Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B Ce VIERNES 24 DE J U N I O DE M 55. EDICIÓN DE l ¿MACANA. PAO. O f NOVILLADA EXTRAORDINARIAEN LA MONUMENTAL DE MADRID En Tolosa actuaron, mano a mano, Murillo y Chamaco Aunque los lotes de los novillos de Villagodio se formar a n bien, e t i p t rejando uno chico con uno de mayor prese ncia, se cometió el error de ec har por delante los tres más pequeños, de tipo abecerrado. Y como el precio de las, localidades había aumentado tanto como disminuido el trapío de los novillos primeros, Bernadó, t o r e a n d o al M cor r ida se sexto toro. torció, con grave perjuicio vara Miguel Montenegro como para Jaime Ostos y Joaquín Bernadó. La presentación de estos dos novilleros era la que había determinado la corrida extraordinaria, pues gozan de buenisimo cartel entre los novilleros y pueden presentarse en plaza dé tanta responsabilidad como la de Madrid. Montenegro es valiente y derrocha voluntad. Colocó tres grandes pares de banderillas al primero, se reúne bien, cuadra y clava perfectamente. Cada uno de los tres pares que colocó le valió una, ovación. Empezó a torear con las rodillas clavadas en el suelo. Así aguantó cuatro pases. Vinieron unos naturales, rematadas con el de pecho, y el público aplaudió mucho. Al emplear la mano derecha, el novillo le avisó y se enmendó sobre la marcha. A poco fue cogido, fomaneado sobre un pitón, lanzado al suelo y pisoteado. El novillo le buscaba codiciosamente y el quite fue laborioso. Al fin pudo levantarse Montenegro, sólo con una herida en la cabeza, que no le impidió continúan he anotamos dos pinchazos, con el novillo sin igualar, estocada y descabello, tfué aplaudido y salió a saludar. El novillo cuarto era mayor y teñía buenos pitones. Mansurroneó bastante. Los picadores quieren que les sirvan los toros en bandeja, y este novillo no admitía picadorei ni en bandejita de plata servidos. ¡El primer tercio fue insoportable. ¿Habrá que añadir al reglamento Un articulo que faculte para dar avisos a los picadores? Montenegro halló un novillo reservón, al qué tanteó en los tres terrenos. Salió del vaso, y nada más, que no otra cosa era dable. Jaime Ostos toreó bien a la verónica a su primer novillo. Como se caúbüira el primer tercio con una sola vara, el publico protestó. Si el novillp hubiera torcido más kilos y más fuerza, la preseMación de Ostos hubiera sido mucho mas lucida de lo que fue. Hiciera lo que fiicierav nada podía convencer. Entiéndanlo bien los toreros: cuando el novillo o el toro se les cae, se han caldo En, el quinto, novillo de más presencia, el pwpíico apreció ya a Jaime Ostos, que es- valiente, sin aspavientos y con personalidad. Oeéfga la suerte con la capa, y con Uí muleta, fe cruzó de manera im, presión ¿nfe, yendo hacía el pitón opuesto a la saítáa, e 6 n tranquilidad pasmosa. Luego viínos unbs naturales, como pocas veces: con cite de frente, cuadrándose según el mas pufo de los estilos y eneome ndando los tién, p s al mando de la muñeck. fio Sé si lo rispé- tira. Señaló bien dos pinchazos -V- filé ovacionado con vuelta al ruedo y saludas, después de matar de una estocada. míos. El publico se enfria, reacciona eílo és pelígr so. tjuc se adelanté a borúr la oreja lo tibbi mbs visto millqrei d veces: qué no se encontrase guien la co tmti, o. ¡Siempre se ve algo! El éá: t ttápij aíto de agujas y astifino, fui el mayor. Bernadó lo encontró con Jácübezfr aíta y derrotando. Pebió corregirle M dfttecío, Ss limito a cumplir. Sin mucho esfuerzo, aunque por su trm iudfa y ti 0 a, s ve fae sabe más de Ip QU realteq. gsidecit, sue se reserva. Ellopuó é, se? -rnue trm dé inteUglnciá, feto el toreo es trepidación. poco teatral si quiere. Perneen- estpts tiempos es asi, y precisa entregúese, m s que cumplir c n áSe que és lué lo gñe hizo Bernadó en este tióvülé. fiiútó é Un pinchazo, una. corta y dsscaftiK? aí t golp Su presentaü ñ; afortúnv q. Mii novillero. El domingo, la rcuaííSa; (5. EN TOLOSA Tolosa (Guipúzcoa) 23. Cén entrada se celebró la novillada a- tiéáeficio de la Santa, Casa, de Misericordia. Ganado de Martínez Sliamiifó. Murillo t p y ó con la: í p a- f f i d o i s novillos. Palló a la hora de matar; no obstante, en su printéró, üó, -W 5 vuelta ¿1 ruedo y fue ovacionado. Chamaco IM tuvoisu ta? a aunque en su príníér novfllo realizó al a de suts gcBiali iadj? s En el; Jtro; sé, ijtopjjso ¿í aiíianal desde el- primer; ins rit 1 y; ii Mico se a urrió. -jCiír 8 v; r UN GRAN NOMBRE... WORTH Y- UN GRAN PERFUME ¡LISTO PARA SALIR ASDAND 0! ¡De la percha a la calle y sentando má- ra- vi- ÍI -samén- te! En la Sección de Cotífecíiionés, MAZON eoltej 1 Fíresco lá Todas las taUu y Modelo Copa na, Mg? ASOMBROSO por su líi ea, por su calidad, por su PSSQ CALLE FORTUNY primera planta, hall, siete habitaciones, un cuarto de baño, otros dos aseos, calefacción individual, con garaje, frigidaire empotrado, ascensor, montacargas d o s cuartos trasteros en sótano y buhardilla, etcétera. Vendo 650.000 ptss. más 100.000 Banco Hipotecario. MARÍN. Avda. de losé Antonio, 31 317143 321146. Colegiado, Se esperaba con curiosidad la presentación de Joaquín Bernadó, catalán; que se reveló en Vista Alegre y se ha confirmado en su tierra. Le hemos visto itiuy hecho, tranquilo, con mucha medida. Esto de la medida tiene su pro y su contra, que hay que desbordarse actualmente. -Se. iba vuelto su primer novillo, que ir ¿clu Foencarral, IOS, Junto Glorieta Bilbao intentó saltar la valla. Bernadó itiostró su buena planta, su empaque torero. Dispués de un tanteo se echó la muleta a la mano izquierda. Sus pases al natural son de diferente estilo que los de Óttps. Más del antiguo clasicismo en el ecijano; tnás elegar en el catalán. Deja ver la tersura de sus pases, el juego de la muleta adelantada y traída con la res enganchada en los vuelos. En un vuelo planeado, diríamos. Después de unos adornos se; le ovacionó un magnífico pase de pecho, pió una estocada traserilla, pidieron la. oreja, la concedió el presidente y, citando el aTiruacil fue a recogerla, se dio el casó de que no había quien la cortara, ¿increíble? Pues, si señor. Más de un minuto e iürdó en hallar quien cortase, la oreja. Hay aue cuidar estos detalles que parecen ni