Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C M I É R C O L E S 6 DE JULIO DE 1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 35 Crítica y glosa AQUÍ Y AHGRA 5 por Julián Marías Colección Austral. Espasa- Calpe, 145 páginas. LGUNA vez hemos observado, contemplando panorámicamente el ensayismo de esta hora, la depresión que acusa ese género literario, de equívoca contextura, respecto a la novela, la poesía o el teatro, en más próspera situación. No cabe desconocer la altura alcanzada, entre los maestros de las anteriores generaciones, He aquí una dovela apretada de estipor los ensayos de Unamuho, Maezíu y Ortega, cada cual, naturalmente, en su línea lo, llena de lances y con un profundo y con su respectivo campo de visión, perfectamente delimitado. Si intentáramos ex mensaje, en la que se narra la historia plicar tal fenómeno, nos alejaríamos del objetivo concreto a que tiende el presente de una generación española. El lector va comentario. Tero no dejamos, sin embargo, de contribuir a esclarecer la cuestión, ya conociendo esa historia a través dé muy que estos trabajos, reunidos por Julián Marías en un volumen, fijan claramente el diversos, a veces encontrados, y otros conconcepto del ensayo, y la personalidad de su autor nos hace ver que la. continuidad tradictorios personajes, que forman, de por no se ha perdido en cuanto al cultivo de esa delicada flor intelectual que es el ensi, en su conjunto, un vasto mundo, un sayo, tan típico y expresivo del espíritu de nuestro tiempo. trozo vivo y vivaz de la comedia humana En Aquí y liora. se insertan dos ensayos breves, que son muy útiles para marde nuestros días. Pero Souvirón es, a la car el punto de contacto de Julián Marías con los maestros del género: La muerte par que un narrador que, tiene que conde Unamuno y Encuentro con Ortega dándose, además, tar, un estilista, sin rebuscamiento, que la feliz coincidencia de que en un ensayo más extenso, El pergeña una prosa nítida, dura y poemágesto de Alemania se alude a Ganivet, otro ángel de detica a la vez. Y esto es lo que brinda este masiado humanas caídas Lo evoca Julián Marías a propólibro, relato novelesco, que. titula certerasito de la tesis doctoral presentada por Gustavo Alberto mente La dama y el llanto Conradi a la Universidad de Maguncia, estudio que aborda el problema de la autocreación de Ganivet y da no poco Confluyen en Jo: é María Souvirón el que pensar este dato acerca de la resonancia europea, no pintor, por sus descripciones- y el agudísólo de Ganivet, sino de los otros ensayistas del gran Tegsimo analista, por su penetración en el mento literario que se sincroniza, en España, con el paso del espíritu, en la psicología de los más vasiglo XIX al XX. riados tipos. Si el ambiente esta perfectamente logrado, también lo están los caMuchos de los temas jue, con diversidad de matices, tornasolan el Aquí y ahora de Julián Marías, parecen sugeracteres, las reacciones de los individuos, ridos por la preocupación, típicamente temporal y localizada, su modo de sentirt sus luchas, sus afanes, ce nuestra España contemporánea. Un aquí abierto a otras sus conquistas y sus fracasos. Así, homlatitudes y un ahora no tan determinado que deje fuera bres y mujeres desfilan por estas páginas; antecedentes inmediatos. Cronológicamente, el ayer parece hombres y mujeres de auténtica humanU menos alejado del hoy que desde un punto de vista sentidad que nos arrastran al conocimiento y mental. En las honduras fie nuestro ser nos sentimos vivir sentimiento de sus problemas y a los que, a un comjiás totalmente distinto al de nuestros primeros nosotros no podemos abandonar. años y al del mundo coetáneo, creando distancias que el cur ¿Qué más se puede pedir a un noveso natural del tiempo no reconoce. Pero el pasado inmediato está aiií, contiguo al lista? ¿Qué más a un escritor? presente, en unidad de período histórico. Por lo que cabe asegurar que él joven de Podemos afirmar, sin reservas, que Lá hoy, quiéralo o no, participa de las preocupaciones que ínviesen sus padres, en mayor dama y el llanto es una bella y recia o menor medida. Así entendemos nosotros el ahora de Jtsiián Marías, un ahora palpitante de vida actual, pero de resonancia en el ámbito de dos generaciones. Hace obra. Una obra, madura, que. apasiona del treinta o cuarenta años, por ejemplo, sé hablaba mucho ds la trahison des cleros principio al fin. utilizando un concepto y un título de Julián Benda. Pues he ahí un problema que se relaciona directamente con el que plantea Julián Marías, en uno de SHS más finos GIL BENUMEYA, RODOLFO: ESensayos, alusivo a la volatilización progresiya de la autoridad intelectual bien enPAÑA Y EL MUNDO ÁRABE tendido que el autor no afirma precisamente que falten intelectuales capaces de ejerEds. del Movimiento. Madrid. Un cer o de imponer su autoridad, sino que esta autoridad intelectual se ha volatilizado, volumen, 287 pags. Precio: 45 ptas. como hecho social. Y es que tal vez se hayan pedido al intelectual soluciones que. él Realiza Rodolfo Gil Benumeya, el disno podía realmente proporcionar. El matiz dominante en la actitud del profesional de la inteligencia corresponde, más que a la defección, a lá frivolidad, en el sentido tinguido especialista en temas árabes y de que Julián Marías puntualiza: Ante la enorme dificultad de Jas cuestiones que el arabismo, én su nuevo libro España y el Occidente tiene planteadas, se hace una y otra vez un gesto frivolo, consistente en mundo árabe que nos proponemos cobrindar una fórmula, -con frecuencia sólo una palabra, y puede ser un recuerdo mentar sucintamente, la tarea de ofrecer histórico, un tópico grato a las muchedumbres, de uno u otro color, o el último un esquema de las perspectivas esencia- descubrimiento del esnobismo que, por cierto, suele ser antinenúltimo. les de las relaciones hispano- arábigas en todos los aspectos y facetas, con la intenUn ensayo que realza, en el aspecto literario, el contenido de Aquí y Ahora ción da buscar una metodología, no una es el titulado Antonio Machado y su interpretación poética de las cosas Trátase ideología, que sería pretenciosa por lo inde un examen a fondo, si bien con rapidez y sobriedad de expresión, del auténtico necesaria La obra está dividida en seis valor que la poesía adquiere en Antonio Machado, y, concretamente, ds su toma grandes capítulos o apartados, tras los de contacto con la realidad circundante; desde laí de carácter histórico- -España, cuales se brinda una cronología hispanoCastilla... -hasta la puramente física, siempre atendida la realidad múltiple de las norteafricana e hispano- arábiga. El pricosas, dé un modo genuinamente poético. No creemos que Antonio Machado haga mer capítulo trata del Sentido del andade la metáfora el limitado uso que Julián Marías le atribuye. Lo que ocurre a luz hispano- arábigo el segundo, de los este respecto, según creemos, es que el poeta de Caninos de Castilla fue el pri Rumbos norteafricanos y africanistas mero de su generación en reaccionar contra las imágenes y el lenguaje figurado del modernismo. Pero Machado gustó de crear otras metáforas, buscando su enlael tercero, de El protectorado español en ce con los clásicos, con los románticos y hasta con la poesía realista y sentenciosa Marruecos para entrar, en el cuarto, en- -no tan prosaica como suele creerse- -de Campoamor. Como quiera que sea, la él examen de La nación española y las inspiración de Machado pasó por diferentes fases, que, a grandes rasgos, fija Junaciones árabes Los enlaces privados y 7; %ii Marías, y es uno de sus aciertos el señalar la confluencia de temas y motivos emocionales y las Uniones y entrecnices Á distintas etapas en el Poema de un día escrito en 1913; cita que nos llevamundiales se estudian en los capítulos a la conclusión de que la musa de Machado, más que avanzar iba y venía, adopquinto y sexto. a tando diferentes posiciones, todas compatibles. Y está bien visto, la eventualidad Da idea esta media docena de títulos del del amor como poesía de no es plan de la obra, que enriquece el conocí- -amorosa como lo tema poético de Machado. Sí, sí: la de Salinas Machado corroes la de Garcilaso, la de Bécquer p la, Sirve de miento de cuantos se interesan por el boración el último ensayo, sugerido por el sentimiento- del amor en la poesía de mundo árabe y sus profundas vinculado- Salinas, tema estudiado por Marías desde un punto de vista de tanto alcance como nes con nuestra patria. precisión. jPETRIE, SlR CHARLES: EL MÁ... M. FERNANDEZ ALMAGRO dé la Real Academia Española k FISCAL DUQUE DE BERWICK Edición de Luis de Caralt, Barcelor na. 308 págs. 3 0 U V I R Ó N JOSÉ MARÍA: LA DANZA Y EL LLANTO A velyan, han escrito profusamente de El les Petrie. De la primera biografía a la Varios historiadores, entre otros Wins- mariscal duque de Berwick qué con los última, la que nos ocupa, han transcuton Churchitt y el profesor G, M, Tr -suyos da el título a esta opta desir. Char- rrido tres cuartos de siglo. El mariscal- Colección Grandes Bioerrafías ¡vM. Espasa- Calpe. S. A. Tomo encuadernado, 90 pgs. Precio: S pts. O