Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A- ¿C. VIERNES 30 Í) E SEPTIEMBRE- DE 1955. -E ICÍON, I E LA MASÍANA. PAG. 35 frió, pasado algún tiempo, un ataque. de nervios. Decimos pasado algún tiempo y no puntualizamos cuánto, porque a nuestro interlocutor le resulta prácticamente imposible puntualizar en cuál de los infinitos instantes que tienen cuatro horas: y pico de angustiosa espera ocurrieron los: menudos incidentes que nos relata. Sin- embítrgo, recuerda, con fidelidad casi increíble, muchos pequeños- detalles de la excepcional aventura. Señala, por ejemplo, 1 con absoluta seguridad, que el pasaje- era casi íntegramente español, con excepción de un holandés, un americano y una dama holandesa que lo completaban; El Sr. De la- Torre nos confesó algo que revela la verdadera situación en que, por encima de la tranquilidad que todos aparentaron se encontraban las personas a bordo, a pesar de que ni por un momento nadie (con la excepción- -casi morbosa- -señalada) perdió la calma. Cualquiera 1 de nosotros- -dice- -habría dado en aquellos momentos ún brazo, una pierna, o lo que fuera, por encontrarse en tierra. A los pilotos de Iberia- -parece ser que Bengoa era quién llevaba el avión en el momento dé la toma de tierra- -deben los viajeros que aquella mental. hipotécE concertada so. tirie- sus, propios miembros no se. haya consumado. í Deníro. de la dramática. situación en que todos se encontraban. no faltó algún. que; otro episodio pintoresco. Hubp pasajeros- -concretamente dos. andaluces- -que especulaban acerca de quién de éntrelos qué allí viajaban podría ser el gafe que. les había llevado a aquella situación. Nuestro interlocutor confiesa hora, a posíeriqri que en su equipaje venían dos pequeños cocodrilos disecados, (Ya saben sus comjpañerds dé viajé dónde estaba la jetta, Preguntamos al Sr. De la Torre cuál füé el comportamiento de los tripulantes respecto al pasaje, y nos dice que durante más de tres- horas les dieron instrucciones acserca dé la conducta que debían seguir llegado el aterrizaje forzoso, y les inculcaron tranquilidad y confianza, refiriéndoles lances análogos, lances en querelles- -los. pilotos- habían intervenido sin- daño alguno. Alguien pidió fuego al Sr. Loring para encender un pitillo, y el aviador ofreció su encendedor sin que la llama temblara. Parece ser, aunque nuestro interlocutor no. lo puntualiza, que- el. sacerdote, mejica- no que formaba parte del pasaje, y dos seminaristas que le acompañaban, los. cuales volaban por primera vez en su vida, fueron quienes más exteriorizaron su preocupación, y señala como momento más dramático aquel en que el ministro del Señor dio a todos los viajeros la- absolución in artículo rnórtis El Sr. De la Torre dice que apenas puso pie en tierra trató de averiguar quién fue el aviador que le había depositado en el ¡suelo, y tiene las más expresivas frases de gratitud para el piloto Sr. Bengoa. Nos dice finalmente que si en algún insírmíe llegó a sentir miedo, fue aquel en que se abrieron todas las salidas de urgencia del avión y penetró en las, cabinas el viento con ruido ensordecedor. Esta maniobra coincidió casi con el momento en que se apagaron todas, las luces, lo que contribuyó a agravar Ipsúltimps instantes. Menos mal- -dice- -que poco después, pisáBamos tierra firme. Don Carlos de la Torre venía a España Precisamente para asistir a la boda de su hermana, la señorita Matuska de la Torre, que dentro de unos días contraerá matri- mp iio con D. Manuel Solís. Por ellos hemos, sabido lo que fue el accidente- -p incidente- -desde el punto ÚP. vista. de las familias de los pasajeros del avión. Ellos esperaban al Sr. D, e. la. Torre- el domingo a las cuatro de la- tarde, y después de haber acudido infructuosamente al aeropuerto, recibieron, a las seis, un cablegrama en el qu des. da las. Betrnudas les anuncirba nue regressrííV. en pl próximo avión. Por fin. la- companí les comunicó que el esneraclo viajero regresaría en el avión -de Níieva York- pl mr. í ¿s por la noche. Lo cual se cumplió punóuc- Imente. tura de Córdoba, dada la actitud de tos, labriegos, Quedarían sin trabajo unos 30.000. Precau dones en Salamanca, -con intervención del 30 de septiembre de 1931. Estallan Ejercita y algunos disturbios. Fué apedrea tres petardos en registros de ¡as líneas te- da La Gacela Nacional Falleció uno de lefónicas de. Sevilla. Eñ Chozas de Canales; los heridos en Palacios Rubios. Fue entre: (Toledo) jué agredida la Guardia Civil. gado al, presidente de las Qortes, Sr ¿Bes Hubo un muerto y. varios Heridos. Asamblea teiro, uñ mensaje que llevaba las firmas de de la C- N. T. en Zaragoza. Se propone. la millón y medio de mujeres españolas, pro- huelga general revolucionaria como protesta testando contra la- legislación en materiare 1. j por tío resolverse el paro obnero eri Espa- ligiosa, ña, Se tetina ún conflicto en la provincia r 30 de septiembre de 1933. a- -V. na co misión de mujeres trabajadoras visitó, al gobernador de Córdoba para exponerle -el desasosiego en que vivían. -El alcalde dé un pueblo de Granada ordenó la, detención del MAQUINARIA PARA cura párroco por no haberse dejado ca- chear. La ermita de Seana, cefea de: ííieres, fue asaltada y destruidas, las imágenes. Atentado en la línea del ferrocarril. VascoNavarro, entre las estaciones de San prudencio y Mondragón. Descarriló, parte, de HOY H- ÁCE- JllO: S LABOREO Y SIEMBRA nacionales y un tren. Legítimos nacionales TODET (Francesas) SCOTTELLA (Holandesas) ruedas LANZ orugas ENSINGER I 0 W 90 M Herínosilla, 30 Teléfono 36 06 04 PASTORA BE i? 30 de septiembre de 1034 -Entró en Burdeos el vapor Turquesa Su dotación la componían 13 tripulantes. El capitán sé negó a ir al Consulado. de España ¿E ¿bu que. quedó intervenido. En el domicilio dé Un aviador portugués emigrado en Madrid se hallaron 300 bombas fabricadas en Oviedo en los años 1931- 32, siendo- Azaña mi nistr. p de la Guerra. El aviador fúé. uno de los que bombardearon el Palacio de Rocío cuando la revolución- portuguesa. -Cmnpafeció. ante el juez especial que entendía estos asuntos el gerente de El Sol y: Lá Voz Sr. Martín Guzmán. En un garaje de la calle de Espronceda, propiedad de, rwn ¡mecánico portugués, fue descubierta una radio clandestina. Huelga general en Toledo tenían cometer un atraco en el Banco M onedero, de Falencia, Uno de los atracadores salió huyendo y se dio el caso pintoresco de que en su: alocada fuga se- metiera en un cuartelillo de la- Guardia- Civil. Llevaba una bomba de mano, una pistóla del nuei e y 62 proyectiles. Los demás atracadores se tirotearon, con la fuerza. púbücaj Uno quedó, gravísimamente herido y otro grave. Por- la huelga ilegal que se declaró en Madrid, la Agrupación Socialista fue condenada a 50.0.00 pesetas, y 30.000 la Federación de Juventudes, como sanción pecuniaria por- los d a ñ o s causados. A EXCEPCIONAL ESTEE DIESEL Y GASOLINA X- D 1 TER- VILLOF- SEyít ¡De 3 d 30 HF Precios sin competencia Entregas inmediatas. z ltiez, 42. Madrid. Atocha, 62 1 eri sus 26 Sucursales PROPIO: SALA, DE FIESTAS S V Paseo de Becoletos, 16 áe la reacción que se iba operando en Espa ña contra la anarquía del separatismo y- l smarxistas, fue el acto celebrado en Madrid como homenaje al Cuerpo, dé SeguHdád -jr Asalto, que se había batido en: AsturÍ 0 Si Ciento éuarenta muertos y más de trescieit? tos heridos habían tenido estas fuérzái- m el tiempo que llevaba España bajó el réffi men republicano. ABC publicaba un resumen del historial del Cuerpo de Asalto. 30 de septiembre de 1936. -2 í ¿ítntndo entero estaba conmovido por los deía Ues que iban conociéndose de la heroica á éféjtsa del Alcázar de Toledo, entre cuyas rüí ñas lucharon 650 guardias civiles de Aquella comandancia, 150 del 14 tercio, 200 sal dados. 85 paisanos falangistas y fie otros partidos y ocho caballeros, cadetes- Hasta un total de- 1.890 personas que había en el Alcázar, el resto eran mujeres y niños. -El. general Franco visitó- las ruinas y. filé achinado por la. poblaciófi liberada: Actividad en los- frentes del Norte, Asturias, Vizcaya. Soria y Guadarrama, con éxitos locales. En i Sur. fue ocupada Alcalá la Real (protán? cia de Jaén) y Nueva Carteya. (Córdoba) Columnas de la provincia de Cádiz aseguraron la comunicación entre. Ronda y Algeciras. El Ejército del Centro destroza en Credos a una columna marxista... EL cañar ñero Dato proteoió el paso de mi nueyn convoy de 8.000 hombres desde Ceuta a AlgecwaJ, 30 d e septiembre 3 e rc S- -Muestra