Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 25 D E J U N I O D E 1955. EDICIÓN DE LA MAÑANA, AG. 16 ese momento el mercado evolucionó con Ciencias del Estado, se ha distinguido jj una normalidad raramente conocida has- se distingue España. ta entonces desde hacía muchos años; e En cuanto a la preíación, un país que imperó una estabilidad de precios que ya formaba censos de carácter dempgráficasi estaba olvidada, de manera que todos: co, militar, político y administrativo hace los sectores que necesitaban mercancía más de 2.000 años, y que guarda el moSUSCRIPCIÓN para sus explotaciones pecuarias se sinnumento estadístico de las Relaciones DE A B C: MADRID tieron libres de la gravé y fundamental, de los pueblos de España mandadas haY PROVINCIAS. TRES preocupación de abastecerse a la primera cer por Felipe II, bien puede blasonar MESES. 78 pts. REDACoportunidad, dada la inseguridad q u e de tradición estadística. Mas poco signiCIÓN Y ADMINISTRAficarían internacionalmente estos títulos existía para el futuro, no sólo en lo qué CIÓN: SERRANO. 61. históricos si no se sumase a ellos la a cotizaciones se refiere, sino también al preeminencia que supone el fundamente MADRID APARTADO NUMERO. 43. TELEabastecimiento. Desde el p. unto de; fpta general, creemos que ha. sido es. acla; ca- científico, el contenido y el cauce mateFOftO 25 19 59 racterística más destacada y altamente mático que nuestra Estadística tiene, desconstructiva de la carnpaña 1954755. Y de los días en que tantos: otros países la practicaban rutinaria y empíricamente. LA NUEVA CAMPAÑA esperamos que continuará siéndolo en la Cuando un presidente del Consejo y prode I955- 56 fesor de matemáticas, el marqués de la Además se exime al labrador de la CEREALISTA Ensenada, enfocó sabiamente el censo de obligación de arañar esos terrenos mar 1748 y el catastro de 1757, y Coincide con el comienzo de la trilla ginales que frecuentemente apenas de- bajo el mecenazgo real de Carlos cuando, III, el del trigo eri las regiones meridionales la volvían la semilla que habían recibido, si conde de Floridablanca asentó los firmes publicación del decreto del Ministerio de es que la climatología no se encargaba cimientos de nuestra actual Estadística, Agricultura por el cual queda regulada de impedir que. prosperase. ¡Seguramente España conquistó por derecho propio un- la campaña de recogida de cereales y le- que esta- resolución será recibida con alipuesto entre los países que marchan en guminosas de ig 55- 56. De su lectura se vio por los agricultores, sunpeftq gue en la vanguardia de esta ciencia, lugar que deduce que seguirá subsistente, en líneas nuestro archivo hay testir pníjísi- escritos no ha perdido todavía. generales, la, ordenación de campañas an- de la disciplina con que cumplían el manteriores, incluso en la parte, que se refie- dato, pero también de la inutilidad de Lógico es, pues, que en la esfera inre a la compra, por el Servicio Nacional tal esfuerzo. Conforme dice la misma disternacional su cooperación sea estimada del Trigo y durante el tiempo que el posición a la cual estarnos refiriéndonos, y su labor reciba generales elogios. Pero mismo señale de las partidas de cerea- los aumentos de rendimiento unitarios esto no basta. Es preciso obtener de ests que se van alcanzando con la intensifiles y leguminosas de pienso que le sean situación de relativo privilegio mayor utiofrecidas directamente por los- agricul- cación de la producción cerealista comlidad. tores, y siempre que hayan sido previa- pensan amp l amente los rendimientos que Han pasado los tiempos en que para lá pudieran obtenerse en aquel suelo pobre mente declaradas como disponibles para mutua inteligencia de los pueblos bastaque necesita. más de trabajos de conserla venta. La subsistencia de esta última ba con intercambiar frases retóricas. Hoy vación y de defensa que de labores que particularidad de la campaña, que en la es necesario asentarla en el conocimien lo esquilmaban y erosionaban en mayor to objetivo de las realidades de todo orde 1954- 55 evitó un profundo descenso de las cotizaciones de aquellos produc- grado todavía. Concretamente: (jue se for- den de cada nación, que sólo la estadístos, descenso que venía impuesto por la talece la política que heñios; defendido, tica puede mostrar de modo veraz. abundancia de la cosecha, probablemente orientada a reducir el área cultivable a Ya la Oficina de Información Diplohabrá causado inmejorable impresión en medida que se consiguen aumentos de mática del Ministerio de Asuntos Exproducción por unidad de superficie melos medios agrícolas. Estos centraban su teriores se anticipó a oponer a las falseatención en el momento de ensamblar la diante la modernización del sistema de dades y falacias que, por sectarismo y cosecha última con la que se halla en cultivo, intensificación del empleo de sepor desconocimiento, se propagaban contrance de recolección. Y después de con- millas seleccionadas, más científica utili- tra España, además de la lógica de los rasiderar que el Gobierno ha constituido zación dé los fertilizantes, aumento de zonamientos, ¡números y la la verdad desnuda de! os importantes reservas, no dejaban de ex- las tierras de regadío, etc. etc. demostración incontroverteriorizarse ciertas dudas acerca de que tible de la Aritmética, distribuyendo y el mismo sistema de compra regulador y aun editando publicaciones estadísticas de precios y mercados pudiera continuar españolas en varios idiomas en forma de en vigor. En 1954- 55 se ha pasado por LA ESTADÍSTICA ESPAÑOsencillas y amenas divulgaciones. períodos breves de alteración de cotizaNo es posible fijar cuánto corresponde LA EN EL EXTRANJERO ciones en el ambiente público comercial, a esta feliz iniciativa en la gran victoria unas veces en sentido alcista y otras en El domingo salió para Río de Jaíieiro pacífica de nuestra diplomacia; pero no orientación a la baja en relación con las la misión española que ha de intervees aventurado establecer que el ensayo que tenía señaladas el Servicio Nacional nir en la X X I X Sesión del ConséfO 1 Indebe alentarnos a emprender otros semedel Trigo para garantizar al cultivador ternacional de Estadística. Forman nuesjantes caminos y confiar a nuestras Mila que se considera remuneradora. Pero tra delegación el director general del siones en el, extranjero la función de resiempre esas oscilaciones han sido mode- Instituto Nacional de Estadística, don coger datos estadísticos del modo precia radas y limitadas a la fracción centesimal Luis Ubach, y los estadísticos facultatiso que las necesidades de la intercomunipor kilo. Seguramente que esos cambios, vos D. Antonio de Miguel y D. José Eos, cación y la interdependencia exigen. que por otra parte nunca alcanzaron camiembros permanentes del Instituto InEn el orden político, tan útil será á tegoría nacional, y más bien fueron oca- ternacional de Estadística. nuestros representantes diplomáticos posionados regional o comarcalmente por No es novedad que España esté repreder disponer en cada instante del númevicisitudes ocasionadas por la evolución sentada en los Congresos y Asambleas inro y del cálculo que deshagan el error y de la climatología, habrían tenido imternacionales de Estadística. Antes al condestruyan el sofisma esgrimidos contra portancia mucho mayor sin la existencia ti ario, en todos ellos sé solicitó su presenEspaña, como a nuestros gobernantes pode ese precio tope de retroceso que se cia y su cooperación, y tres profesionales der basar cada disposición en la expeapoyaba en la sólida estructura de las españoles son miembros permanentes del riencia de todos los países. En cuanto a paneras y de los almacenes de aquella Consejo Internacional de Estadística por organización, precio tope cuya instau- elección dé este prestigioso organismo. los representados y gobernados, téngase en cuenta que- -empleando términos esración habíamos sugerido oportunamen- Más. aún; en los días de nuestro aislamientadísticos- cada día será mayor el porte en estas columnas para evitar que la to diplomático, la O. N. U. no sólo adrnitió, centaje de quienes se interesen no por los necesidad de dinero en los medios rusino que solicitó la colaboración de Esbellos paisajes y los artísticos tesoros, rales y la abundancia de mercancía depaña eri su Oficina dé Estadística, y essino por los prosaicos productos y merrivasen hacia una oferta desenfrenada, pañol es el jefe de la Oficina ¿le Estacados. que necesariamente acarrearía el hundidística en la; U. N. E. S. C. O. indepenAsí, pues, a la acción de nuestras brimiento de los precios. Y conforme lo dientemente í; dé nuestra representación llantes embajadas extraordinarias estadís- habíamos previsto, empezó a suceder, oficial. ticas, como la que ahora nos representahasta que la. circular por la cual se autoTodas las honrosas invitaciones que rá dignamente en Río de Janeiro, ha de rizaba al Servicio Nacional del Trigo a la Estadística Nacional recibe y toda la sumarse ía oscura y anónima labor de las comprar todas las partidas que le fueran colaboración que presta a organizaciones misiones permanentes que desde el reofrecidas en venta, restableció la calma extranjeras análogas, suponen el recono- cinto de una pequeña biblioteca estadístien los medios de la oferta, e impuso mocimiento de la preíación y la preeminencia ca sean portavoces de España en el unideración en el de la demanda. A partir de con que en esíe aspectg técnico de las versal lenguaje de los núr- ieroj. EDITORIAL PREiNSA ESPAÑOLA