Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 1? DE OCTUBRE E 1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 4 í EL TRONO VACIO Y EL ACTA ROTA Agencias y radios francesas, más ligeras y parlanchínas que veraces en la información y la noticia, no pueden sorprendernos. Pero que un Residente en Rabat haga de esa noticia argumento de controversia ofxcialy dé a lo minúsculo casual dimensiones inamistosas, no soy lamente nos sorprende, sino que nos entristece. Un general, con alto mando en Marruecos, y con antecedentes y experiencia en territorios africanos, no puede tomar como cargo de, acusación, detcon- secuencia absurda y disparatada, el hallazgo de un fusil fabricado en Oviedo el año 1919. ¿Dónde estaba usted, general Boyer de Latour, el año 1921, cuando los sucesos de Annual? Si hubiera estado donde está ahora hubiese visto cómo se vendían en, los socos de Fes y Tazza fusiles y uniformes españoles arrebatados iH: los soldados muertos en la retirada. (Un, barquero indígena que me pasó el río Sebú tenía una guefrera de Cazadores. Entre esos fusiles bien podría ir ese de Oviedo, con que apunta- -3 no- da- -a ¡a nota española. Si tuviera usted el acierto de desarmar a las cabilas de s na francesa encontraría muchos más fusiles españoles, todos de la misma procedencia: de la tolerancia comercial en aquellos cocos del año 1921, en los que había control y también presencia francesa. Fusiles nuestros que hay les tirotean. Esos puestos de observación- -así llama el Residente al fie Bu Zineb- -enclavados en zona española, en los que. reparan ahora como si se hubieran quedado olvidados, no tienen nada que observar ni razón estratégica de estar; son modificaciones ocasionales de línea fronteriza, que se hicieron arbitrarias al desoír reclamaciones reiteradas de evacuación y q terer hacerlas definitivas. Recordamos el tiempo y las gestiones que costó la evacuación de Targuist, q ie ocuparon cuando, con ocasión del desembarco en Alhucemas, recuperaron el- vallc del Uarga y toda la zona que habían perdido. y Targuist noes puesto limítrofe; está en la carretera de Tetuán a Mclitta, una ele las espinas dorsales de nuestro Protectorado. Todo esto, de mucha importancia episódica, v reconocemos que inquietante, son salpicaduras de una cuestión de fondo sin resolver, de la que no pueden culpar sino a sus propios errores, y a una política de recuento de votos, donde los votos se vuelven tiros. Nosotros también sabemos algo de esto. Empezó por la torpeza del Trono vacante del Sultán, pero Argelia no tiene nada que ver con el Trono, y ya está en la O. N. U. ¿Acabará también Marruecos en la misma organización internacional? Sin querer, hacia allá la encaminan. Destituyeron al legítimo Sultán sin participación a España. Obraron por su cuenta, con abstracción y separación de nuestra zona de influencia. -Se nombró otro Sultán, el que ellos quisieron. Volvieron a destituir a! Sultán, luego de consultas, ucuerdos insatisfechos o incumplidos, Consejo del Trono y modificación del Consejo antes de constituirse. Sin participación española. El Trono está vafante, y hay dos Sultanes destituidos y no sustituidos. Se han ido vulnerando por etapas informales los Tratados, hasta olvidarse del Acta de Algeciras. Hay un Tronp vacío, un Acta roja y. gn Medub T 3 in Sultán, PIRUETAS DE LA PIR Nuestro querido colegra Arriba dedica un aleccionador editorial a las ambiguas piruetas filocomunistas o coexistentes del alcalde democristiano Jorge la Pira, llamado también por algunos, con harta precipitación e irresponsabilidad, alcalde santo El doctor Johnson le pondría todo lo más en la línea dé los confusionarios fervorosos No valdría la pena de aludir en España a tan publicitaria y arzígogolante figura si, con ella y con sus piruetas ambiguas no se tratase, a yexses, de sorprender la buena fe de incautos lectores. Uno de los píos anhelos del alcalde La Pira consiste, por ejemplo, en promover la canonización del famoso monje Savonarola. Al tratar en sus Cartas Eruditas este punto, dijo, entre otras cosas, el padre Feijóo: A lo menos, dos delitos gravísimos de Savonarola fueron de pública notorie- dad... Uno fue su inobediencia y desprecio al precepto y censuras pontificias con que se le había mandado abstenerse de la predicación. Otro, haber solicitado arDe esto es de lo que hay que tratar, sin distraer la- atención internacional hacia esc fusil de Oviedo, que se puede canjear por los muchos fusiles Lcbel que cogimos nosotros. Y, a renglón seguido, de esos puestos de observatorio que deben desaparecer, no por el ataque rifeño, sino porque están en donde no deben estar. La revisión de límites es necesaria y urgente, sin más plazo que el que tarde el general en jefe francés de salir del atolladero. -Gregorio COdientemente que el rey de Francia Carlos VIII entrase con ejército en Italia a subyugar sus provincias, con el pretexto de reformar la Corte de Roma y costumbres de los eclesiásticos. Ciertamente, así pidió Savonarola que el más cretino y libertino de los reyes de Francia pasara los Alpes y viniese a oprimir con sus ejércitos a la Iglesia y a Italia, cosa que en parte se logró. Pero Italia- -se dirán algunos admiradores de La Pira- ¿qué importa? La Patria, ¿qué más da? Tal actitud es harto conocida. La nave flota dice un editorial del Borghese procede lenta, és cierto, y no hay tempestades. Las velas se aflojan, pero se navega y nos conformamos. No tenemos pilotos, nadie sabe llevar el timón, el cordaje se enreda sobre el puente, divagamos sin rumbo, pero de la cocina de a bordo sube el olor de una buena sopa. ¿Para qué inquietarse? ¡Dios proveerá! ¿Qué más da si abajo, en la sentina, llevamos el cadáver de la Patria? EL DUQUE DE EDIMBURGO SE OPONE A LA BODA DE LA PRIMCESA MARGARITA Los periódicos- ingleses opinan que el matrimonio no se celebrará Londres iS. Poco después de media noche, la princesa Margarita salió de Cárter Residence, donde había asistido a una cena, en la que también fue comensal el coronel Townsend. Este salió veinticinco minutos después que la princesa, y al ser preguntado por los periodistas sobre si había pasado una noche agradable, contestó únicamente: Sí i Sir Anthony Edén está redactando- -se ¡gún se dice- -la respuesta de su Gobierno a las propuestas de que el Parlamento des- peje los obstáculos legales para el matrimonio de la princesa Margarita con el coronel Townsend. Edén llamó al ministro de Justicia y sostuvo con él, a mediodía, una larga conferencia. Se cree que habrán discutido, desde el punto de vista jurídico, el matrimo nio de la princesa Margarita. RROCHANO. No se canse en buscar el regalo adecuado. Véalo en EXPOSICIÓN DE Relojes inglesé! Relojes bronce Plata antiguo Porcelanas Marfiles, Jodes Novedades fantasías; etc. COMENTARIOS EN LOS PERIÓDICOS Los periódicos de hoy ponen en duda que vaya a celebrarse la boda entre la princesa Margarita y el coronel Townsend. Los hechos conocidos- -dice el News Chroniclc- -no disipan la incertidumbre. No hay señal de consultas oficiales con otros Gobiernos de la Comunidad británica o con los partidos de la oposición. Los periódicos reproducen fotografías de la princesa en actitud pensativa. Sus ojos están tristes y sombríos- -dice el Daily Éerald- La alegría que mostraban las foto- grafías de la princesa cuando ella y Pe- ter Townsend se reunieron de nuevo la se- mana pasada se ha desvanecido. Informan los periódicos ingleses y australianos que el duque de Edimburgo está jugando un papel destacado en la oposición a que la princesa Margarita se case coa el coronel Townsend. Refiriéndose a ello, el Su nday y Tclegrapht de Sidney, dice que tiene perfecto derecho a exponer su punto de vista de que el matrimonio de una princesa real y un plebe yo divorciado no es de desear. -Efe. t. A Son Jírínimo, 13 W 22 4118 FRENTE AL TEATRO (EINA VICTORIA GAWEÍZ SE PRECISAN Agentes para venta artículos electricidad doméstica, fuerte comisión. Escribid: P. González. Virgen del Castañar, 14.