Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. S Á B A D O 6 DE A G O S T O DE 1955. EDICIÓN DE IA MACANA, PAG. 22 A. B C en Río de Janeiro KUBITSCHEK APA 1 ECE COMO EL MAS FIRME Sus dos rivales son el general Juárez Távora, ex revolucionario, y el millonario Ademar de Barro LA REALIDAD ES QUE NADIE PUEDE HOY PRONOSTICAR LA DISTRIBUCIÓN DE LOS VOTOS Río de Janeiro 5. más a Getulio Vargas, el caudillo de los (C r ó n ica exclusiva trabajadores, el hombre de personalidad para A B C A dos que logró la emancipación de las clases meses de las eleccio- humildes, y que se pegó un pistoletazo un nes p r e s idenciales, 24 de agosto para seguir esa lucha. Su tesBrasil vive con inten- tamento íué ese: El pueblo de quien yo sidad su drama políti- fui esclavo, ya no volverá a ser esclavo co, cuyas consecuen- de nadie. Y en el horizonte político bra cías han de repercutir sileño, solamente un hombre se presenta en todo el Continen- encarnando, parcialmente, los. ideales del te. Si este fuera un fallecido Vargas: Juscelino Kubitschek, el ex gobernador de Minas Gerais, al que país en el que las tendencias políticas se desarrollasen con línea clara y defi- se le podrá acusar de muchas cosas, menos íiida según los patrones izquierdistas de haber caído en una sola contradicción, y derechistas existentes en la mayor par- desde que comenzó su campaña, y que ha te de los países del globo, podría pronos- demostrado energía suficiente como para ticarse que la Conferencia de Ginebra habría servido para señalar en Brasil el hombre que el pueblo elevará a la Presidencia ü. e la República el próximo día 3 de octubre. Pero no es así. Cuando se piensa que SEA PRUDENTE. ha sido posible la alianza del general Juárez Távora, lanzado por los demócrataASEGÚRESE EN cristianos de monseñor Cámara, con el partido socialista, se comprende mejor lo que trataba de expresar. La candidatura del general Távora es, a primera vista, la que cuenta con mayor número de probabilidades de triunfo, si el observador no está muy al tanto de los secretos de la vida pública brasileña. El candidato de la U. D. N. (Unión Democrática Nacional) Etelvino Lins, retiró su candidatura- -surgida sin jinanimidad- -en favor del general, lo que permitió a la U. D. N. apoyar a Juárez, completando así la curiosa coalición conservadora- socialista- católica- liberal, que pretende ser un frente de renovación nacional con un jefe militar ex revolucionario, que suele apoyar sus afirmaciones electorales con gestos dramáticos y puñetazos sobre la mesa, que dejan un poco perplejos a los auditorios de este país, donFundada en 1916 de no se pierde la calma fácilmente y está fuera de tono la subida de voz. MABKID SERRANO, 12 La U. D. N. derrotada dos veces en las urnas en los últimos diez años, se las promete muy felices con el general Távora, que ha esbozado un programa nacionalista y de administración enérgica, apoyado sobre la defensa del petróleo y la moneda, y la renovación de los métodos de gobierno. Es verdad que el general gana adeptos ca la día que pasa, pero no es menos cierto que los que incorpora a sus filas son, en definitiva, sus partidarios naturales Es decir: el enorme esfuerzo publicitario del general Távora sirve, por el momento, paya mantenerle sus fuerzas, que todo el munido sabe cuales son: la derecha camuflada, que acabó con el Gobierno Vargas, y jque tanto desprestigio atrajo sobre sí desde su subida al poder, hace ahora un año. Ni siquiera el apoyo de Janio Quadros, guib rnador de Sao Paulo, a la candidatura Távora, y la inclusión en la fórmula electoral del prestigioso Milton Campos, presidente de ia U. D. N. para la vicepresidencia de la República, hacen sospechar que las filas del general estén demasiados apretadas. ¡El SLpeblo brasileño recuerda cada vez DOS PESCADORES DE ALGEClRAS ENCUENTRAN UN BANCO DE PERLAS Algeciras 5. Un magnífico banco perlífero ha sido encontrado por dos vecinos de esta localidad cuando se dedicaban a las faenas de pesca. Al llegar a un arrecife hallaron el banco, del que extrajeron una especie de mejillones gigantes, dos de los cuales medían más de un metro de largo, que albergaban en su interior un total de 42 perlas, unas en proceso de formación y otras, blancas y negras, perfectas y de gran belleza. Los felices autores del hallazgo guardan la mayor reserva acerca del lugar en que se encuentra el mencionado banco, a cuyo sitio volverán cuando amaine el fuerte viento que desde esta mañana impera en estas costas. -Cifra. llevar a la vicep residencia al ex ministro de Trabajo de Vargas, Joao Goulart, paladín del salario mínimo, presidente del P. T. B. (Partido Trabalhista Brasileño) y hombre al que- las Fuerzas armadas miran con gran recelo, por el hecho de haber manifestado juveniles ideas en pro de un inquietante sindicalismo. He aquí, a juicio de este corresponsal, la candidatura hasta ahora más firme y más recta. Pero su victoria en las urnas podía ser muy peligrosa. Los militares hablan continuamente de golpe no tanto por el deseo de darlo como por la intención de asustar al electorado. Quieren generalizar la idea de que, caso de triunfar Kubitschek, las Fuerzas armadas impedirían, con sangre, su subida al Poder. Contra esto está la voluntad de la mayoría. Es todo cuestión de porcentaje. Hoy mismo, el partido republicano ha decidido prestar su apoyo a la fórmula Kubitschek, nacido de la alianza socialdemócrata- laborista. La lucha se presenta cerrada. Todavía existe un tercer candidato con probabilidades de victoria. Se trata del viejo político Ademar de Barros, lanzado por su partido, el P. S. P. (Partido Social Progresista) con sede central en Sao Paulo. Ademar es un millonario, lo que no impide que aparezca como socializante, fiel toda su vida a un mismo camino, lo que no es corriente entre los políticos de aquí. Lo que ocurre es que no todos saben cuál es ese camino. Cuando fue gobernador de Sao Paulo, su administración se caracterizó por el progreso a toda costa. Votadme a mí, que yo dilapido menos era su slogan electoral. Tendrá votos en el Norte y en Sur de este inmenso país, pero ha llegado a la lucha un poco tarde. Si hubiese conseguido la alianza de los trabalhistas de Vargas (alianza que ya triunfó en las elecciones de 1950) sería distinto. El no pierde la esperanza de atraerse jos votos del ala más conservadora del laborismo, mediante la inclusión en su fórmula electoral de un hombre que bien pudiera ser el senador Pascualini, teórico trabalhista, lo que dividiría las fuerzas de la supuesta izquierda, en beneficio del general Juárez Távora. En cualquier caso, ningún otro candidato tiene probabilidades de triunfo, y nadie debe olvidarse de que al margen de las especulaciones de tapete de una serie de profesionales, están las masas de ciudadanos, dispuestos a no tener en cuen ta su propia filiación política, si sus propios iitereses, o los del país, así se Jo aconsejan. En otras palabras: nadie puede hoy pronosticar la distribución de l o s votos. -Javier M. DE PADILLA, tlüf