Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 30 B U 3 TJTÍ 1 G 1 V 5 T 5. T, 1 JIt 1 trN tHE XA TMAÍÍAííA. TAG. S 2 fra se acerca mucho a la que, según el Anuario de las Naciones Unidas, puede considerarse como media. No hay, pues, exceso de médicos, al menos en sentido absoluto. Sin embargo, en Madrid hay un titulado por cada 529 habitantes, y en Málaga uno por cada 1.859. Estas desviaciones del valor medio dan lugar a un superávit más ficticio que real. Parecidas consideraciones podrían hacerse si, una, a una, examinásemos las distintas actividades profesionales, cuyo ejercicio exige la obtención previa de un título universitario. La conclusión es que hoy no existe, en general, exceso de licenciados. Hay que pensar, sin embargo, en el futuro. Mirando al porvenir, se ha establecido un curso selectivo y previo en diversas facultades. Quizá debiera extenderse esta práctica a todos los centros docentes dé carácter superior. Y quizá tam- bien fuera conveniente extremar el rigor en los exámenes. De este modo se reduciría el número de licenciados, pero seria más eficaz su formación y mayor su capacidad. EDITORIAL; PRENSA ESPAÑOLA SUSCRIPCIÓN DE A 8 C: MADRID Y PROVINCIAS. TRES MESES. 78 pts. REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN: 6 t. APARTADO NUMERQ 43 L TEtEFONO 25 I? 59 MADHID EL PROBLEMA DE LOS TITULADOS UNIVERSITARIOS Es fenómeno de carácter universal el crecimiento extraordinario del número de estudiantes. Es un tributo mínimo pagado a una época, la actual, de progreso creciente en todas las ramas del saber especulativo y de la ciencia aplicada. La formación cultural, que en otros tiempos fue patrimonio exclusivo de unos pocos, se ha convertido hoy en una necesidad primaria. No se desdeñan los medios para adquirirla: el libro, el periódico, el cine serán para muchos la fuente en la que pueden satisfacer esta necesidad de saber, qué es módulo y constante de nuestra época. Esta educación intelectual será, sin embargo, rudimentaria. Es necesario recorrer el ciclo completo- -primera enseñanza, estudios medios y enseñanza superior- -para alcanzar una íntegra formación cultural y científica. Las cifras de matrícula en los centios docentes nos dan una prueba de este crecimiento, en algunos casos desorbitado, del número de estudiantes. Dando a 1925 el índice 100, la proporción de aumento es para 1952 la siguiente: enseñanza media, 340; estudios mercantiles, 537; formación universitaria, 180, y enseñanza técnica superior, 109. Dan estas cifras la medida exacta del fenómeno registrado en España con una especial intensidad a partir de 1939. E indican de modo clarísimo que sólo los estudios técnicos muestran una acusada estabilidad. Ello puede ser consecuencia del retraso con que en España se ha iniciado el proceso de industrialización. Pero plantea, al mismo tiempo, el problema de si no habrá sido precisamente esta invariabilidad una de las causas del retraso industrial y económico en coyunturas favorables para una expansión que la escasez de técnicos ha impedido llevar a cabo. El criterio del Gobierno de señalar el número mínimo de alumnos que cada curso deben ingresar en las escuelas técnicas superiores- -esta norma, impuesta por vez primera en 1953, tiene en cuenta las necesidades sentidas en cada sector A. e nuestra economía- -evitará que en el futuro se produzca un nuevo desequilibrio que actúe como factor retardatríz del proceso de industrialización. La cuestión presenta un signo contrario al referirnos a los titulados universitarios. En determinados sectores la abundancia de graduados ha originado un paro inicial que puede convertirse en endémico con gran perjuicio para la estabilidad del sistema social. La colocación de especialistas en puestos para los que no se encuentran preparados origina trastornos en el esquema social y económico nacions! Cada titulado universitaiic na recibido unas enseñanzas que- le f u tan para el desempeño de una determinada misión. Si encuentra ocupados todos los cargos para cuyo cumplimiento ha recibido una formación idónea, se verá obligado a emplear sus esfuerzos en otro sector. Y, en definitiva, se originará una grave desorganización. Disminuirá el rendimiento individual y, en consecuencia, el nacional. El título universitario se convierte así en papel mojado. Afortunadamente, en España no se ha planteado todavía está situación. Es preciso, sin embargo, adoptar medidas adecuadas para evitar que en un futuro más o menos próximo haya paro profesional. Ocurre, sin embargo, que la distribución de los graduados no está de acuerdo con las necesidades del país o las exigencias geográficas o demográficas. Veamos un ejemplo. En España hay, aproximadamente, up médico por cada mil habitantes. Esta ci- RESULTADO DEL CONCURSO DEL MES DE JUNIO EL CORTE INGLES TWÜ Y VIAJES M 1 RSANS TARJETA núm, A- 141.266, correspondiente a doña Pilar Molí Pastor, José Calvo, 1, 4. D. Madrid. HAAKON VSI DE NORUEGA SE FRACTURA UNA PIERNA El Monarca cuenta ochenta y; tres años Oslo 29. El rey Haakon VII de Noruega ha sufrido una caída y se ha roto una pierna. Cuenta casi ochenta y tres años de edad. El accidente ocurrió esta mañana en la residencia veraniega del anciano monarca El rey fue conducido inmediatamente a una clínica de Oslo. El primer comunicado dice que el rey se ha partido el hueso del tobi lio, aunque su estado general es satis fac torio, -Éfee Haakon VII (primer rey de Noruega al separarse pacificamente de Sv. ecia en 1905) nació príncipe dinamarqués. Es hijo segundo del rey Federico VIII, y, por consiguiente, hermano del difunto rey Cristian X. Al nacer, el 3 de agosto de 1 S 72, le fueron impuestos los nombres de Cristian Federico Carlos Jorge Valdemar Axel, pero se le conoció como príncipe Carlos. Cuando, Jiace medio siglo, el 7 de junio de 1905, la democrática Noruega se separó de la aristocrática Snecia, los noruegos se acordaron de que, durante crios siglos, de 1397 a 1814, habían pertenecido a la Corona de Dinamaica, v llamaron al Trono a un miembro de la dinastía que había sida suya. El príncipe. Carlos, descoso de subrayar su interés por identificarse con su nuevo pueblo, tomó el nombre de Haakon VII. -El primer monarca de este nombre reinó a mediados del siglo x, y en la segunda mitad del siglo xiv, Haakon VI, que fue contemporáneo de nuestros Pedro el Cruel y Enrique II de Trastornara. Ln 1806 el príncipe Celos contrajo matrimonio con la princesa Mnud de la Gran fírcla ña, hija de Eduardo VII, y hermana de Jorge V. Por consiguiente, Haakon VII es lío abuelo (político) de Isabel II, que hace pocos días le visitó cu su capital. Del matrimonio sólo nació un hijo, el príncipe Olar que- el 2 d julio cuín ¡dirá cincuenta y i res iños, y que cluvo casado con la ya íaüecida princesa Marta de Suecia, prima liennrv. o, el rey Gustavo VI Adolfo. Hijos de ambos, nietos de Haakon Vil, son el príncipe Hnrald, que lleva el nombre del primer rey de Noruega, en la- alta F. ÚKÍ ¿Icdi. t y las princesas Astrid y Racnhüd. Concurso infantil de juguetes TARJETA N- 76.229, correspondiente a la niña Gisela Jareño, Carretera de la Sierra, 8- B. Granada. TARJETA núm. 78.195, correspondiente a la niña Mary Tere González Llórente, calle Ortigosa, 4. Santa María de Nieva (Segovia) TARJETA núm. 73.607, correspondiente a la niña María Ana Robles Rodríguez, Augusto. Figueroa, 11. Madrid. TARJETA núm. 100.612, correspondiente a la niña María Amparo Boluda, Conde Altea, 2. Valencia. cL Gorfe; ¿Jruj MfíPElÁCÁUDAB SUPERA At íiCift- (En los Jardines del Buen Retiro) CUATRO ÚLTIMOS DÍAS DE 170 i. -Rento 700 pesetas grupo electrógeno 5 HP gran puerro Je acceso mercancías, traspasamos Teléfono 39 17 53 J 5- 8) j I i 1