Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D I, R I O I L U S T RADO D E INF O RM A C I O N G E ÑERA L FUNDADO IN 1908 POR DON TOROUATO LUCA Cl TINA ABC D 1 A R I O ILU STRA DO DE IIsrF O RM A C I O N G EN ERAL S E ha represenpoco podemos saber tado hace pocon certeza y de anc a s semana temano qué será lo La Celestina tepositivo o lo- neganiendo por bellísimo escenario las nobles más o menos rosa del final feliz- -novelas, tivo en el destino personal. Ya se sabe piedras del antiguo Cáceres. Contemplé comedias, películas- se nos presenta la que el amor, tan unido a la muerte por recientemente, con motivo de las Jorna- fuerza de este sino y el yo soy Melibeo poetas y filósofos, asume el misterio biodas Literarias por la Alta Extremadura, de Calisto, causando estragos, perdición légico y espiritual de la feminidad. Enaquellos mures a cuyo alrededor parece y muerte per doquiera. Podemos pregun- tre todas las apreciaciones, siempre seadenaarse la Historia, Recordaba también tarnos, ante aquellas creaciones litera- rán bastantes- -lo son en la historia de el estreno en el teatro Español, en 1041, el amor, en efecto, es algo de la literatura- -aquellos que se pronuncien de la misma adaptación, hecha por Fe- rias, si trágica que provoca la desdicha por el sentido catastrófico del amor, el esencia lipe Lluch Gan n, de la famosa tragico- y el exterminio, por emplear palabras cual puede ser considerado como un inmedia; me consolaba asi de no haber gratas a don Ángel Saavedra, y merece- menso drama que se abate sobre el cooide a los esforzados muchachos del que ratón del hombre, aunque también pueTeatro Popular Universitario. Pocos dias dor de las quejas e imprecaciones diri- den serles atribuidas muchas de sus teMelibea, titea había asistido a la lectura de Ro- Pleberio, el padre dedestrozado le su rrenas y precarias felicidades. En nuesde meo y Juanita de Jean Anoutlh, y su ge sobre el cuerpo tra literatura, las infinitas manifestaciofinal me trajo a la memoria la patética hija; o si, por el contrario, se trata de nes del amor- -arrobo, esperanza, delirio, un sentimiento tierno, dulce, como sue- desesperación, duda, ansiedad- -hallaron lamentación de Fltberio. en la obra de le describirse a menudo, compuesto de Fernando de Rojas, una de las más bemagnificas expresiones, pero buena parllas imprecaciones, de fuerza y profun- comprensión y abnegación, apaciguador te de ellas se destinaron a cantar el amor didad incomparables, que se hayan escri- de otras pasiones tormentosas y destruc- atravesado por la tragedia que. al mismo to nunca contra el poder trágico de la toras y que produce la felicidad de los tiempo, le sustenta. En algunas obras amantes. (El comienzo dramático e in- de nuestros ingenios clásicos vemos esta pasión amorosa. teresante de una historia amorosa suele concepción del amor como pasión aniquiOtra obra que también vi representar, estar precisamente cuando terminan, con ladora de la que emanan las más terriesta vez en sesión de cámara y en el Ma- arreglo a la fórmula corriente, muchas bles desventuras. ría Guerrero, rondaba mi flaca memo- novelas y comedias. ria. El deseo bajo los olmos de EuLos distingos se enredarían aqui conSe engañan los que creen que tanta genio O Neill. Aquí las pasiones desen- fusa y vanamente, ya que los sentimien- tragedia pertenece al pretérito de las pacadenadas nos sobrecogen como un vien- tos fundamentales producen muy contra- siones humanas, que en el corazón del to elemental y primitivo, Todavía recor- rios efectos e incluso en el mismo indi- hombre actual no hallan eco y comprendaba otro drama, asimismo repuesto en viduo se alternan o se mezclan. Tam- sión semejantes concepciones terribles y nuestra escena hace que no obra de igual varios años: Don manera cuanto en el Alvaro o la fuerza amor existe de misdel sino (Diré de teriosa crueldad, de pasada que la obra fatal impulso, d e s del moderno autor predador de los infrancés antes alutereses individuales dido me pareció en de los enamorados a su conjunto bastanloa cuales sacrifica a te artificiosa y que, una tercera persopese ai un diálogo na la entidad amode indudable maña rosa que busca ser dialéctica, sus funsatisfecha como una damentos drtmáti antigua deidad imeos, a base de conplacable. trastes psicológicaR e c u e r d o final mente forados, se ntente, unos estreme me antojaban más cedores versos d e l efectistas que conarcipreste de Hita: vincentes y conmoIras padre d s l vedores. ruega, pariente d Distanciadas por la Mam 1 el tiempo. la retómis arde e más se rica, quisa un poco quema eunla, u I r desorbitada para que más te ama. nuestra sensibilidad Amar, quien más te gusto de hoy, de s I g u quema a obra del duque euarpo e alma, de Rivaa y la cardMtróytsIt d l todo, gazón patética de toomo fuego a la La Celestina se rama. asemejan, sin embargo. Don Alvaro Versos separados y Leonor, Caliste y por ligios, más no Melibea- -y tos proacaso por honda int a g o n titas de los t u i c l ó n lírica de otros dramas menotros del gran poetados- -llevan conta nuestro de hoy, sigo el mismo desVicente Aieixandre. tino t r á g i c o del que tula un libro amor, En contraste DE tA CONFERENCIA DE GINEBRA. -Sito es 1 Can de la Prensa, a través de la s u y o La destruccon los millares de cual los periodistas de todo el mundo podrán mantener contacto- -utillsando los mis ción o cl amor obrillas modernas, rápidos medios de comunicación- -con tus respectivos periódicos. (Foto Keystone. Euubh OARCIÁsujetas al módulo LUENOO AMOR Y CATÁSTROFE I I