Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 26 DE J U N I O D E 1355. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 48 EDITORIAL PBE. M A ESPAÑOLA MADRID SUSCRIPCIÓN DE A B C: MADRID Y PROVINCIAS. TRES MESES. 78 pís. BEDACC! ON Y ADMINISTRA. CION: SERRANO. 6 1 APARTADO NUMERO. 4 X TELEFONO 25 13 59 to, como funesta Los! obispos, por medio de una Carta colectiva, protestaron contra el mismo, y una petición de 317.000 j firmas elevada a la Cámara, procedente i del go por 100 de los municipios belgas, 1 exasperó al Gobierno, que, como respuesta, adoptó severas medidas contra funcionarios y servidores de la Administración pública por haber suscrito la protesta, y llegó, incluso, a la anulación de unas elecciones municipales que había perdido. Cuando vio que la resistencia no cesaba, varió de dirección y trató de aparecer como moderado. Discutido tan grave proyecto, se apro- LA LUCHA ESCOLAR EN BÉLGICA El proyecto de nueva reforma escolar belga fue aprobado en la Cámara, el 13 de junio actual, por la aplastante mayoría de n i votos contra uno. Los diputados catolices, como protesta, se ausentaron al iniciarse la votación. Durante el agitado examen del proyecto, que reduce a 10 millones de dólares la subvención de 60 que ahora perciben las escuelas libres, realizaron cuantos esfuerzos tuvieron a su alcance, ya que afecta de modo decisivo al funcionamiento de las escuelas católicas. El pleito saltó a la calle con caracteres violentes: huelgas, marchas... Sin resultado. La coalición liberal- socialista no atiende razones. El proyecto pasará ahora al Senado. La intensa lucha de los católicos belgas por lograr la libertad de enseñanza se remonta, especialmente, al período comprendido entre los años 1879 y 1884. A holandeses y belgas los unió el Congreso de Viena, en 1815. Constituidos en reino independiente, los belgas promulgaron la Constitución de 1831, en cuyo artículo 17 otorgaron a los padres libertad para elegir el centro docente en que se educaran sus hijos. Estos centros, aunque fuesen de carácter privado, percibían subvenciones oficiales, con el fin de atender los gastos que pudieran ocasionar los edificios, la instalación, material y sueldos de los profesores, etc. Católicos y protestantes recibían enseñanza religiosa, y los no creyentes, laica. Esta medida respondía a la variedad de creencias existentes en el país, aunque la inmensa mayoría sea cstólica. Hacia 1840 la mitad de la organización docente primaria dependía de los católicos, que además de sostener cuelas, crearon las Normales correspondientes, con objeto de disponer de maestros formados en ambiente religioso. En 1842 se promulgó una nueva ley escolar, que preceptúa la enseñanza religiosa obligatoria- -salvo para los que pidieran quedar exentos de ella- -y una mayor intervención estatal, autonomía de los municipios y subsidios en la enseñanza privada. Hasta que en 1879 un Gobierno liberal, con 10 votos de mayoría en la Cámara y seis en el Senado, varió radicalmente esta orientación, y estableció el principio del monopolio estatal docente. O sea, que la instrucción debe estar bajo la exclusiva dirección y vigilancia del Estado Principio funesto, combatido siempre por la Iglesia, que hace descansar en la familia el origen del derecho educativo. En el orden religioso, se impuso el laicismo, y a los municipios, la obligación de crear escuelas pan sustituir, t la práctica, a los católicos en ev funcionamiento. La ley de 1879 fue calificada, desde el primer instante de anunciarse el proyec- Nuevos tejidos de verano bó en la Cámara por la pequeña diferencia de siete votes, y en el Senado de dos. Convertido ya en ley, volvió el Episcopado a formular su protesta. Los periódicos católicos aparecieron orlados da luto. La resistencia legal iba a empezar hasta conseguir el triunfo. El Gabinete liberal de Frére- Orban quiso contener la resistencia de los católicos por medio del Vaticano, p e r o León XIII se negó a condenar la actitud del Episcopado y de los fieles. Entonces el Gobierno suprimió la Legación y cortó las relaciones diplomáticas. Los católicos arreciaron su campaña, dispuestos a organizar la resistencia y sus propias escuelas. Fue preciso proceder a la recaudación de fondos. En poco tiempo los donativos llegaron a 30 millones de francos. En el transcurso de cinco años crearon 3.825 escuelas, con 8.713 maestros al frente. Las escuelas estatales ascendían a 285, sin apenas asistencia, porque los padres retiraron a sus hijos de ellas para enviarlos a las católicas. Los maestros dimitieron a centenares, sin miedo á las represalias del Gobierno, y pasaron a las escuelas libres. Fueron seis años de lucha intensa. Por fin, el 10 de junio de 1884, los católicos triunfaron en las urnas por una mayoría de 34 votos en la Cámara, y un nuevo proyecto escolar reparó la injusticia cometida. Desde entonces se inicia una era de estabilidad. En 1913 se formula un nuevo proyecto, aprobado al año siguiente, que se perfeccionó en 1920 por un ministro socialista, previo acuerdo entre los partidos. El régimen escolar belga descansa en el municipio, que organiza la enseñanza en el orden religioso, según deseo manifestado por los padres. En el aspecto económico, sufraga dos tercios de los gastos, y el otro tercio, el Estado. Las escuelas privadas pueden ser adoptadas por los municipios, sin intervención estatal, pero con subvenciones; libres que no reciben ningún auxilio, y libres adoptables que están exentas de la enseñanza religiosa. Un régimen semejante afecta a las escuelas de párvulos, adultos y Normales. La organización de la enseñanza técnica corresponde a las provincias. De las cuatro Universidades que actualmente funcionan, dos son oficiales y dos libres. La matrícula en estas últimas casi duplica la de las primeras, lo que ocurre con lo referente a las escuelas secundarias y primarias privadas. En 1950 triunfaron los social- cristianos en las elecciones, que llevaron una mayoría a las dos Cámaras, y gobernaron con elementos propios hasta 1954. Las izquierdas acudieron a las elecciones sin citar en sus programas para nada la cuestión escolar, y triunfaron asimismo en las urnas y acometieron una reforma que abarca hasta el Congo. Por una parte, disminuyen los subsidios concedidos a la escuelas libr y, por otra, vuelven a Maravillosos estampados de seda y emprender el camino de la estatificaoión. de algodón- -satén, liberty popeLos sueldos del profesorado libre se relín... y en tejidos gruesos: rafia, ducen a la mitad, el sostenimiento de los arpillón panamá, hilo inarrugable... centros depende exclusivamente de los padres, desaparece la igualdad de miemTambién estos artículos con lunares bros en los tribunales, y pasa al Estado blancos sobre fondos en los colores la mayoría... de moda: azul, rosa, amarillo. Después del enconado y doloroso pleito dinástico que ocasionó, en 1950, la En liso, rafia- arpilón panamá, al- forzada abdicación de Leopoldo I I I en paca- Mylón hilos inarrugables, gabar- el príncipe Balduino, cabe a los socialisdinas, popelines, shantung... ¡La más tas y liberales el triste honor de recrurica y exquisita gama de tonos nuevos! decer las viejas luchas políticas en su Primer piso. país por el deseo de monopolizar la función decente. -A. I. presenta una colección incomparable nitilíuli iUlMt