Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S Á B A D O 6 BE A G O S T O DE 1955. EDICIÓN DE crónicas aparecidos en periódicos durante lizar una desratisación oficial y a fondo, el año actual, teniendo preferencia los que en las cloacas. Luego, cada año, se presentaexalten la labor de los economistas. Premio ba un caso, o dos, de la terrible plaga y se Jerónimo de Uztáríz de 5.000 pesetas, votaba una cantidad de socorro para desrapara artículos y crónicas publicadas en pe- tizar. Eran los años en que las burras de riódicos, revistas o folletos, durante el pre- la leche andaban por las calles con sus mansente año, por economistas colegiados, so- tas rojas bordadas, y en que se combatía el bre temas económicos de actualidad. Pre- reuma infeccioso con baños dé agua de mio Antonio de Capmany de 4.000 pese- mar caliente, administrados a domicilio por tas, para autores de artículos o crónicas pu- unos hombres con patillas vestidos de mablicados en el Boletín del Colegio Nacio- rineros. Entonces la obesidad tampoco era nal de Economistas durante este año. To- un bien; pero la gordura representaba estar dos los trabajos se enviarán al decano del sano. Y los vegetarianos fanáticos, delgadíColegio Nacional de Economistas (Av. de simos y malhumoradamente ásperos, eran José Antonio, 56) hasta el 10 de enero de considerados como pretuberculosos sin cura 1956, recortados y pegados en hojas de ción posible. Y morían prematuramente, 27 centímetros por 21, acompañados de otra como su gí an definidor el doctor Falp y hoja en que conste el domicilio del autor y Plana, el poeta cantor de la industria el título y la fecha de la publicación en que corchotaponera de San Feliú de Guixóls y PaliKiós, que como un nuevo inspirado hayan aparecido. exclamaba en su inmortal obra Lo geni -Concurso literario Gabriel y Galán -cátala El genio catalán desde Feliú Establecido para conmemorar el aniversa- de Guixóls a Palamós la activa, la industria rio del poeta José María Gabriel y Galán: catalana envía el tapón al Norte! Años Premio excelentísimo señor ministro de Educación Nacional de 5.000 pesetas, para una poesía original, inédita, sobre tema libre y con un mínimo de setenta versos; Premio excelentísimo señor ministro secretario general del Movimiento de 1.000 pesetas, para una monografía sobre el tema Extremadura en la obra de Gabriel y Galán c o n extensión mínima de 20 folios; Premio jefe nacional del S. E. U de 1.000 pesetas, para un artículo periodístico publicado en la Prensa nacional sobre el tema Cáceres en el Movimiento Nacional Premio Jefe nacional del S. E. U. de 1.000 pesetas, para una monografía sobre el tema Guadalupe advocación hispánica con extensión mínima de 15 folios, al que podrán acudir estudiantes universitarios y miembros de la Sección de Graduados del S. E. U. Los trabajos se remitirán a la Secretaría de la Jefatura Provincial del S. E. U. (Av. de la Virgen de la Montaña, 15, Cáceres) antes del 10 de diciembre del año en curso. LA MAÑANA. PAG. 33 plácidos aquellos! Un célebre redor de lá Universidad, doctor de mucha fama, terminó con estas frases dedicadas a sus alumnos en un inolvidable discurso: Y no he de deciros nada más. Estoy orgulloso de vuestra conducta. Prosigad! Prosigad! De ayer a hoy, salvando, claro está, lo buenísñno- -que lo había- -de ayer, van estos congresos y estos estudios. Sólo hay que temerle a la literatura. Un ilustre psi coanalista se ha referido ayer a Sancho Panza, afirmando que habría vivido más comiendo menos. No olvide el sabio doctor que Don Quijote nutrió mucho antes, y co- mía muy poco. Sancho murió en plena vejez, consumido por incurables ataques de dolorosa añoranza. -Joaquín MONTANER. DECLARACIONES DEL DOCTOR MARAÑÓN Barcelona 6. (Por teléfono, de nuestro corresponsal. Jaime Arias, el excelente periodista del Noticiero Universal sa ha entrevistado con el doctor Marañón, quien refiriéndose al tema concreto del Congreso que se celebra en Barcelona, opina que es de gran trascendencia social el estudio científico de la obesidad. ¿Incluso para España? -Hasta, hace poco, España, a pesar de ¡os defectos alimenticios, era un país de gardos. El ideal del español y de la española era ser gordo. Ahora ha cambiado mucho. Se ha convencido de que la obesidad no es ningún estado social. Según el d otor Marañen, no es la moda la ojie ha influido en esta distinta actitud nutritiva, sino la incompatibilidad de la vida moderna con la goráara. El hombre es cada día más activo, y su radio de desplazamiento que, en tiempo de las cavernas, se reduce a seis rnetres cuadrados, es hoy, prácticamente, ilimitado. Y ser gordo es un inconveniente para el continuo ajetreo y los largos desplazamientos, aparte de que la idea fie la prolongación de la vida nos impone auíorrestricciones. Cada día habrá menos gordos, pronostica el doctor Marañón, jue en esto encuentra ¡i paralelo con la fiesta de los toros, que cada día también cuenta con menos aficionados aunque con más espectadores. ¿Qué otras enfermedades prevalecen aún entre los españoles? -Ni más ni menos que en los demás países de Occidente. Antes se moría da tifus; ahora de trastazos en la carretera. Lo que está cambiando es la manera de morirse. Le Fígaro pubíica estos días un reportaje sobre España, que su autor iia titulado España sin fiebre ¿Está nuestro cuerpo a 36 grados, doctor? -El título es excelente. ¿Sigue usted algún régimen dietético? le han pregUEÍado antes de despedirse de él, y ha contestado: -No. Mí résrimen es el trabajo intensivo. -J. M. Barcelona 5. Han continuado las. tareas del I Congreso Iberoamericano de Intercambio Médico Psicológico, en las que participan sesenta médicos de diversos países, entre los que destacan las re- presentaciones de España y Portugal. Según ha manifestado el doctor Mariano de la Cruz, en la actualidad hay nás obesos que en el siglo XVIII, orno consecuencia del distinto modo de vivir. Antiguamente se estudiaba la obesidad desde el punto de vista somático- er. docrinológico, pero no se averiguaba la génesis, mientras que hoy día la Psicología esto. dia la generalidad de las enfermedades somáticas, y entre ellas la obesidad, lje- í gando a la conclusión de que el individuo vive en la sociedad moderna en un estado de tensiones emocionales y de angustias, desconocidas en el siglo XVIII, que le convierten en hombre más. inseguro, y para compensar esa inseguridad come más que entonces. -Cifra, A B C en Barcelona: Contra la obesidad Barcelona 5. (De nuestro corresponsal. Comenzó sus tareas el I Congreso Iberoamericano de intercambio médico psicológico, y los ilustres especialistas estudiarán, desde todos los puntos de vista, y de juicio, la obesidad, sus causas y sus efectos. Es posible que cuando el Congreso termine su labor, los obesos, los aspirantes a obesos, y sus familiares, que pesan más que los obesos, posean una fórmula técnica y práctica para que la obesidad no se produzca, no prospere, y disminuya. Si esta fórmula se consigue, el Congreso habrá logrado una eficacia casi trascendental. Y si no se consigue, pero abre algún horizonte nuevo para evitar el daño, o aminorar los peligros, también serán dignos sus preparadores, organizadores y actores del agradecimiento de los innumerables pacientes, de sus amigos y de sus parientes. En realidad, las cosas han variado mucho en medio siglo. La medicina, la higiene, sobre todo, han evolucionado de- manera prodigiosa y decisiva. Y lo que antes era señal casi de salud y de alegría, es ahora motivo de preocupación, de enfermedad, o de tristeza. Lo de la gordura y lo de la hermosura andaban de lado como signos de realidades optimistas. La higiene, la sanidad, se hallaban también casi en mantillas. Yo recuerdo una Junta de Sanidad que en una grave reunión, para examinar y combatir varios casos de cólera, tomó la decisión heroica de que el alcalde, bajo su responsabilidad, destinase treinta mil pesetas para rea-