Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S SS D I 3 ti NI O D E- 1 35. KÍMCION DE LA MAÑANA, PAG. 25 también es verdad que ninguno que poneí la mano en el arado y mira atrás es apta para el Reino de los Cielos. Pensad, ama- dos hijos, en tantos como están, aún ale- jados. Vosotros sois, ciertamente, numerosos. Otros, impedidos por el servicio, han tenido que contentarse con estar presentes en espíritu en este acto, pero, hay otros también, que, pudiendo, no han querido venir- Engañados por, una propaganda maléfica, creen aún- -i oh, tremenda equivocación! -que la Iglesia, que les ama tan entrañablemente, les quiere cerrar el paso en el camino de sus justas mejoras, y temen acercarse a ella, temiendo, pon el contrario, alejarse de quien en realidad no puede querer su bien, que destruye en ellos la paz con Dios, que transforma en odio el amor y en lucha inconveniente la justicia social, en defensa de los propíos derechos. Hablad a estos hermanos alejados con la fuerza de vuestras persuasiones y de vuestro ejemplo. Decidfe que, lejos de Jesús, hay tan sólo aflicción y tristeza, aun cuando hubiese abundancia de bienes materiales. Aseguradles que Jesús no quiere que les falte el pan, lo mismo que cuando El hizo el milagro para que las turbas que le seguían no quedasen privadas del necesario sustento. Y así con la gracia de Dios y la buena voluntad de todos vosotros y de todos los demás trabajadores cristianos esparcidos por toda Italia, aceleraréis, la venida de aquel dia en que Jesús reinará en los corazones y en el mundo. -Efe. VENCIDO EL ERROR, SERA POSIBLE INICIAR LA VUELTA CRISTO DE LOS ESCUADRONES OBREROS discurso de Su Santidad el Papa a un grupo de diez mil ferroviarios APOTEOTICO RECIBIMIENTO DE VALENCIA A LA RELIQUIA DE SAN VICENTE FERRER La señera de Arias Salgado actuó de madrina en la coronación canónica de la Virgen de las Angustias, Patrona de Arévalo Ciudad del Vaticano 27. El Santo Padre, para tener el pleno reconocimiento ae recibió en audiencia, en la basílica vatica- vuestros deberes y de vuestros derechos na, a un grupo de diez mil ferroviarios ita- para lograr mejores condiciones de vida. lianos, reunidos en Roma para celebrar el Esto es precisamente porque la acción conL aniversario de la fundación de los ferro- corde de todos los grupos de la nación es carriles del Estado. una obligación cristiana, y ninguno de ellos Con este motivo. Su Santidad se dignó debe ser víctima de la arbitrariedad y dirigir a los fieles presentes un importante opresión de los demás. Vosotros, por lo discurso, del cual damos a continuación tanto, obráis con la plena conformidad de los puntos principales: la doctrina social de la Iglesia cuando, por Aun está vivo en nuestro ánimo- -co- todos los medios moralmente lícitos, hamenzó el Santo Padre- -el recuerdo de una céis valer vuestros justos derechos. Hay, sin embargo- -dijo a continuación gran jornada cuya significación aparecerá el Santo Padre- -otro peligro, y es el de cada vez más clara no sólo ante los ojos de los amigos, sino aun de los enemigos del que también vosotros, como tantos hermanombre cristiano. Cuando contemplábamos nos vuestros, limitaseis vuestra atención, el primero de mayo de este año en la pla- vuestras preocupaciones y el consiguiente za de San Pedro a ciento cincuenta mil empeño al problema de la vida material. obreros y obreras que, con ardiente entu- En vosotros hay otra vida, la misma que siasmo afirmaban su fe en Jesucristo y su Dios infundió en vuestra alma el día del plena confianza en la Iglesia, no pudimos bautismo. Perder esta vida, descuidarla, no menos de pensar, por cierto, que algo nue- ocuparse de conservar la gracia y consovo flotaba en el aire que lo hacia para ellos larse con el pensamiento de que uno es más limpio y respirable, que algo había susiempre fiel a una política cristiana, no cedido en el mundo en favor de los que sería suficiente y podría llevar a peligrosa están más necesitados de defensa jurídica y social, a la par que adquirían cada vez situación. Vosotros, en efecto, debéis ser, interior, cristianos verdamás consciencia de su dignidad humana, ante todo en el fluye luego, como consederos. reconociendo igualmente muchos de sus cuenciaDe aquí la fidelidad a la política natural, derechos, pero que podía ser aprovechado cristiana. en una acción engañosa por parte de los Algunos piensan, y lo dicen sin rebozo, hombres dispuestos a encarnar la falsa que no se puede y ni siquiera se debe promesa en las almas de los obreros y que podían estar resueltos a apartarlos de la pensar en el alma mientras no se haya provisto convenientemente a las necesidapráctica de la vida cristiana, hasta hacerdes materiales del cuerpo. Y a este efecto los vacilar en su misma fe. Hoy día no faltan señales de un estado de cosas que quiero recordaros la palabra eterna de Jenos hacen concebir fundadas esperanzas sús, cuando dice: ¿Qué aprovecha al homúe qu 2 en el mundo del trabajo se preparan bre ganar todo el mundo si pierde el altiempos mejores. ma? Estas palabras inspiran a los mártires de la Iglesia naciente, y también di Por eso- -prosiguió Pío XII- cuando rigen a los confesores de la fe, en acmeesta misma mañana celebrábamos la San- llas tierras donde quisieran matar a Dios ta Misa, al leer en el Evangelio cómo la y, no siendo posible, atormentan los cuermultitud se agolpaJ oa en torno a Jesús para pos de los que permanecen fieles a El. oír la palabra de Dios, se hacía cada vez más firme en Nos la confianza de que di- LA IGLESIA NO CIERRA EL PASO A LAS cha escena era el símbolo de los tiempos JUSTAS MEJORAS OBRERAS que Ncs (preparamos para vivir; que no debe estar muy lejano el día en que, desEl Santo Padre terminó su discurso con pués de vencido el error y consiguiéndose las siguientes palabras: Por último, unas en toda su justeza la solución cristiana palabras, amados hijos, antes de dejaros del problema social, será posible Iniciar y bendeciros. Está bien qus gocéis de las una verdadera marcha de retorno de los ventajas ya obtenidas, y es razonable que escuadrones obreros hacia Cristo, Maestro miréis, complacidos, el terreno conquistaÚnico y Salvador Divino. do, tanto más que con vuestra victoria UNIOS EN FUERTES- ASOCIACIONES no habéis pretendido el mal de nadie y PARA EL FILENO RECONOCIMIENTO DE queréis contribuir al bien de todos, pero VUESTROS DERECHOS Os damos, pues, nuestra cariñosa bienvenida, amados ferroviarios de Roma, a cuya prontitud y sagacidad y a cuyo espíritu de generoso sacrificio ha sido confiado el correcto funcionamiento de uno de los más importantes servicios públicos. Seguidamente el Santo Padre dijo: A pesar de que teniendo delante el espectácuvendo en calle Recoletos, 19, próximo lo de vuestro grandioso escuadrón, saludaSerrano. mos regocijados este recobrar de posiciones del mundo cristiano del trabajo, no por eso se disminuyen nuestras preocupaVARICES ciones. Puesto que la cristiandad de una Medias elásticas nación es una parte del Cuerpo Místico de SIN COSTURA Cristo, en cualquier parte en que el eneInvisibles bajo la media migo ataque siempre afecta a todo el orPresión correcta ganismo. La conciencia del peligro común sobre las venas para la Italia cristiana déte lograr que se Completa comodidad refuerce en vosotros el propósito de colaDe todas las calidades v precios borar con todos los hombres de buena voTambién rodilleros y tobilleras luntad para combatir el espíritu de desISIT OS O ESCRIBANOS unión y de odio entre los miembros de un mismo pueblo. A ningún grupo es lícito, ciertamente, abusar de esta vuestra disooServicio para el confort de los Pies sición y buena voluntad. Ningún cristiaJosé Antonio, 45 y Arenal, 9- Madrid no verdadero hallará nada que objetar si vosotros os unís en fuertes asociaciones Rbla. CatplyfíP 4 Porcelana La reliquia de San Vicente Ferrer en Valencia Valencia 27. A las siete- cuarenta de l i tarde llegó la sagrada reliquia del crá neo de San Vicente Ferrer. Valencia, ciudad natal del Santo, le tributó un gran recibimiento. Desde antes de la hora de llegada, esperaban en la plaza de Tetuári las primeras autoridades, el director general de Asuntos Eclesiásticos, que ostentaba la representación del ministro de Justicia; el general de los Dominicos, nuncio de Su Santidad, arzobispo o. e la diócesis, obispos de Coria, Salamanca, Albacete y Ciudel Real; generales cen mando en plaza, Cuerpos del Estado y una- multitud, -entré la que figuraban más de mil señoritas ataviadas con trajes típicos. La plaza estaba adornada con banderas y colgaduras, y rindió honores a la reliquia una compañía del regimiento de Gustdalajara número 20. A las siete y cuarenta llegó el autocar en que viajaban el obispo dé Vannes, que portaba la sagrada reliquia, el obispo de Segorbe y el auxiliar de Valencia, ün toque de atención indicó la llegada del autocar, y fueron echadas al vuelo las campanas, disparándose petardos y fuegos artificiales y rindiéndose los máximos honores militares. El obispo de Vannes descendió del vehículo y mostró la urna qus contiene la reliquia, y el pueblo se postró anta ella. El prelado entregó la sagrada reliquia a arzobispo de Valencia, que dio con ella la bendición al pueblo, y después el arz obispo y el alcalde, conjuntamente, la mostraron a los valencianos, aglomerados en la plaza. Se formó la procesión llevando la urna el arzobispo, seguido del nuncio y demás prelados y autoridades. Se dirigió al claustro gótico del antiguo convento de Predicadores, donde se celebra actualmente la Exposición vicentina. A la entrada del claustro ss unió a la procesión el Santo Cristo de Grau, que fue el mismo que llevó el Santo en sus andanzas por Europa y que después de evangelizar aquella comarca dejó allí en uno de sus últimos viajes. La comitiva siguió al Trono Capitular y, frente a la Cruz procesional de la Colegiata de Játiva, del siglo XIV, que esta considerada como la reina de las Crueas procesionales de España, fue depositada la urna del Santo, entonándose por el arsobispo y padres dominicos el Himno de Vísperas, la Antífona y la oración propia de la misa del día del Santo. Desde allí volvió a desfilar por el claustro h procc- TIENDAS y OFICINAS