Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O 6 D i A G O S T O DE 1953. EDICIÓN DE LA MAÑANA, PAG. 27 ABC en París CHEVENIER, ENCARGADO DE INVESTIGAR EL CRIMEN DE LURS, ESTA SEGURO DE PRENDER ESTA VEZ A TODOS IOS CULPABLES A los tres años de cometido el asesinato de los Drummond, se ha reconstituido la escena con todo detalle París 5. (Crpnica telefónica de nuestro corresponsal. Esta noche pasada la luna llena de Provenza ha iluminado una singular escena: la reconstitución; con todo género de pelos y seña les, del crimen de. Lurs, Hoy hace tres años, día por día, del triple asesinato de los Drummond, y, como se, ve, nadie parece estar cansado de darle, vueltas a lo qué se ha dado en llamar tan tontamente el crimen del medio siglo El comisario Chevenier, director de la nueva- investigación, quería comprobar bajo la misma, luna de agosto algunos ése- iremos que, como otros muchos, cojean lamentablemente en el sumario sobre, el cual se edificaron las audiencias: qué en Dignes acabarpú por condenar a muerte al viejo Gastón Dominici, patriarca de la Grande Terre ¿Se podía ver desde la Grande Terre el terraplén donde, acamparon los ingleses? La luna- -un Observatorio de la región ha certificado que está del- 4 de agosto ira idéntica, á aquélla del día trágico- se, ka encargado de dar en este punto larezón a Gustavo Dominici, el cual afirmaba que desde las ventanas de su casa no podía ver quien había durante la matanza en el cani r pamenio de los ingleses. Le harán falta a Gustavo muchas lunas favorables para esquivar una investigación qiié apunta contra él- -y contra su sobrino Roger Perrin- de: una manera deliberada. Cuánto ha costado arrancar esta nueva investigación policíaca! Los magistrados de Dignes y él juez Carrias, Un joven muy pegado a los papeles, han hecho gala de un contacto de codos cerrado en defensa de la autoridad delacosaJAzgada Los patricios de la vieja Roma no hubieran sido más graníticos qiie ellos. Autorizadapor el ministro de Justicia, hace, ocho meses, la nueva información del comisariode París, Chevenier, que viene a enmendar a su colega Sebeiüe, de Marsella, y a poner en tela de juicio al propio juicio de. Digne, no ha podido p j íerse. en marcha hasta hace cinco días. Inmediatamente, los periódicos se. han lanzado sobré el teína como a un refrescante baño canicular. El asunto Dominict es algo así como una continuación de la Vuelta a. Francia. Tiene, el encantó de lo ya conocido y de lo que se repite, aunque nos siempre idénticamente. A unos nos gusta más este o aquel pasaje; a otros, otro. Hay. una: interpretación de SebeiUe, una- interpretación, de Creve- n xer, como, ocurre con las zarzuelas que, se dan en nuestro país por: esta misma época. Todo se. repite, todo recomienza, y siempre apasiona por igual. Sentenciado $1 viejo Gastón, parecía que; íbamos, í vernos, privados, la r, ac ón nier. posee como arma secreta un cuestión nario completísimo, una verdadera telade araña, en la cual él está seguro de pren- der esta vez a los culpables, a todos los culpables. EMERGE EL JUEZ MAYER DEBA. JO DE LAS AGUAS Día hoy de reapariciones niafabras. Otro asuntó misterioso vuelve a la. actúa lidad, acompañado de un. cadáver. El. ma rinero. de una barcaza ha descubierto en el bajo Sena el cadáver del. juez de Rouén, Mayer, desaperecido puntualmente con el año pasado. Exactamente, el día 31 de di ciembré, Mayer, después de haber ordena do pulcramente sa mesa dé trabajo, aban donó su Juzgado, montando su flamante, bicicleta- motor, y desapareció para siem pre jamás. -Como con él desaparecieron varios. do- cumeíitos de, un expediente que instruía contra varios miembros del partido cotnu- mista del Oeste de Francia- -precisamen- te españoles- se pensó si con ellos se había ido irás el telón de acero Alguien afir- mó haberle visto eii Viena, moderno puer to dé Caronte, para pasar y repasar la, lí ned Este- Oeste. Se le descubrió al juez Mayer una doble vida. Su evidente aus teridad se quedaba en Rouen, cuando él frecuentemente se venía a París, En, -los. bares nocturnos de Montparna. sse se le. conocía, y no precisamente como juez. Hace: un par de meses, un tranquilo pes dador; tíe caña descubrió la bicicleta, su thergida entre dos aguas del. Sena. Ahora, reaparece él mismo. Una cosa queda clara, por lo menos: Meyer no es un pasado a los comunistas. Es sólo un traspasado. ¿Suicidado? ¿Asesinado? Esta parte: ¿el misterio permanece intacta. La autopsia quizá podrá revelarnos ala o, -C a r I ó s S E N T Í S diaria que el a, sunto Dominici nos había suministrado durante tanto tiempo. Sin embargo, nunca se extinguió el fuego del affaire La condenación a muerte de? un solo criminal dejó insatisfecho a todo. el mundo, Y aun. la misma intervención del u patriare a de la Grande- Terré no- se aclaró ni se definió. Todos nos quedamos después del proceso de Dignes con la: sénsa ción de que había, otro 11 otros criminales. Él comisario Chevenier ha hurgado estos días pasados sobre un punto que la primitiva investigación pasó demasiado por alto: la misma noche dé hoy hace tres años hubo en la finca deja Grande Terre una reunión dé la célula comunista: local, que, copio quizá se recordará, presidía Gustavo Dominici. No vaya a creerse que los comunistas de Lurs. eran unos sitnples aficionados Todo lo contrario, Al amparo, de los. días turbios de la liberación, se dedicaron al asesinato a mansalva, disfrazado de ejecución o represión política Tenían armas de guerra y demostraron en 1945 que sabían muy bien apretar el gatillo de un, fusil ametrallador. El móvil del- asesinato, según el comisario Chevenier, no es otro qué el robo puro y simple. -Lo demuestran simples detalles qué él pacientementé ha acumulado. El comisario Cheve- CAE AL MAR EN FÓRMEMOR UÑ HIDROAVIÓN MIMAR Y PERECEN CUATRO DE SUS TRIPULANTES Otros tres resultaron gravemente heridos sPalma de Mallorca 5. A las ocho t veinte de la mañana de hoy, cuando sobre Fórmentor -el hidro Dbraier nfíméro 51- 3, de la base de Pollensa; con siete tripulantes, y a causa de una avería en sus motores, tuvo caie efectuar un amaraje íorzoso. Ei aparato se hundió Cpn: el aparató desapareciero. ri el piloto jefe, capitán D, José María Lorente Arraiza; el Brigada, D. Jesús Gómez Eadiinon y. el soldado Sebastián Piriz. Inmediatamente acudicien lanchas de. salvamento, que recogieron, heridos, al segundó piloto, teniente D. Luis Amil Manzano; cabo mecánico, -Ramón Rodellada Cróinez; c abo de radio Osear Roque Vilílárroya, que falleció poco después, y cabo José María, Lomas. Los heridos, que fueron trasladados a la base de, Pollensa, en las primeras lioras de la noéhé, aún no habían podido declarar, debido a la gravedad de su estado. Menchéta. I N C E N D I O S E X T I N G U I D O S P O R LA v LLUVIA. -EN CAÑADA- Tororito Canadá) 5. La tan esperada lluvia, sofocó ayer, por lo, menosi catorce incendios forestales en la parte septentrional de la, provincia de Ontario, pero Cifra. a- ún quedan 136. Es éste quinto, mes 1 en que. por lo menos un centenar de boST CINO OBREROS MUERjOS EN UN. -V! ques han estado ardiendo en un punto u i? POZO otro de Ontario. -Efe. -ILisboa. 5. Cinco hombres, de ellos dos VICTIMA DE LA EXPLOSIÓN BE UN hermanos, han myerto a consecuencia de POLVORÍN ehxanaciónes de gases tóxicos. Los obre Pontevedra 5. En las, últimas horas de ros trabajaban en el achicamiento de la tarde de hoy se ha producido una exagua de un, pozo, en Regua. cuando se plosión en un polvorín que, ec 1 lugar aisvieron sorprendidos por la presencia dé lado dé La Junquera, cerca dó ¡barrio del los. gases. El padre de los dos hermanos Burgo, r de ésta capital tenía nstaladd don trabajadores lanzó una cuerda a éstos r qúa lnlciaroaelí a s c e i i s p E e r o 3 i- i cio de su taller de pirotecnia. Próximo al polvorín había también un alpenüsre des- tinado a almacén de materiales, y taller, distantes unos diez- metros las dos edifica ciones, que, construidas de ladrillo y cemento, volaron totalmente. Dedicados a la confección de bombas dé palenque, se hallaban, además de don Manuel Pacheco, el padre de éste, don José- Pacheco Rey; su hijo, José Pacheco, y el empleado eventual José Luis Ferreifo García. El propietario de l a industria estaba en el almacén, y los restantes en, el taller. José Luis: fue a buscar un potío de pólvora, negra; al parecer, piso pólvora de clorato y se produjo la explosión, por efecto de la, cual sufrió. la amputación traumática de la pierna derecha y gravísimas quemaduras, falleciendo momentos después de ingresar en un sanatorio, al que fue. rápidamente trasladado. Don Manuel Pacheco sufrió, entré otras lesiones, la fractura de dos costillas. Muchas de las casas del barrio del Burgo sufrieron rotura de cristales, y los mai- zales, viñedos y frutales- que circundaban él recinto quedaron 1 destrozados. Las autoridades se personaron en el lugar del suceso para instruir diligencias,