Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. M A R T E S 21 B E J U N I O D E 1955. EDICIÓN DE XA MAÑANA. PAG. 56 colorados cerraban bien los ángulos y se relevabaii con perfecto sentido al paso de nuestros delanteros. Sin la malísima puntería de Arieta y alejamiento de Kubala, ahora muy ceñido por Fesseler, este primer período hubiera concluido con un tres a cero en el marcador. UN SEGUNDO TIEMPO SIN CALIDAD La continuación comenzó con las mismas características, a pesar áe (jue Miguel sustituía a Artecfae y daba a la vanguardia española la velocidad de alas, que es el mejor antídoto contra los sistemas de cerrojo. En dos minutos de avances y repliegues rápidos vemos un buen disparo desde cerca de Meier, oue bloca Carmelo, y un contraataque fulgurante, rematado por Domeneeh, con un tiro tan duro, que se le va a Pernumian y es recogido en rápida revuelta por éste, sobre la misma raya de gol. Collar galopa y tira inmediatamente, y la respuesta es un disparo colocadísimo de Fatton, que Carmelo neutraliza en la parada más extraordinaria de la tarde. Pero ése es todo el forcejeo los diez minutos, Garay corta un avance de Huegi, pasa a Domeneeh, que filtra el balón admirablemente a Ariet- a, rodeado de defensas, y el ariete hábilmente avanza, sortea la salida de Pernumian y entra en la meta detrás del balón. Dos a cero tan descorazonador para los helvéticos, que desde ese momento toda el plomo de su cansancio muscular y de su desmayo moral caá sobre ellos. Si habían guardado alguna esperanza de abandonar su cerrojo para lanzarse en busca de la victoria, esta fusibilidad había desaparecido, porque ése es el casi constante castigo de las tácticas defensivas a ultranza; que cuando el defensor quiere abandonarlas, ya está bajo el influjo de la derrota. Fatton, lesionado, es sustituido por Bo- lauden, y ya no queda en el campo más que un equipo, el español, que, sin embargo, no sabe ampliar su victoria. El juego pierde rapidez. Kubala, cada vez que recibe un balón, lo suelta en un pase sin rigor o lo cede a, Mauri, con tal insistencia, que la ley lógica de que sea el medio quien sirva al interior, queda radicalmente trastrocada. Magruregui, discreto en la primera parte, se lia crecido y es ahora un atacante más, y en él o en Mauri mueren todos los avances suizos. Sólo cuando ya han transcurrido veinte minutos de esta fase gris, abarrida a ratos, Bólanden saca admirablemente un córner en el ala opuesta, y Huegi caza un empalme a tres metros, ÍU 2 al salir a diez centímetros sobre el larguero anula la única oportunidad de su bando. Los helvéticos están desfondados, lentísimos y pierden siempre el balón antes que nuestros hombres, combinándose con facilidad por- ¡os gracejes huecos que les dejan libres, todo el centro del campo; ns aciertan a llevar a la red, por escaso de pases cortos en cí área, tiros mal dirigidos y obstinado abanrlono fie Collar y Miguel, que, cuando intervienes, crean los mayores peligros. El último cuarto fie hora parece un entrenamiento. Los suizos resistan en su ár. ea, y cuantío ya parece qac van a conseguir sostener su honorable derrota, Maguregui, por su baiida, inicia, un velocísimo avance, dribla a Schmidhausser, se apoya en Arieta con un pase corto, flus éste le devuelve instantáneamente y adelantado, y ya de cerca tira bien y corona. su preciosa jugada con un bellísimo gol, que es el último y hace rotando ti triunfo hispano. Un minuto ¿IcspKés, el señor Bernadi daba por terminado el encuentro. NUESTROS HOMBRES UNO POR UNO CARMELO, irregular y nervioso, se vio apurado en varias ocasiones al clocar defectuosamente la pelota. Hizo dos grandes paradas y gesticuló demasiado, hasta ganarse la repulsa del público, sobre todo al detener el juego para ganar innecesariamente tiempo. No consiguió borrar, ni mucho menos, a Ramallets. GUILLAMOX, seguro en el corte y en el despeje, hizo una labor sin brillantez, pero eficaz. GARAY tuvo poco enemigo en Huegi, muy lento. Cortó con facilidad, regateó AL GANAR EN OVIEDO, EL ESPAÑOL SE HA ASEGURADO En la próxima jornada, última del torneo, se sabrá si desciende la Real Sociedad o si ascienden Oviedo o Atlético de Tetuán RESULTADOS Real Oviedo, 1; R. C. D. Español, Atlético Tetuán, 2; Real Zaragoza, Real Sociedad, 6; Granada C. F. CLASIFICACIÓN J. G. E. P. F. C. R. C. D. Español Real Oviedo Real Sociedad Atlético Tetuán Real Zaragoza Granada C. F. 9 9 9 9 9 9 7 5 5 4 2 1 1 1 1 2 0 1 1 3 3 3 7 7 16 22 18 16 6 10 3. 0. 1. P. 15 11 11 10 4 3 6 13 13 12 17 27 Con su clara victoria en Oviedo sobre uno de los equipos que más fundadas aspiraciones al ascenso ha mostrado a lo largo de la temporada, el Español de Barcelona se ha asegurado va la permanencia en la Primera División y ha resuelto favorablemente el disgusto que siempre supone para un equipo, acostumbrado a la División de los mejores, tener que jugar este difícil torneo. Hubiera sido muy fuerte para Barcelona que el Español quedará fuera del cuadro de los equipos de Primera División, y aunque la campaña, su actuar a lo largo del Campeonato de Liga, no fue nada brillante ni acertado, ahora los jugadores y quienes les dirigen han desarrollado un esfuerzo que al fin, cuando todavía falta una jornada, ha tenido el justo premio. Al tiempo que se producía la derrota del Oviedo en su propio terreno, el equipo de la Real Sociedad hacía gala ante sus seguidores de una pujanza y deseos de igualar al Español que posiblemente tendrán fruto. Su victoria frente al Granada ha sido rotunda y deja á este equipo y al Oviedo igualados a pufitos ante la decisiva y postrera jornada, que se presenta muy interesante, ya que mientras que el Oviedo ha de ir a Zaragoza, la Real Sociedad jugará en Barcelona frente al Español, lo que quiere decir que resultará muy difícil que cualquiera de ellos logre vencer, aunque, a juzgar por los resultados de las últimas jornadas, son los vascos los que mejor forma acusan y mayores entusiasmos demuestran. Sin embargo, y aunque también juega fuera de su terreno, las derrotas de vascos y asturianos, en caso de producirse, podrían beneficiar al Atlét o de Tetuán, que a un solo punto de sus dos rivales tiene un encuentro muy fácil relativamente, ya que su enemigo será el Granada, que sólo ha logrado una victoria a lo largo del torneo. Queda, pues, medio decidida la promoción. El Español no descenderá, pero hasta el término de la jornada del domingo- no se sabrá si tampoco descenderá la Real Sociedad, o si en su lugar ascenderán el Oviedo o el Atlético de Tetuán. Oviedo, 1; Español, 3 Oviedo 19. En Buenavista, con lleno completo, se jugó el partido OviedoEspañol, que terminó con la victoria de los catalanes, por tres tantos a uno. Al descanso se llegó con ventaja favorable al conjunto ovetense, por un tanto a cero, que marcó Parajón, faltando cinco minutos para terminar el tiempo, de remate de cabeza, a la salida de un córner A los dos minutos de la continuación, Paseiro estableció el empate a uno, y el mismo Paseiro, cinco minutos después, a fallo del medio Ortega, marcó el segundo gol visitante. Piquín consolidó la victoria catalana con un tercer tanto cuando faltaban diez minutos. Los dos tantos marcados por el Español, casi seguidos, desconcertaren por completo a los locales, resultando más sencilla la labor de los forasteros. Arbitró Assnsi, justo e imparciaT. ESPAÑOL: Domingo; Ginés, Cata, Jimeno; Gámiz, Faura; Arcas, Oswaldo, Paseiro, Piquín y Mauri. -OVIEDO: Argila; Tony, Luisín, Valentín; Ortega, Pacheco; Parajón, Sara, Aloy, Duro y Carriega. Real Sociedad, 6; Granada, 1 San Sebastián 19. Con floja entrada, se celebró en Atocha el partido Real Sociedad- Granada, que terminó con el triunfo local, por seis tantos a uno. El encuentro fue de constante y abrumador dominio realista, equipo que aún pudo conseguir más goles. A l s catorce minutos, Sarasqu. a, de soberbio disparo, inauguró el marcador; a los diecinueve, Zubillaga fusiló el segundo tanto local. Asi se llegó al descanso. En el segundo tiempo, a los cinco minutos, Igoa, al rematar un córner de cabeza, obtuvo el tercero; a los veintiocho, Sarasqueta elevó el cuarto al marcador. Lopera, a los treinta y dos minutos, marcó el único tanto granadino, y un minuto más tarde, Igoa hizo el quinto gol donostiarra. El sexto y último lo consiguió el mismo Igoa al transformar un penalty Arbitró Caballero. GRANADA: Balado; Vicente, Baena, Carrillo; Valle, Padilla; Guerrero. Lopera, Ríus, Cea y Rodríguez. -REAL SOCIEDAD: Bagur; Gordejusla, Ansola, Elizondo; Larrabeiti, Peporro; Zubillaga, Gálardi, Igoa, Sarasqueta y Ecn eveste. Aílético de Tetuán, 2; Zaragoza, 0 Tetuán 19. Con victoria del titular, por dos tantos a cero, finalizó el partido Atlético de Tetuán- Zaragoza. Asistió poco público. Los primeros minutos transcurrieron con dominio alterno y después hubo un período de franco aburrimiento por la poca eficacia de las delanteras. Casi terminando el primer tiempo se animó el Atlético, que marcó su primer tanto a los cuarenta y cuatro minutos por mediación de Patricio. En la continuación presionó el Zaragoza, que dio la impresión de no entregarse, pero sus delanteros adolecieron de falta de puntería en el tiro a gol. El equipo local obtuvo su segundo gol a los treinta y cinco minutos, en un esporádico avance, que Pepín resolvió llevando el balón a la red. Arbitró Blanco Pérez, bien. ATLÉTICO DE V Juanele, Alarcón, Julián; Muñoz, Pepín; Chicha, Patricio, Bellés, iv, y w. és. -ZARAGOZA: Las Heras: Beltrán, Alustiza, Castañer; Villegas, Goñi; Rivas, Villarrubia, Chaves, Baila y Pares. (Resúmenes de Mencheta. menos que otras veces y pasó excelentes balones adelante. CAMPANAL, muy irregular, doscolocándoS 3 por confiar en su velocidad, se impuso a Rey, intimidándole con la cr i anuencia de su estilo. Fue el defensa menos seguro du la retaguardia. BiAülJI, magnifico e incansable, estuvo E: vnr r; 1 ataque, y si de algo abusó fus i puerta, casi siempre con mala