Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
T A B C. SÁBADO 1 S D E O C T t B K Í t Z 1 S 3. EDICIÓNTOS MAÑANA. TAG. 42 nos separa de las propias raíces españolas y que se ramifica en cuanto a la geografía y en cuanto a la mentalidad; otra es la que nos aleja, no ya cu. el espacio, sino en el tiempo. Porque estas tierras son enormemente viejas. En ellas la vida tiene una antigüedad emocionante. El hecho de que se época glacial tiene Todo son ilusiones ante una fabulosa excursión al África misteriosa salvase de ella que muchas especies como consecuencia desaparecidas en el resto del mundo, persistan aquí e insondable con una prosapia de millones de años. Y es- vísperas de un safari por el insondable Ciudad del Cabo. tas tres versiones de la lejanía en las raíinterior africano, encuentro placentero esto (De- nuestro corresces, en el tiempo y en el espacio, deparan de detenerme en su umbral, bajo el arco de ponsal. Un prólogo una sensación de soledad sólo alcansablc en las meditaciones. Y no veo inconveniente anda haciendo siemsus latitudes: la del hombre o los hombres en verter éstas a la crónica, porque tal ves pre oficios de preluperdidos en África y hallados en sí mismos. haya lectores dispuestos a. acompañarme a dio. Viene a ser, con En su conciencia de humanidad. lo largo y a lo ancho de esta excursión que respecto al libro, algo Pensando en lodo ello paso mi víspera promete ser fabulosa. Al fin y al cabo, cosa así como el noviazgo viajera. Pensando en que hay flores salva- de viajeros es eso de cambiar impresiones con respecto al matriy advertencias al iniciar caminos, para su jes que, a través de miles de años, toman monio o la mirada en más claro entendimiento. Lo hago ilusionael color de la piedra en que nacen; que en el umbral de la aventura. Quiere ello decir Madagascar no hay animales salvajes porque en él están latiendo todas las intenciones, damente, colocándome encariñadamente al hilo de la prosa, como todos los que lo haque hace dos millones de años, cuando una prevenciones y planteamientos que luego se cen en trance de enamoramiento: sin adconmoción fabulosa la separó del continendesarrollarán con mayor o menor fortuna desilusionantes, acordánte, aun no habían aparecido en él los maa lo largo de la sinfonía, la obra o la vida. mitir posibilidades las pocas veces que estas dome tan sólo de míferos. Y que están latiendo enamoradamente. cosas salen bien, y rechazando el tono es ¡Increíble mundo! Camino de él, pienso Si no hubiera otras razones de orden ceptico y cansino que aparece en el chiste que estos árboles del Cabo son los últimos práctico o técnico que justificasen la exisaquél según el cual, un señor iba alegreque voy a ver en bastantes días. Entre ellos tencia- de los prólogos, las ya reseñadas mente ¡a los toros! y tras la mala corrida, serían suficientes y más que suficientes decía abatidamente que venía... de los están los robles descendientes de aquellos que nuestro Felipe V mandó a Holanda. para dar por buenos mis sentimientos de toros. Los primeros boers los plantaron aquí. Mipreferencia hacia el tal género. Porque los Y lo hago también porque una serie de rándolos, digo adiós a mi mundo conocido. prólogos y los preludios, como los noviazcrónicas de viaje con cierta unidad neceY también al siglo xx. Me voy a otro mungos v las primeras miradas, están vírgenes sita mucho de advertencias y previas exdo y a otra época. Siento que la actualidad, da desilusión. Sólo son devoción alerta, anplicaciones, sin las cuales todo queda mancomo una arena espiritual, se me desliza enteproyecto sentimental o saldo de imaco y cojitranco, con una andadura antipoétre los dedos. -José SALAS Y GUIRIOR. ginaciones. iica, como de libro de texto. Y esta necePero todo- ello, estando como estoy en sidad se impone aún más cuando de las Áfricas se trata. De las Áfricas fabulosas y EL misteriosas por desconocidas y lejanas. He dicho de las Áfricas intencionadaPRODUCE mente porque no hay una ni dos, aunque, al parecer, el mapa demuestre lo contrario. Desde los disturbios de Casablauca hasta los ritos bantús hay mundos ajenos entre sí. lo mismo que los hay entre la gentil Sevilla y los dramáticos Urales. Y si en LA PRENDA QUE USTED NEestos últimos y entrañables terrenos de la fo CESITE, EN NYLON, C O N Europa lejana hay separaciones tan evidentes como las impuestas por el telón de ¡v FECCIONADA O A MEDIDA, acero o las nacionalidades, que tan fuerLA ENCONTRARA EN temente diferencian a Madrid de VarsoLAXANTES- DEPURATIVAS- HEPÁTICA via, en el continente africano las hay no menos fuertes con el nombre de Ecuador o de Sahara o a tenor de la rasa blanca, de la rasa negra o de las zonas mídalas. Por todo ello hay que hablar del África europea, del África negra y del África insondable. LISTA, 55 Entre otras. SALTOS DE CAMA M p Í SfiA A casi todas ellas me he referido en disBLUSAS FALDAS- MEDIAS tintas crónicas, pero generalmente encaraBRAGAS- COMBINACIONES mando la figura literaria sobre el pedestal VESTIDOS- MAÑANITAS de nina circunstancia. Ahora voy a tratar de hacerlo directamente: enfrentándome con su PEINADORES CAMISONES secreto. Y si viene la circunstancia, cosa que seguramente sucederá, y con esa esperanza LO QUE VD. DESEA nuevos, siete habitaciones, tres baños, covivo, trataré de utilizarla como simple ador- cina, despensa, calefacción central, agua R I E S L U N LO CREA. no. Para todo ello me pongo en camino. En caliente central, ascensor y montacargas, camino hacia lo misterioso e insondable. Intrastero en el sótano, terraza- lavadero, parquet, etc. Verlos por la tarde: Juan tentando ver las cosas por dentro y, por fuera hasta llegar a una plataforma, que nos Bravo, 50 (esquina a General Pardillas) Precio: 575.000 ptas. más Banco. permita vislumbrar las Áfricas de que haPISO BARRIO ALMAGRO blaba. PEÑA MARÍN- Avda. José Antonio, 31. primara planta, hall, siete habitaciones, 317143- 32 1146 (Colegiado) un cuarto de baño, otros dos aseos, calePara ello tal ves haya- mucho que andar facción individual, con garaje, frigidaire y mucho que ve Porque las. distancias en empotrado, ascensor, montacargas, dos ese continente son verdaderamente cosa del Se ía trasteros, etc. Vendo, 650.000 pesetas más otro jueves; ese jueves indescifrable en el 100.000 Banco Hipotec? rio. PEÑA MARÍN. CON MAQUINA 70 X 100, PRENSA Y que, según el decir popular, se acumulan Avenida de Tose Antonio, 31. 317143, PLANCHAS. Razón: Bravo Murillo, 30 las cosas tremendas. Setecientos o mil kiló 32 11 46. (Colegiado. TeJéfono 24 2124 metros apenas son una etapa de viaje. Y de PRECSOSA CASA CAMPO ahí la sensación constante de lejanía que a veces sorprende y a veces abruma. Pero esVENDO EN PUEBLO SIERRA, carretera F E N 6 Q C H A L E T 550 m 2 Joaquín Costa sensación de lejanía se completa en ingeneral, tren eléctrico. Cercada, jardín, ta, 5 e m i c s q u i n a Nuevos Ministerios, calciúables vertjentes. Ujta de ellas es la que huerta, tenis, -piscina, etc. Tel, 3160 76. 1,750.000 más 200.000 Banco. 35 04 56. A B C en África del Sur MEDITACIONES EN VÍSPERAS DE INICIAR UN SAFARI SALES DE FRUTAS ilUeslun