Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A 6 C. VIERNES 16 DE SEPTIEMBRE DE 1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA, PAG. 28 MISCELANEA DE NOTICIAS, ANECDOTASiY- XURiOSIDADES Un telegrama que llegó tarde a su destino motiva dos demandas de indemnización por yalor de más de un millón de dólares. -Estudios acerca dé la influencia del cine en los niños A B Q EN ÁFRICA DEL SUR: LAS COSAS QUE PASAN Y LAS COSAS QUE QUEDAN Ciudad del Cabo. (Crónica de nuestro corresponsal. Como en todas partes cuecen h a b a s, también aquí la pasión por el d e p orte proporciona grandes espectáculos. Y no sólo de carácter atlético, sino de tipo económico y social. La cosa es más que natural. Siempre que se movilizan grandes masas humanas hay que arbitrar también enormes recursos económicos. Esto lo sabíamos ya en lo que concierne a las guerras. Pero suspendidas éstas por el momento, la humanidad las está sustituyendo, para canalizar sus instintos de violencia, por las grandes competiciones deportivas. Cosa, por lo demás, también bastante natural. Porque si en determinadas épocas se sustituye el café por la malta, el desplazamiento sentimental de la germanofilia o la aliadofilia se sustituye en la masa por la clásica hinchada. Pues bien, todo lo que en España se enciende con un partido internacional o de final de Liga, tiene su equivalencia en África del Sur con el rugby. En estos días se celebra la finalización del campeonato con los partidos entre Inglaterra y Sudá frica. Las pasiones que despierta el campeonato son de primer orden, porque también aquí, en un país serio y de sangre nórdica, se ha planteado el problema de la reventa. ¡Y de qué manera! Han venido al segundo de estos partidos, celebrado en El Cabo, gentes de todos ltís puntos de la Unión Sudafricana. Y no sólo de este país sino de las Rodesias y Kenya. Los hoteles, las pensiones y hasta las casas particulares estaban a rebosar. La circulación se previo de forma que no había manera de acercarse a las carreteras próximas al estadio durante el partido, en atención a los problemas que originaría la tremenda masa de coches al salir la gente. Cuarenta o cincuenta mil personas ardían en el graderío desde muchas horas antes de empezar. Los que sabían que todo ello iba a suceder, se curaron en salud. Curarse en salud es, como en toda tierra de garbanzos, comprar un buen número de. entradas para revenderías a los que fuesen llegando a última hora desde tierras lejanas. Las colas han cKirado noches enteras. iY i reventa se ha anunciado en la sección de anuncios por palabras en los periódicos. Los anunciantes no daban su nombre por p areceries poco decoroso, pero ofrecían ei número de teléfono. No han tropezado con la menor prohibición. Las entrábelas que valían una libra, se han llegado a cotizar a. cien. O sea que, traduciendo las cosas a nuestro punto de vista, con un capitalito de mil pesetas se han podido hacer veintitantos mil duretes. Todo ello sin riesgo y de prisita. Y si se ponía más capital... Ahora bien, de dónde sale tanto dinero? En África, de cualquier sitio. Hace pocos días, en una reciente crónica, contaba que una de las causas por las que los protectorados británicos son ambicionados por África del Sur es por el rumor de que en dichas tierras, reservadas a los indígenas, hay grandes yacimientos minerales. Pues bien, en los mismos periódicos en que los anunciantes ofrecían sus teléfonos para la reventa de entradas venía la noticia de que en Basutolandia, uno de estos protectorados, se han descubierto diamantes. Si esta reivindicación nacional cae finalmente en manos sudafricanas, la fabulosa Kimberley, primera base diamantífera, verá completado su poderío en términos incalculables por una riqueza que gravita sobre una población pequeña, sobre todo en su vertiente blanca. Así se puede mantener una guerra deportiva. Porque la munición pesada permite disparos de cien esterlinas. -José SALAS Y GUIRIOR. UN TELEGRAMA QUE IXEGO TARDE San José (California) Míster Bensimon, comerciante marroquí, y Mr. Essick, importador californiano, piden cada uno una indemnización de 609.000 dólares, en concepto de daños y perjuicios a la Western Unión, por no haber entregado normalmente un telegrama. Bensisum comunicaba a Essick que había obtenido una opción que 5 e permitía convertir 29 millones de libras esterlinas a la tasa de 2,80 delares la libra. Estaba prevista una comisión importante, que los interesados han perdido, ya que el telegrama no llegó a tiempo. EGOS DE S. O6I EDAD. BODA HERRERO GUTIÉRREZ- CARDILLO MARTIN- SANZ En la iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Dolores se lia celebrado el enlace matrimonial de la señorita María Teresa Cardillo Martín- Sanz con D. Emiio Herrero Gutiérrez. Fueron- apadrinados por doña María Aída Gutiérrez Rodríguez, madre del novio, y D. Mariano Cardillo Rodríguez, padre de la desposada. Firmaron como testigos, por parte de ella, su hermano D. Enrique Cardillo, D. Juan Martínez Cardillo, D. Antonio Ferrato y el padre, D. José Castillo, y por parte de él, su padre, D. Jesús Herrero; su hermano D. Juan Jesús Herrero, capitán del regimiento de la Guardia del Jefe del Estado; D. José Díaz Otero y D. Emilio Herrero MazOrra. Su Santidad el Papa envió la bendición a los contrayentes. PRESENTACIÓN EN SOCIEDAD En San Sebastián ha. sido presentada en sociedad la señorita María Teresa Peydro, hija de los señores de Peydro (D. Eugenio) La debutante lucia traje de tul rosa y se adornaba con collar y pendientes 3 perlas. Los invitados fueron obsequiados a un cocktail al que siguió una cena. Después de ésta, María Teresa inauguró el baile danzando un vals con su padre. También hizo su presentación en sociedad la señorita María Isabel de Milicua Otero. NATALICIO Ha dado a luz una niña, primera de su matrimonio, la señora de Vizcaíno Casas, nacida María del Carmen de Sas. listas en neuropsiquiatría sobre niños inadaptados. Los estudios han revelado que a partir de les diez años de edad la influencia del cine se advierte inmediatamente. De los 22 niños que participaron en las sesiones de filmología, solamente cuatro se mostraron encantados de haber visto dibu- jos animados. Los otros, casi no entendieron nada, y sólo uno apreció la calidad del LA INFLUENCIA DEL CINE EN fondo musical. LOS NIÑOS Los investigadores han encontrado una Las reacciones de los niños ante las pe- relación entre el argumento de la película y lículas han sido estudiadas, según informa las situaciones personales de los niños en La Croix de París, por cuatro especia- su medio familiar o social: Una niña que vio una película en la que se veía a una fa- miiia disociada por el alcoholismo, no sólo no se divirtió con la proyección, sino que comentó: Hay demasiadas escenas de bo- rradiera, y para esto no merece la pena hacer cine El argumento de la película coincidía con lo que pasaba en su propio hogar. Otra se echó a llorar cuando apare ció en la pantalla un Tribunal: Le recordar ba el divorcio de sus padres. Contrariamente a lo que ocurre con los niños, las niñas reaccionan vivamente ante las escenas sentimentales. En cuanto a las películas de gangsters éstas ¡parece ser capaces de provocar actos de deliñcuen cía entre los adolescentes normales Pero de todas maneras enseñan una técnica que ha sido inmediatamente aplicada a Ia. salida del cine con toda la puerilidad y las JJH consecuencia que caracterizan los actos antisociales de L adolescentes. Los médicos han advertido también que en la práctica ciertas películas aportan a los niños que han sido espectadores elemett tos nuevos pata sus juegos. A la salida de sefijaenTI- naenlLr una película sobre los tres mosqueteros, los niños de una escuela de París, comprendidos entre los once y los trece años, se fu- sieron inmediatamente o batirse en duelo- W