Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. U O M 1 T Í G O ¿6 D I 3 X I N 1 O D E 1- 955. TEDTCION P E LA MAÑANA. PÁG. 65 Crítica y glosa LAS CAMPANAS TOCAN SOLAS por José María Pérez Lozano Editora Nacional. Madrid, 1954. 274 páginas. 40 pesetas. S evidente que la niñez goza hoy, como tema, de marcadísima, primacía en i el mundo de la creación literaria. Quizá también en la vida real y cotidiana. v Dondequiera se busca al niño, se le oye, se le hace titular de derechos expresamente fijados y substantivados; se vuelven los ojos hacia el niño que hemos sido, erigiéndole en punto de referencia, no ya a recuerdos o nostalgias, sino a normas y a conceptos de vida. El fenómeno no es nuevo, ciertamente. ¿Cuándo no ha sido considerada la niñez como un paraíso perdido? Pero hoy se retorna, imaginativamente, a ese paraíso, bajo la preocupación de descubrir en. él, con arte literario o por procedimientos científicos, las claves todas de la viü ulterior. Actualmente el niño centra un amp 3io cicio novelístico y poético, en virtud fie unas razones a las que, de seguro, no es ajena la circunstancia histórica universal, y que no hemos de examinar ahora, porque nuestro propósito se cifra en la glosa de una determinada novela que obedece precisamente a este iip de motivaciones: Las campanas tocan solas de José María Pérez Lozano. Pero no renunciemos a decir, insinuando un tema fie cierta sugestión, que hubo no poco fie precursivo, incluso contra la voluntad de sus promotores, en aquel dadaísmo que pretendió la renovación de la poesía por la vuelta al balbuceo pueril: dadá- dadá Tales vislumbres de la primera década de este sigío preludian, a su modo, el ansia de volver a nacer con una angustia típica de nuestros días. Sólo que cuanto pudiese haber de trivial derivativo en la privanza del niño, como héroe de novela o sujeto de poesía, adquiere valor de tema transcendente cuando el autor cala con alguna hondura, como en este caso concreto de la novela que comentamos, cuyo subtítulo, Historias de Tiberio nos anticipa el nombre del protagonista y la composición del relato: historias, en efecto; cueatos, posmas en prosa, episodios de sentido independiente... La anidad del conjunto procede de Tiberio mismo, y es este niño, nacida para volar al cielo, quien conduce la novela, que, en el fondo, es un delicioso apólogo de extraordinario flúifio espiritual. No en vano coloca el autor a Las campanas tocan solas bajo el magisterio de la Epístola de San Pablo a los Corintios: Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño; cuando llegué a ser heanbre, dejé, como inútiles, las cosas de niño... Tiberio, chico al margen de los otros chicos, hace muchas cosas inútiles. Se pasa las horas buscando parecido a las nubes, viendo trabajar a las hormigas o tocando con la ña el bronce de las campanas... Y se deja ganar, con noble voluptuosidad, por la belleza delicada e impalpable de las rosas y hasta por el ligero sabor agrio de sus pétalos Tiberio lo sabe todo, o casi todo: Te enseñaré los ángeles que van montados en nubes, y te diré lo que hablan los pájaros por la tarde le promete Tiberio al Sr. Peñro, celoso guarda rural. Puntualicémoslo para que se vea cómo Tiberio- ¿poeta? ¿loco? aporta elementos de la realidad inmediata: tan real es el milagroso ambiente respirado por Tiberio, que uno de los atractivos del libro estriba justamente en la auténtica vida de campo y pueblo entrevista al fondo de las peripecias; no se elude el rasgo descriptivo, por desagradable, de puro real, qae pueda ser; ni se evita, llegado su momento, alguna palabra ¡maloliente. Desde el punto de vista del concepto religioso a que responden Las campanas tocan solas dos personajes polarizan la narración: Sencillo o el Ángel de la Guarda, y Anarkos o la negación por el odio, el verdadero loco de esta fábula aleccionadora. Tiberio es más que el centro de la novela: protagonista, rasen de ser, tmósíera; tesis, pero fluidamente lograda, al hilo de lances y tratices diversos. Literariamente, se asiste el autor de dos insíramentos muy eficaces: humor y poesía. No cabe desconocer que el humor de José María Pérez Lozano decae a veces en chiste propio de la literatura festiva, que tuvo su auge hace años, y que el lirismo, con tanto acierto conseguido en la mayoría de estas aladas páginas cíe Las campanas tocan solas utiliza en ocasiones recursos un tanto superficiales, Pero la compensación viene acto continuo merced a la agudeza de la observación, al afortunado juego de realidad y de fantasía, a la gracia expresiva del lenguaje y a la elevación de un propósito que acredita a Pérez Lozano de escritor pie sabe mirar al trasluz los motivos o temas de la vida en torno. M. FERNANDEZ ALMAGRO de la Jtcal Academia JQspafiola ELORRIAGA, GABRIEL: MAÑANA ESTA EN NOSOTROS Ediciones del Movimiento. 120 páginas. E Gabriel Elorriaga es un escritor de la nueva generación. Pertenece a la juventud ardiente que surgió de las cenizas de la vieja España. No ha conocido otra que la España que nació en 1939. Y está imbuido de la trascendencia de la misión que a la juventud de hoy corresponde desempeñar en orden al futuro. Es en esos hombres que oscilan entre los veinte y los treinta años donde debe buscarse la verdad del porvenir próximo. No es la primera ves que Elorriaga se asoma a estos problemas que revelan su inquietud. Su firma aparece con frecuencia en revistas. Sus escritos persiguen siempre el mismo objetivo: crear en la juventud actual la conciencia viva de su responsabilidad. Esta juventud es impetuosa, desinteresada, superficial y desordenada. Mañana será reflexiva y profunda. Pero el sedimento debe ponerse hoy. En Mañana está en nosotros analiza Gabriel Elorriaga, con pulso certero y lenguaje claro, la posición de la generación de la postguerra. Ni se ha conformado a priqri con moldes caducos ni puede ser arbitro imparcial. La juventud es, sobre todo, ambición apasionada. 5 únicamente puede ser considerada como un poso purificado y decantado por las aguas, como la más limpia esperanza de una unidad futura. Este libro de Gabriel Elorriaga es un conjunto de ensayos estrechamente ligados por la unidad 6, e pensamiento, de ideología. Cada capítulo asienta un principio. Todos juntos constituyen un estudio profundo y valiente de la realidad de hoy y de la esperanza de mañana. La primera aventura de la juventud es la de encuadrarse en el esquema abierto de la convivencia social. La familia será el primer hito en este camino que la nueva generación recorre para enfrentarse con la verdad de España. Y la familia se liga con la sociedad que, para Elorriaga, debe estructurarse de modo que pueda suplir las funciones económicas, formativas y aseguradoras que en otro tiempo correspondía realisar a la familia y que la familia ha perdido al enfrentarse con el espíritu da autarquía de la juventud. A esta actitud de independencia acompaña otra de interés político. El apoliticismo de los jóvenes es falso. Puede ser, a lo sumo, una postura aparente y accidental. El autor de Mañana está en nosotros analiza los puntos cardinales de la ambición juvenil: la perfección del sistema educativo; la remuneración socialmente justa del trabajo: la amplitud de la libertad y la autenticidad de la espiritualidad. El lograr una exacta conciencia de lo social, un sentido de la dimensión del concepto de Patria y una valoración de la cultura son los presupuestos necesarios para transformar el hoy indeciso y dubitante en un mañana firme y radiante. En el epílogo de su obra reconoce Gabriel Elorriaga la escasa consistencia de este esfuerzo juvenil que sólo puede pervivir, convertirse en algo definitivo y serio, a través de la continuidad doctrinal. La tarea mayor es, pues, conseguir este espíritu de continuidad ideológica, y para ello cada generación debe aportar su pequeña originalidad, su. actitud o, simplemente, su esperanza, a la gran tarca colectiva que es el devenir de un pueblo DAVILA JALÓN, VALENTÍN: NO- BILIARIO DE LA CIUDAD DE BURGOS Ediciones Prensa Española 1955. 536 páginas. Precio: 200 pesetas. Explica él propio autor de este Nobiliario de la ciudad de Burgos que hoy Colegio cüel Apéstci Santiago INTERNADO DE VERANO Preparación para ingreso. Repaso de asignaturas. Reválida Elemental y Superior. Velázquez, 74 (Hotel) -MADRID VENDO SEÑORIAL BLOQUE Céntrico, por separación bienes, tres pisos libres. 17.000.000. Escribid 2.032. -ALAS. Alcalá, 32. ve la luz, los pormenores y ambición da su tarea en sucinto, prólogo, y así, previamente, da cuenta al curioso lector del contenido de este volumen, que es si de las informaciones a que, para lucir sobra sus pechos la gloriosa enseña de las Or denes Militares de Calatrava, Alcántara, Montesa y San Juan de Jerusalén, hubieron de someterse los caballeros a los que los Reyes concedieron tan preciado honor, en razón a sus méritos personales o da los muy distinguidos de sus padres y af ¿tepasados Y hemos de añadir nosotros que el estudio del Sr. Dávüa Jalón, investigador y erudito muy notable en estas cuestiones es claro y se brinda perfectamente sistematizado. Se sigue el orden alfabético y numérico de los índices de Vignau. R. da Uhc. go margues de Laursncin, del marqués de Rafal y del conde de Vallellano. Los aficionados y versados en esta, ciar