Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S 4 PE A G O S T O DE 1955, EDICIÓN PE LA MAÑANA, PAG. 17 seno ni mucho menos separarlos de sus compañeros trabajadores. -En alguna ocasión ha preocupado el que el sistema regulador dé las Universidades Laborales no está determinado por las disposiciones legislativas de orden superior. Concretamente; por leyes votadas en las Cortes. ¿Hay alguna razón que haya aconsejado tal política? -Las Universidades Laborales se rigen por un Consejo técnico formado por profesionales de la Enseñanza Superior, Técnica, Media y Primaria y por representantes de las Mutualidades Laborales que financian estos Centros. Naturalmente, su programación será objeto de aprobación previa del Ministerio de Educación Nacional, conforme a las leyes vigentes votadas en Cortes. No creo que. sea necesaria otra ley especial para estos Centros, que si desde el punto de vista social constituyen una novedad, tomados aisladamente los aspectos didácticos se los encuentra encuadrados en los reglamentos vigentes. Por lo que se refiere a la inversión de dinero procedente de las reservas de las Mutualidades Laborales, aquélla se encuentra regulada por una disposición conjunta de los Ministerios de Hacienda y Trabajo, aprobada en Consejo de Ministros y encuadrada, perfectamente en las leyes generales de la Administración del Estado. -Ignoramos si es cierto o no, pero so insiste en que ahora la Universidad Laboral de Gijón y después las de Tarragona, Córdoba y, Sevilla, que por lo que a su plan de instalaciones, se refiere. son resultado del impulso nácionalsin icalista de las Mutualidades Laborales, van a ser entregadas para su dirección, adahinis. tración y conservación, a instituciones determinadas, duchos universitarios falangistas piensan que sería mucho mejor convíiar la formación, de los; estudiantes ds las citadas Universidades. Laborales al Frente de Juventudes, obra predilecta deJ Régimen y garantía dé continuidad de la Revolución Nacíonalsindicálista. ¿Podrías aclararnos algo sobre este, aspecto? -Es completamente cierto que la Universidad Laboral de Gijón será regida pot una comunidad de jesuítas de ámbito universal, es decir, dependiente no de un provincia cualquiera, española o extranjera, sino reclutada entre los grandes especialistas que los jesuítas tienen esparcidos por todo el mundo en la enseñanza técnica, en la que son maestros: Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Alemania e Italia, principalmente, a los que se añadirán elementos procedentes dé otras escuelas técnicas. La juventud procedente de nuestras organizaciones tiene su puesto en estas Universidades en la formación política, en el aspecto deportivo, en ciertas cátedras de formación histórica y, sobre todo, en la enseñanza primaria, que ésa sí que es típicamente una tarea que nuestros jóvenes no pueden rehuir, y en la qué les esperan servicios difíciles y a veces heroicos a la Patria. Supongo que la observación de que las Universidades Laborales, en cuanto a instalaciones, proceden del impulso nacionalsindicalista de las Mutualidades Laborales no es una manifestación de oposición a la idea de que los jesuítas o cualquier otra Orden docente se presten a hacerse cargo de las Universidades Laborales. El Nacionalsindicalismo jamás se ha declarado incompatible con la Iglesia ni con su magisterio; antes al contrario, ha declarado muchas veces su identificación con las doctrinas pontificias, que no quiere que le arrebaten- grupos de profesionales de ciertas políticas. Cualquier actitud anticlerical sistemática en nuestro campo me parecería particularmente anacrónica e impropia de nuestra cuña popular española. Gijón será dirigida por jesuítas; probablemente, Córdoba, por otra Orden religiosa de raíz españolad y Tarragona y Sevilla serán dirigidas por seglares. LA UNIVERSIDAD LABORAL ES OBRA DE PAZ Y DE JUSTICIA T o d o s los obreros admitidos tendrán las mismas oportunidades y a todos se les dará acceso a la universalidad de conocimientos MANIFESTACIONES DEL MINISTRO DE TRABAJO, SR. GIRÓN, ACER. CA DEL CONTENIDO Y LOS FINES DE ESTOS CENTROS DE FORMACIÓN PROFESIONAL El anuncio de que en breve comenzarán a funcionar algunas Universidades Laborales ha despertado un interés extraordinario. Es mucho lo que en la historia social de España suponen estos baluartes de la cultura y de la formación profesional. No se inmiscuirán en las funciones de otros centros docentes superiores y servirán para crear una juventud consciente de sus deberes y de su responsabilidad en orden al engrandecimiento de España. Nadie mejor que el ministro de Trabajo, espíritu e impulso de las Universidades Laborales, puede explicar su exacto significado y el alcance de los fines que persiguen. En unas declaraciones al semanario Haz que reproducimos a continuación, D. José Antonio Girón explica lo que se pretende lograr con estos centros y la forma en que van a funcionar, -El S. E. U. por medio de su revista nacional Haz quiere ofrecer a los universitarios españoles una auténtica vi? ón. en torno a las Universidades Laborales, y para ello queremos hacerte unas preguntas. -Celebro mucho que se me hagan preguntas sobre Universidades Laborales, porque es necesario repetir- -y lo repetiré aunque sea mil veces- -lo que es una Universidad Laboral. Empiezo a sospechar que hay más gente interesada en no entender que gente que no entiende de buena fe. También es posible que ciertos elementos interesados en sembrar la confusión, a pesar de la claridad con que hablamos, hayan hecho circular conceptos encaminados a rodear un concepto tan claro como éste de una neblina que impida la visión limpia de esta idea. Pregunta, pues. -Antes de nuestra guerra de Liberación, los primeros Consejos Nacionales del S. E. U. incluyeron, en sus deliberaciones la creación de las Universidades obreras. Tú, que fuiste protagonista de aquella pretensión, ¿podrías indicarnos si existe alguna relación entre la aspiración del viejo S. E. U. y el plan de las actuales Universidades Laborales? -Evidentemente, la idea de la Universidad Laboral no ha surgido en nadie por parachutaje directo del Espíritu Santo, sino que se ha ido engendrando en las mentes revolucionarias- -la primera, la del Caudillo- Mjomo una consecuencia de teorías anteriores. La de la Universidad Popular, propugnada por el S. E. U. de antes de la guerra, es, indudablemente, la idea más determinante. De tal modo, que con muy leves matices, hijos de la experiencia y, sobre todo, hijos del cambio de la conciencia del país en muchos aspectos, es la misma. -Las Universidades Laborales, c o m o toda obra revolucionaria, tienen sus enemigos. No se encuentran entre ellos los estudiantes universitarios. Sin embargo, a estos últimos preocupa la forma en que las Universidades Laborales hayan de expedir sus títulos y el campo dé aplicación de éstos. En varios discursos y declaraciones has informado que las Universidades Laborales no expedirían títulos universitarios ni los correspondientes a las Escuelas Superiores de Ingenieros, ¿Podrías indicarnos cuáles son los planes en orden a la titulación en otros grados de la enseñanza, esencialmente en las diversas ramas de peritaje? f- -Deseo que se tranquilicen los ¿amaradas estudiantes en este aspecto. Las Universidades Laborales s o n, básicamente, unas gigantescas escuelas técnicas de formación profesional de obreros, capataces y maestros que van a incorporarse a las técnicas más modernas mediante una preparación dotada con elementos; avanzadísimos. Paralelamente, esos obreros irán adquiriendo una formación intelectual mínima de carácter universal que les peranita participar en todas las preocupaciones y en todos los goces espirituales que la civilización ofrece al hombre cultivado. -1 Nadie ha demostrado la necesidad de que J un obrero no sea un buen lector o un buen aficionado de cualquier disciplina. Antes bien, parece ser que éste es un camino para la paz social. La Universidad Laboral expedirá unos certificados- -llámales títulos- -de obrero especialista, de maestro de taller, de oficial calificado, de técnico en la especialidad, etc. Todos los obreros admitidos tendrán las mismas oportunidades y a todos se les dará acceso a la cultura universal, a la universalidad de conocimientos (de ahí el nombre Universidad) a que lie aludido. Y si en el curso de la formación profesional y universal el profesorado advierte- la presencia del supercapacitado, de ingenio que pide por su propia fuerza un clima superior para desarrollarse, ese supercapacitado será enviado a la Universidad Nacional, a la Escuela Especial, a la Academia Militar o Naval, a la carrera eclesiástica, etc. En este caso la Universidad Laboral actuará como ver- dádera alma mátér y tendrá a gran honor costear la vida digna del estudiante hasta el comienzo de su vida profesional. Y aun después, si fuera necesario. Porque ni quiere abandonar a los qué salen de su PflROUC FLORfDA Paseo de Coches del Retiro 5 TODOS LOS DÍAS S TAROEYNOCHE; Se nsacion al a ctuqcíón! fc (LOS BOCHEROS La bellísima bailarina w LORETO l Debut de las esculturales bailarinas internacionoles N THE RHYTHM AN 6 ELS MUNEQUITA BOMBÓN KÜIATIf A PIEL ANEU I íjós originales creaciones de Bazar, León, Fuencaral, 80 ¿Gran surtido eH juguetes para campo y playa. -Los universitarios españoles verían con mucho agrado que. bien a través de las Universidades Laborales o bien a través de un sisfema racional de becas como el qué ya sostiene el Sindicato Español Universitario o Ja Delegación Nacional de Sindicatos, los hijos de las familias más ñu-