Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, JUEVES 2 J l E 11 L i O A N 0 C U A D RA G ES 1 ¡w 0 O C 1 A V 0 N U M ERO 48 i 5.4 1 t i b l EMPI A R P ti S E, 1 A A B C en Ginebra o3 11 N A P A Ci i N A S EISENHÍJWER NO ABANDONA ELPROBLEMADE Tampoco ayer se adelantó mucho en lo relativo a la seguridad colectiva MIEKTRAS BULGANIN ACTÚA- -CON ZUKOF Y KRUSCHEF- MO LOTOF PERMANECE EN UN DISCRETO SEGUNDO TERMINO Ginebra! -9. (Crónica telefónica de nues- pero que entonces ya no será made in 4 ro enviado cspscial. ¿Estará muy des- V. 5. A. Hoy tampoco se ha progresado mucho contcnto Adenauer, cobijado en la vigilante muntaña vecina, al ver que la cues- en el tema, de la seguridad colectiva, a tión de la rcunificación de Alemania va pesar de que para los rusos es cuestión grata. Esperan a través de ella- -aunque quedando virgen sobre el tapete? Por si acaso, el presidente Eisenhower sea cediendo sobre el dorso de algún salia probad: hoy- -igual que en su primer télite- -diluir la N. A. T. O. y sumergir los discurso demostró que no so olvidaba de Acuerdos de París. Mañana, quizá, tomará los países satélites- -que no abandona el cuerpo la propuesta Edén, que, en cierto modo, viene a ser la intermedia entre rrobiema cié ia reunifieaeión alemana y lo ha. replanteado incorporándolo al tema americanos y rusos, los dos que en realidad dialogan de verdad en esta Confenúmero fíes de la orden dei día o seguri ii (í eurojír. Arrastrando esta carta f r. rencia. El diálogo es lo único que hasta zafia, Eisciihowsr espera liacer pasar al- ahora ha aportado esta Conferencia, y. gún acuerdo en el cambalache de última a pesar de la falta de acuerdos sobre otros hura o, simplemente, demostrar a Ade- temas, los americanos, y, a mayor abun íiauer que si no puede contar con todos damiento, todos los demás están satislos oeciÉlcíitaljs, por lo menos él hace ho- fechos de su estancia ginebrina. La. conor a lo un le prometió en Washington. rrección, la amabilidad, el no querer decir palabras inútiles, constituye una inDespués del viaje (le ítaab a Moscú mensa novedad después de diez años de -airarle los rusos ¡e dieron en diez miisutos 1 que durante diez años le habían guerra fría. Esta educación y buenas maneras- -úninegado a través de las mesas aliadas- -es Ie temer cualquier nuevo Sapallo. Hará ca aportación, hasta ahora, de la Con bien EiEí TilioTver en no abandonar el tema ferencia- ¿se debe personalmente a Bulganin, como algunos creen? í llevarlo, cada día, como una giba, a Vi. Conferencia. Adenauer irá pronto a MOLOTOF, EN SEGUNDO TERMINO Moscú, y Mu los rasos pueden ofrecerle Su vitola de hombre aseado, bien traun programa, fie reuniíicación igual cas jeado y pulido, su cortesía a la antigua al que ahera proponen los occidentales. (la única cortesía posible) todo puede inducir a creer que a Bulganin se deae ei nuevo comportamiento de los revolucionarios rusos. Pero la nueva consigna rusa El CONGRESO ATiAMTÍCO TRA puede muy bien no ser debida solamente a Bulganin. No TA D E EGRESO DE ESPAÑA basta ver moversees Bulganin el jefe y al equipo ruso para con. firmarlo. Zukof no ha venido, como se ha EN LA N. A. T. O. dicho, para ver a su amigo y camarada de guerra Eisenhower, preguntarle por su París so. lin la primera sesión del hijo y hablar de sus nietos, Zukof es el Congreso Atlántico que aquí celebran hombre más popular y más influyente en doscientos representantes de los dieciel Ejército rojo, y Bulganin se lo ha traíséis países de la 1 A. T. O. el autor do a Ginebra porque no puede tomar ninde la moción de la Cámara de Repregún acuerdo relativo a la seguridad, al desarme, a la desmilitarización parcial o sentantes de Washington, en la cual total de alguna zona central de Europa se invita al Gobierno a procurar el sin contar con Zukof. Venir sin él hubieingreso de España en la Organización, ra sido como venir sin Kruschef, voz y Wayne L. Ekiys, que es el jefe de la Delegación norteamericana en el Congreso Atlántico, subrayó que la moción, aprobada por unanimidad, pide que el presidente Eisenhower explore las posibilidades de llevar a España a la N. A. T. O. El danís Per Haerkerup dijo que Id propuesta de incorporación de España podría causar molestias a quienes no desean coiit ariar en esto a los comunistas. -Efe. Washington 20. La Comisión de Asuntos Exteriores de! Senado ha decidido aplazar su decisión sobre la propuesta para apoyar el ingreso de España en la N. A. T. O. hasta que termine la Conferencia de Ginebra. -Ufe. EN ESTE NUMERO El ministro de Trabajo, D. José Antonio Girón de Velasco, rinde homenaje a la fervorosa colaboración prestada por D. Joaquín Buiz- Giménez, desde el Ministerio de Educación Nacional, en la obra de creación de las Universidades Laborales (Pag 16.1 Nuestro colaborador, D. Juan Manuel Fanjtd, comenta una sentencia dictada por el Supremo en un caso de resistencia a los agentes de la autoridad (Pág. 22) En un hotel de Lisboa falleció ayer el famoso armenio Gulbenkian, rey del petróleo, cuya fortuna- -50.000 millones de pesetas- -pasará a su hijo Nubar. (Pág Un vecino de Azuaga (Badajoz) ha salvado de las llamas a tres personas (Pág. 29. voto del partido comunista. Con estos tres aquí, Molotof se ha esfumado discretamente, lo cue en Rusia es sinónimo de larga vida. A Molotof apenas ss le ve, y se retira adrede a la sombra de los otros ministros de Asuntos Exteriores, quienes operan como ejecutores y en segundo plano. Bulganin no dice yo dice siempre nosotros En realidad, el único yo auténtico que hay en Ginebra es Eisenhower, a la vez jefe de Gobisrno y jefe de Estado. Por eso no puede ir invitado a cenar a ninguna casa ginebrina, salvo una: la del presidente de la Confederación Helvética, M. Petitpierre; El presidente norteamericano, que puaie invitar a su mesa a quien quiera, no puede, en cambio, acudir más que a la de otro jefe de Estado, y aquí no están ni el presidente de la República, Coiy, ni la Reina de Inglaterra. Mañana, Eisenhover, con los demás grandes irá a cenar a casa del presidente de la Confederación Helvética. En el primer piso del pequeño palacio burgués se ha preparado otra mesa para veinte o treinta comensales: les guardaespaldas de Bulganin y Eisenhower, todos a la vez. Guardianes y guardados comerán el mismo menú, ¿y catarán los primeros antes que los segundos? No me lo han querido decir, pero lo tengo por seguro. Ya que están en Ginebra, los guardaespaldas podrían constituir un Sindicato internacional. Cada día los veo llegar en la nube de coches que precede y sigue al grande Después del despliegue, se sientan en los bancos de cualquier pasillo, y allí guardan su propio aburrimiento, desesperados, probablemente, por no poder jugar a los naipes ni poder ir al cine a verse en películas de policías y gángsters -Carlos SENTÍS. FORMULA RUSA INACEPTABLE PARA LA SEGURIDAD EUROPEA Ginebra 20. La Conferencia de os cuatro grandes ha entrado en un ca ej n sin salida con respecto a la unificación de Alemania y a la seguridad europea hoy, miércoles, pero el pre dente Eisenhower ha declarado que él cree que los rusos desean la pa? tanto como Occidente y que ambos bandos tienen que en. contrar necesariamente un puente 1 que salve sus diferencias y les lleve a la paz. Durante la breve sesión de la tarde, 1 DEmifRlil P É I!