Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Á B C. SABAOO 1 5 D E O C T U B R E D t 1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 32 laberinto. cuando creemos salir a la luz, resulta qué nos adentramos en las negruras. En nombre de esta situación, en la que zozobra la lógica, pedimos perdón a nuestros lectores. Para poner fin de una vez a esa especie de monopolio ejercido por Presencia Francesa el Gobierno ha pedido al residente Cjuc constituya un Consejo consultivo de los franceses de Marruecos. Ya hemos dicho en varias ocasiones cómo la minoría colonialista que forma Presencia Francesa pretende arrogarse de hecho la representación de todos los franceses del Protectorado. El huevo organismo, en el que estarán representados todos los grupos y tendencias, será el que desde ahora pueda hablar en nombre de todos los intereses franceses. De otra parte, también se anuncia hoy la constitución en Rabat de un Comité de Vigilancia Democrática formado por las secciones de los partidos socialista, M. R. P. radical y radical socialista en Marruecos. En una declaración entregada esta mañana a la Prensa, el Comité anuncia sus fines: vigilar el cumplimiento de los acuerdos de Aix- lés- Bains, permanecer alerta respecto a las maniobras de grupos y facciones Presencia Francesa e informar a. la opinión de Marruecos y de Francia sobre los verdaderos aspectos del problema marróqui, sistemáticamente deformados, por los enemigos de Marruecos y de Francia TIRADORES DE PRECISIÓN ASOMBROSA Cómo es posible que los tiradores rebeldes. hagan blanco en di entrecejo, en el rostro, en la garganta de los soldados franceses ¿seiscientos metros de distancia? sé presunta hoy, desde él frente rueño, él enviado especial del Pctit Marocain, E. Boissonade. Los disparos de los guerrilleros resultan mortales en un porcentaje elevadisimo. Ello confirma la impresión que dimos ayer: se trata de tiradores de élite que, posiblemente, utilizan fusiles automáticos provistos de largavtsta. Cerrada la bolsa rifeña ayer, ya ha comenzado la. operación llamada de rattissage lo que podríamos traducir, en realidad, por busca agresiva de enemigos, operación también de tierra quemada. Las primeras impresiones no son alentadoras. En el décimotercer día de la campaña del Rif, aún no se han recuperado armas ni se han efectuado rendiciones de verdaderos combatientes. Esta guerra contra fantasmas acaba por convertirse en una obsesión para los que la hacen. No hay enemigos a la vista, pérv se presienten en todas partes. ¿Dónde pueden, estar? ¿En aquella alta crestería que domina todo el camino por el que avanzamos? Sé emplazan los cañones, y durante varias horas se castig; las altas montañas solitarias: 785 granadas en un solo punto, asegura un oficial a un periodista. Los guerrilleros sólo forman ahora grupos de quince o veinte hombres, que, al ser perseguidos, se disuelven en la naturaleza. Una patrulla francesa hace al o a mediodía, a dos kilómetros al Este de Bu Zineb. Apenas la mayoría de los hombres se ha sentado, llega de todas partes una lluvia de balas. Cinco muertos y un herido. Cuando acuden los refuerzos, ni trazas de los atacantes. El coronel Fay. ird ha formado una harka de voluntario de las rabilas de Aknul y Taza. Es la primera vez que se. utilizan en este socror fuerzas auxiliares. El general Méric, que tomó ayer el mando de las operaciones en el sector deV Rif, ha hecho esta mañana una visita á los puestos de mando. La, suspensión, del tráfico en la carretera de Taza a Uxda. de que dimos cuenta ayer, obedece, sin duda, a la aparición de comandos rebeldes entre el Muluya y Afgelia. CZaM íío LAREDO. j LA TECNCA Y LA PESCA En él mensaje del ministro de Trabajó a los pescadores del Mediterráneo se aborda un problema de suma imfíó rta ncia para la economía española: el del auxilio de la técnica al arte de pescar. España, desde tiempo inmemorial, ha sido uña dé las ilaciones más ricas del mundo en producción de pesca, y sus pescadores tienen fama universal desdé hace muchos siglos. Aún sé encuentran én las playas del Sur y de Levante restos de instalaciones romanas dé desecación y tratamiento del pescado para sü distribución por todo el Imperio. Existe memoria documental de suministros fabulosos dé productos del mar procedentes de España; y en tiempos modernos todavía nuestros pescadores del Norte asombraban a sus competidores en los senos atlánticos con su habilidad sin igual. Él arte de lá pareja por ejemplo, es tina creación española qué durante años disputó los productos del mar a los trowlers ingleses. en los mares en que los británicos eran señores. Los Cazadores de ballenas de los balleneros españoles sori secularmente famosos y los escudos de más de media docena de puertos del Cantábrico recuerdan las hazañas que én ésta durísima caza realizaron en otro tiempo nuestros navegantes pescadores. En suma, es legendaria la habilidad dé nuestros trabajadores del mar, qué hoy en la costa occidental de África, en los fríos mares de Térranova y Labrador, llevan todavía los récords dé capturas fabulosas y que hasta en él Pacífico enseñan a los hermanos pescadores de América los secretos dé una profesión casi tan antigua como el hombre mismo. El Sr. Girón, al hacer justicia a los pescadores mediterráneos, qué cubren las dos terceras partes (y no las tres cuartas, como por error se transcribió en su texto) del frente laboral del mar, no sólo recuerda a los españoles un hecho a menudo olvidado, es decir, la habilidad de los pescadores mediterráneos y su méri- HOY: SANTA TERESA Píactique la elegancia social del regalo En GALERÍAS PRECIADOS hallará usted una incomparable variedad de exquisitos artículos- -a todos los precios- -para las Teresas de cualquier edad: señeras, jovencitas, niñas... Y todo lo del hogar. to, sino que plantea un problema: el pro- i blema dé la técnica én la pesca. Parece que, al menos de algunas playas pesqueras del Norte, han huido los grandes bancos de peces de consumo masivo én nuestro mercado y que eran la base dé una próspera industria conservera. Estas desapariciones suelen ser periódicas y hasta ahora no se ha comprobado que tengan nada que ver con guerras, aplicación de armas nuevas y démás causas qué popularmente suelen determinar en la imaginación popular estas crisis. Existen hoy sistemas de detección de los bancos, así como sistemas de orientación del pescador, a los que el ministro de Trabajo alude. Alude también a nuevas bases económicas en el montaje de la industria. En efecto, otros países pescadores en el mundo no cesan de investigar, dotados para ello de toda clase de medios, en la búsqueda de nuevos sistemas de captura, y es muy reciente en las costas del Norte la aplicación de un sistema de origen japonés, introducido por Francia, para la pesca del bonito. Este sistema, que requiere unos gastos de instalación o de adaptación muy modestos, ha permitido aumentar la pesca y disminuir los riesgos y los gastos de una manera notabilísima. Merced a él se puede pescar más cerca de tierra, con mayor economía de combustible y en condiciones que los viejos pescadores de las bonitéras vascas hubieran considerado inadecuadas para la pesca. Han variado también las fórmulas económicas en cuanto a tonelaje, tripulación, etc. y, en general, se exige ahora del pescador más conocimientos técnicos que bravura nauta: esa bravura que si constituye un principio de la misma vocación pescadora tiene menos ocasiones de emplearse, afortunadamente, que hace veinte años. Todos estos problemas que apuntaba el ministro en su certero y documentado mensaje son objeto de estudio por nues tras autoridades marítimas y por las oceanógraficas. Es necesario, sin embargo, que los medios que se pongan a disposición de ellas estén de acuerdo con la importancia de la pesca marítima como fuente de economía española. La atención que se presta al pescador como ser humano desde el punto de vista social obliga a considerar la necesidad de dar un gran avance en materia técnica, para lo cual no son técnicos lo que necesitamos, sino medios para nuestros magníficos técnicos que serían capaces de descubrir tantos tesoros qué esperan, para ser alumbrados, la mano, él genio y el coraje del pescador español. He aquí un caso más en que la cultura del trabajador se requiere. El rr indo cada día la exige con más imperio. T no sólo por lo que significa para el b: enéstar dé la Sociedad, sino por lo que supo- ne para la lbertad del individuo. DOÑA CARMEN POLO DE FRANCO VISITO, EN BARCELONA, UN GRUPO DE VIVIENDAS r. arcelon. 1 i. La esposa del jefe del Es- i lado, doña Carinen Polo de Franco, aconx panada le la marquesa de Hiritor de San tillan, visitó el grupo rle viviendas, cons- truído en la Vcrnecla, por la Caja de Pen siones para la Vejez y Ahorro. Los moradores de las v vicndas acogiéronla presencia de doña Carmen Polo de Fran co con reiteradas demostraciones de vespe to Galerías Preciados