las grandes fabricas de harina movidas por la electricidad. En pleno siglo XX y en los albores de la era atómica queda casi descartada la utilización industrial de estos molinos. Pero e l l o s son la éncruoljada de los caminos qu van a Tomelloto y la lagunas de Ruldera, se Jza el nuevo molino Cura Maesa P ro Pérer en Argamasilfa de Alba, Kn L acaso de la época quijotesca, llevan los clásicos y sonoros de El Iníanto El Sardinero y El Burleta La única diferencia es que ahora se les dan nombres de figuras o hechos salientes de la novela que inmortalizara a esta r e g i ó n para p e r p e t u a r su recuerdo y su Blanoa, restaurada, la Oueva de Medrana reouerda ai viajero que por aQtti pasé Cervantes. el símbolo de la tierra, síntesis visible de su espíritu y complemento inseparable de su, paisaje. Por eso, dentro del plan trazado para la reconstrucción de los molinos, a fines de octubre, se inaugurara en Argamasilla de Alba, en la explanada que forma el cruce de caminos que van a las lagunas de Ruidera y a Tomelloso, el que lleva el cervantino nombre de Cura Maese Pero Pérez No es de ahora esta costumbre de bautizar a los molinos, que siempre tuvieron nombre. Los típicos y mundialmente famosos de Campo Crlptana, supervivientes identificación con el escenario en que Cervantes situara la acción de su obra. En el cerro que domina la ciudad de Herencia se reconstruyó el que se llama Maritornes gracias al mecenazgo de don Gabriel Henriquez de la Orden, cuyas obras se realizaron a sus expensas. T en Puerto Lapice voltea sus aspas al viento, como brazos amigos que dan la bienvenida al forastero en el límite de la provincia de Ciudad Real con la de Toledo, el molino Bachiller Sansón Carrasco El Ayuntamiento de Alcázar de San Juan ha apro- bado el proyecto de reconstrucción de varios que se alzan en las afueras de la población. Race un par de años, en Valdepeñas, la ciudad levantó otro, que aseguran es el mayor del mundo, para regalárselo a Gregorio Prieto, el célebre pintor valdepeñero, propulsor del movimiento de amigos de los molinos. Este molino, visiblemente situado a la entrada de la población, como vigía permanente de las esencias espirituales de la M a n c h a tiene la particularidad de ser Museo de las obras del pintor e hijo predilecto de la ciudad y Exposición permanente de la artesanía manchega, cuyos objetos se distribuyen con gusto en los tres piso de que consta. En Almodóvar del Campo, enfilado hacia el campo de Tirteaíuera, se levantará uno de nueva planta, costeado por el Ayuntamiento. Lo propio hará el Concejo de Valdepeñas con los desmochados del Cerro de San Cristóbal. V, en fin, este amplio movimiento espiritual de reconstrucción de molinos de viento responde a la evocación literaria que el visitante pretende encontrar cuando llega a la Mancha. La mayor desilusión del viajero de otros tiempos era llegar a esta tierra y no encontrar apenas en su paisaje el vuelo y el canto chirriante de unas aspas de molino. A la par, se reconstruyen otros monumentos cervantinos. Así, en la primavera de hace dos años, se reinauguró en Argamasilla la Cueva de Medrano, donde es fama que Cervantes estuvo preso y en la que, según dicen, comenzó a escribir el Quijote Más que la fidelidad histórica, interesaba la exaltación cervantista y manchega. Por eso, en aquella fecha, aniversario de la muerte del Principe de los Ingenios, alguien dijo que el Quijote tiene aire de cueva, porque encierra el hondo idealismo que se siembra con la esperanza de una primavera floral, que ha de brotar de nuevo a la luz. Nada más significativo que el Quijote cómo semilla de héroes. En la hora de la cueva, de la profundidad, hay que conservar el mito de Medrano. Carlos María SAN MARTIN