Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO ILUS- T RADO D E IN F O R M A C I ON G E N ERA L M? FUNDADO EN 1 B 05 POR DON TOROUATO LUOA DI TINA r. EMOS ¡d o quiero decir, en I unos cuant o s resto de los pueblos escritores a donde la civilización Extremadura; c o n de q u e vivimos es cretamente a Cáceres, la Extremadura glos en un sueño larvado. Era el tiempo norma, regla de conducta. España romAlta. La sorpresa de la mayoría no ha en que más. Valia estarse quieto, Hoy coperá esa regla, provocará ese escándalo, podido ser más evidente. I Esa tierra! mienza a restregarse los ojos y removerconsumará ene disparate, y no con las Qué desconocida I Sin embargo, para se entre las cenizas de su pasado de armas en la mano- -que no es a ló que mi y algún otro la sorpresa estaba des- honra, que profetiza un porvenir honome refiero- sino intelectual, política, cartada. Eramos de esa tierra dé lo rable. Porque la Historia sirve para eso, moralrnente. ¿Cómo? No sabría decirlo. desconocido Venimos de alH, y a ella para profetizar el futuro, Se trata aún de balbuceos. ¿Pasarán veinvolveremos, Dios mediante, pues, como No sé cuántos de entre los escritores te, cuarenta años? Quién sabe. Extremadecía Unamuno, alH donde esté el ori- a los que he acompañado en este viaje dura ha estado durmiendo dos siglos a la gen, allí está el sepulcro, allí está el por Plasencia. Yuste, Guadalupe, Alcánsombra de sus espadas enmohecidas por nido el desuso, y ahora vuelve a alzar su yoa tara y Trujillo dirán algo por el estilo. Atención a Extremadura! Pero no en un canto de Extremadura El modesto servidor de ustedes cree en lo que yo quiero, hacer. Todas las tierras la anticipación que hace: se aproximan Esta tierra, semiestéril en el abandoson iguales, si quien las vive las vive con para España días de aventura y dispano, la tomo por un indicio. Basta que verdad. Lo que quiero poner de mani- rate. Aventura que sonará a disparate, no sestee, basta que estire los músculos fiesto en esta breve del espíritu. Y esto nota es que Extreestá haciendo Extremadura está viva, da madura, Índice de Es. vagidos de vida de paña: avivando, renuevo, y esta vida o mozando su energía reviviscencia de Exmoral y física. Lo i. tremadura ha coincid e m á s vendrá por dido siempre con la añadidura. No sé renovación y la afir cuándo, Pronto. Una m a c i ó n de España. ballesta no puede teAfirmación que ha de nerse mucho tiempo ser de valores absoreprimida. Extrema! u t o II, de empresas dura, España sen esa desmesuradas que ballesta que va a disexigen entrega de la pararse y a promover vida entera, de una en, el mundo, de nuevez y sin vuelta atrás vo, perplejidad y desp o s i b l e sin reticoncierto. ¿A dónrada... de va España? ¿Qué quiere? P a r e c e n Por el despertar de oírse las preguntas Extremadura yo inen el aire. Generalfiero que a España mente no queremos st le avecinan tiemn a d a p a r a nos. pos de sazón, en que otros En medio de na de pelearse p o r un mundo egoísta, algo no común, algo edonista, España es fuera de lo corrienese pail que no quiete. Sin duda va a exire nada, o muy poco, girsenos una hatsdel mundo terreno. fla que rompamos Todo, lo de la tierra el molde, el orden es efímero. Gocémosdel mundo; en el telo apresuradamente, rreno d e l espíritu, mas in poner en ello UNA EXPOSICIÓN 1 MPRI 8I0 NANTI. -In Hannov i (Alemania) ha eldo Inaugurada que demos un gran el alma. He ahí el una galería fotografíe en la que figurín más de treinta mil retrates de toldados aldabonazo o escánque desaparecieron durante la última guerra mundial, y ouya suerte y paradero aosensualismo y el asdalo. ¿Estamos, está tuales e deseonooen. También se xhlb una ooleoolón de Interesantes trabajos, rea cetismo conjuntos de España preparada Tludoi por prisioneros alemanes en oampea da eon esntriolAn rusos. (Pote Ksystone. lo español, que Expara ello? De hecho, tremadura refleja de manera tan evidenestamos dentro de él; te- -el hombre extremeño, quiero deel escándalo se ha producido... ¿En qué cir- y he ahí el escándalo. No se comconsiste? prende tal actitud. Se comprenda o no, Si uno hace viaje a Extremadura lo en él hemos comenzado a entrar, y no percibe. Quizá no sepa explicar con decon mal pie, me parece. Lo digo auntalle por qué; quisa sea preciso ser de que se me llame necio, haciendo el exallí, de la tierra esa tierra por extremeño, es decir, disparatando, responcelencia. Las gentes son las mismas, los diendo de lo que digo. Sustos, la destemplanza, ¡a hospitalidad, jen tico s. Pero, ¿y el ritmo? Pienso que En Cáceres, en el palacio de Los Col está aquí el matiz diferencial. Durante fines- -unos picaros seducidos por el geaños, docenas de años, Extremadura ha nio político de los Reyes Católicos- andado a un paso. Hoy ha acelerado 1 hay una lápida funeraria: Aquí espemarcha. Una energía soterrada comienza ran el día del Juicio reza. No cabe má a alzar cabeza y se hace visible n cien impertinencia en el morir. Allí esperan, datos; mínimos aún, pero significativo para el que desee algo. Sostienen l o Y este desperezamiento anuncia acciones, hecho. sucesos, cosas que merecerá la pena ver. No. no hay retirada. Extremadura ha estado sumida dos sU Juan FERNANDEZ FIQUEROA ABC D IA R I O I L U S T R A D O D E INF 0 RM A I ON C G EN ERA L H A DONDE VA ESPAÑA Abra mercados tus producios anunciándolos sn la Edición Semanal Aérea dsABO