Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C: BHEBaCOtES ITTOEA G O 6 TO PE 1655. EDICIÓN DE LA MAÑANA, PAO. 8 la Mora, 6, al caerse del vehículo. Sus heridas, fueron calificadas de pronóstico reservado. -Manuel Arnáu González resultó con heridas de pronóstico reservado al caerse cuando viajaba en la parte trasera de un autobús de servicio público. -Manuel Quintos Moreno, domiciliado en Luis Vives, 2, sufre legiones de pronóstico reservado producidas en accidente de automóvil en el kilómetro 22 de la carretera de La Coruña, cuando conducía el coche matrícula M- 880,10. -Manuel Arroyo Giménez, de diecinueve años, domiciliado en Virgen del Val, número 38, sufre lesiones de pronóstico reservado producidas al darse un golpe contra una columna del tendido eléctrico cuando viajaba en un tranvía del disco 37. Después de ser asistido en la Casa de Socorro de la Colonia Moscardó, ingresó en el Hospital Provincial. UN CAMARERO NE GROLOGIGAS EL GONDE DE DOÑA- MARINA En Madrid, después de penosa enfermedad soportada con ejemplar espíritu cristiano, ha fallecido D. Narciso José de Liñán y Heredia Eguizábal Saavedra, conde de Doña- Marina. Ferviente luchador tradicionalista, supo unir siempre en su recia personalidad de caballero cristiano los deberes de su estirpe con los del trabajo intelectual a que le obligaba su cultura y sü vocación. Fino escritor, de veta literaria heredada de su bisabuelo el duque de Rivas, y de su padre, el anterior conde de Doña- Marina, consagró su actividad a trabajos de erudición. Era director de los Archivos de Pa- i lacio y subdirector del Museo de Arte Moderno. En la sociedad madrileña y de Navarra la noticia de su muerte ha causado profundo dolor. Su viuda, doña María del Pilar de Liñán y Laó, condesa viuda de DoñaMarina; sus hijos y deudos reciben infinidad de testimonios de condolencia ENTIERRO DE THOMÁS MANN Kilchbergr (Suiza) 16 Han sido inhumados en el cementerio de esta localidad los restos del novelista alemán Thomas Mann. Más de 500 personas asistieron a una ceremonia religiosa en la iglesia pro- testante, y luego al sepelio. Las dos Alemanías estaban representadas en los actos: la de Bonn por su ministro en Berna, doc- tor Helzapfel, y la de Pankow, por su ministro de Cultura, Johannes R. Becher. Parece que el presidente federal, doctor Heuss, tenía el. propósito de asistir a los funerales, pero que el anuncio de la venida de un miembro del Gobierno alemán rojo le hizo desistir. El comediógrafo Richar Schv tzer, viejo amigo del finado, pronunció una breve apología de éste, -Efe. EL DOCTOR ANDREU URRA Jaca (Huesca) 16. El doctor D. Juan Andréu Urra, de cincuenta años de edad, falleció ayer tarde en Jas proximidades del lago de Bachimana, a 2.200 metros de altura sobre el nivel del mar, a consecuencia de un ataque cardíaco. El docto r Andréu, natura de Vitoria, era decano de la Facultad de Medicina de Sevilla, y veraneaba en el balneario de Panticosa El fallecimiento sobrevino en el curso de una excursión al indicado lago. El cadáver será trasladado a Sevilla. -Cifra. Ayer descansó en el Señor D. José Jaén Jiménez. El entierro se verificará hoy, a las 2,45, desde la casa mortuoria, avenida de América, 25. -R, Un camarero de antes de la guerra... del 14: José Antón, n hombre atento, simpático, servicial, ¿A qué edad empezó el oficio? -A los dieciocho años, de ayudante- ¿Dónde? -En Burgos, -mi patria chica. Mi padre era zapatero remendón y quería que yo siguiera el mismo oficio, pero no me gustaba; preferí, esto, porque el ambiente de Burgos me ahogaba y de camarero tenía más probabilidades de salir de allí. ¿Cuándo salió de Burgos? -En seguida. Me fui a San Sebastián. Y, de allí a París, aprovechando las ventajas que ofrecía entonces una. sociedad internacional llamada La Ginebrina que: hacía intercambios de camareros para que aprendiéramos idiomas. Pero a mi no me dio tiempo, porque a los catorce días estaU 6 la guerra del 14 y nos echaron de París. ¿Qué hizo entonces? -Volví al Casino de San Sebastián; entonces estaba en todo su apogeo. Recuerdo que en una tarde se servían más de quinientos tés. ¿Y, cuándo llegó a Madrid? -A los veinticinco años. Debuté en el hotel Inglés, donde se servía de frac y con guante blanco. Después- pasé a casa Turnier, restaurante y pastelería, por donde desfilaba, toda la grandeza de España. Ahora estoy en una casa mixta, es decir, donde hay restaurante, limonada, café... ¿Cuánto costaba un café cuando us- ted empezó? -Veinte céntimos. ¿Beneficios de un camarero en aquélla épdisf Seijún. El qiie, sq aj a ocho duros diarios; como yo, era el amo del mundo. ¿Qtá tanto por ciento disfrutaban en toncest- -Igual que hoy, el diez en restaurante y el veinte en limonada. ¿Propinas? -Las propinas entonces eran lo más im- VEtAZQUEZ, 42- MADRID- ATOCHA, 62 TALLERES Y SERVICIO DIESEL OR. ESQUE 41 DO, 182 portante, porque por mucho que se ven diera, como estaba todo tan barato... ¿Hoy? -Hoy supone más el tanto por ciento. ¿Propina media de ayer? -Diez céntimos. ¿De hoy? -Dos reales. -Vamos a ver, ¿cuántos son los- man damientos del camarero? -Tres: prudencia, seriedad y delicadeza, -Resúmalos en uno. f- -Saber estar. ¿Cuántas clases de camareros hay. -Según la clasificación del Sindicato, tres: de primera, de segunda y de tercera. Yo soy de primera. ¿Cobran con arreglo a esa clasifica ción? -No. El jornal depende de la tasa don- de se esté. Pero siendo de primera se cuenta con más garantías, por trabajar, en una casa buena. ¿Dónde están los mejores camareros de España? -Indiscutiblemente, en Madrid y en Barcelona. Pero eso- no quita para que venga uno de Bilbao, por ejemplo, y se acó fie bien. ¿Entiende? ¿Los clientes más generosos? -Los de Bilbao. ¿Desaparecerá la Propina con es tiempo f- -No lo sé. El Sindicato tiene la palabra. ¿A quién favorecería la supresión de la propina? -Al cliente le quitaría molestias. A nos- otros más bien nos perjudicaría. -Cafeterías. ¿Terminarán de mis con el cafe clásico? -Creo que no. La cafetería es una cosa del momento, y pasará. Hay que tener en cuenta que el español, lo mismo que el francés, y éste más aún, hace de la mesa un rito. -Camareras. ¿Desplazarán por, completo a los camareros? -No; aunque están haciendo mucho dai o. ¿A quién sirve usted más a gusto, al hombre o a la mujer? -Al hombre; es menos exigente y tiene más capacidad de comprensión. ¿Qué clase social abunda más entre los clientes de los cafés? -Artistas de teatro y escritores. ¿Le han dado muchos sablazos los parroquianos? -Muchas veces he prestado dinero, sí. Y algunos clientes están al descubierto todavía. Pero por esos han pagado otros con. creces, si no con dinero, con afecto- ¿Ejemplo de los primeros? ¡No! ¿De las segundos? -El duque de las Torres era de lo más simpático que he conocido, v D. Enrique Borras, D. Ricardo Calvo, D. Enrique Chicote... Además de prestamista, ¿qué otras es? pecialidades ha de reunir un camarero? -Hay que ser un poco médicos; dar la sensación de que se entiende, vamos. Por ejemplo, viene un señor y le dice a uno: ¿Qué me vas a dar hoy, Antón? Anoche me hizo polvo el café Contestación: Pues tome otro café. y ¡Nol exclama. Si. señor; y si vuelve a hacerle daño, lo deja ya para toda la vida. Este caso me ha ocurrido a mi. ¿Y qué hizo el fiarroauicno? -Tomar café, natun mente, y, al día siguiente, al verme, sonrió y volvió a tonar café sin recomendr- iones. Quisa íe haría daño el café, pero lo que prueba es que no quería dejar de tomar café. Psicología.