Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 21 DE JUNIO DE 195 S. EDICIÓN DE LA MAÑANA, PAG. 17 güir que no se ha hecho así porque están en gran parte recogidos en los Fueros del Trabajo y de los Españoles; pero sobre que esto no es absolutamente cierto, la ley sucesoria distingue al imponer ese juramento entre leyes fundamentales y principios. En su consecuencia, éstos deben ser formulados de manera precisa, pues de lo contrario cabe prestar taí juramento pensando en otros diferentes a los que para el Movimiento son ortodoxos. Pero, además, creados o establecidos muchos de los órganos del Movimiento en un ambiente político y sobre unos supuestos diferentes de los actuales, algunos de esos organismos resultan muy inoperantes, anticuados y en contradicción con otros posteriormente establecidos. Parece, pues, conveniente determinar lo que está en vigor de cada uno de ellos, actualizar lo anticuado y armonizar lo contradictorio. Por otra parte, surge la duda de si todos los poderes y facultades qué tan legítima y cristianamente ejerce hoy el Caudillo seguirán el día de mañana concentrados o no en una sola persona, y cómo será la regulación de su ejercicio. No debe olvidarse que la sucesión de quien para llegar a alcanzar la Jefatura del Estado y el Caudillaje del Movimiento tuvo que ganar una guerra, una revolución y resistir el cerco del mundo, es- asunto que requiere una serie de garantías jurídicas, políticas e institucionales que sustituyan a aquellas otras históricas que por especiales circunstancias han recaído en el Caudillo, que son en él personales e intransferibles y que le han conquistado el prestigio ante la Iglesia, la autoridad con el Ejército, la fe del Movimiento, la preclara administración del Gobierno y la admiración del pueblo por la ejemplaridad cristiana de su vida. He aquí un haz de cuestiones y problemas que hacen el tema de la sucesión del Movimiento por el Movimiento mismo más complejo que el de la simple determinación de la persona que haya de ocupar el día de mañana la Jefatura del Estado; sucesión que tiene que ser la confirmación plena de la tesis sostenida por el Caudillo en todos estos años y, por lo tanto, de la que el Movimiento ha seguido y mantenido. BASE POLÍTICA DE LA MONARQUÍA Podrá decirse que el Movimiento no es indispensable ni insustituible- -aunque el Caudillo terminantemente ha dicho todo lo contrario- pero si, como cualquier otra forma de Estado, la Monarquía necesita de una base política de sustentación y apoyo, y si se quiere que no sea una dictadura o un régimen de partidos, entendemos que el Movimiento ha de ser el centro ordenador y coordinador de todas las fuerzas políticas que lo integran y ha de tener toda la fortaleza interna y externa qué le hemos señalado. Se trata, pues, de la sucesión de todo un régimen; en definitiva, de la continuidad de España, y claro es que la ingente y gigantesca obra del Caudillo, todos los sacrificios y trascendencia internacional de la revolución española, el respeto a los que que cayeron por España justifican plenamente la. demanda de esas garantías y la valoración del asunto como de la máxima importancia y de meditado tratamiento. Con toda franqueza he expuesto mis puntos de vista sobre el Movimiento y su continuidad, siguiendo la línea marcada por nuestro Jefe nacional y glosando sus ideas y palabras. He creído oportuno hacerlo en ocasión como la presente, tan evocativa y tan enraizada con aquél; pero creo también que lo dicho no es bastante, sino que es preciso añadir la coincidencia de pensamiento y acción entre los que integramos el Movimiento sobre tema tan fundamental. Por encima de matices y circunstancias, el Movimiento nos ha proporcionado en. lo esencial una unidad política eficaz, la cual hemos de conservar a todo precio, porque es la mayor justificación de aquél y porque esa sucesión del Movimiento por sí mismo, en definitiva, de la unidad de los que integramos depende, más aún que de todas las garantías jurídicas y políticas que se puedan adoptar. Que mis palabras sean tomadas en su verdadero propósito es lo que deseo. Propósito que no es el de polemizar ni el de sentar cátedra, sino el de cumplir el deber que enriendo me impone el haber servido a ese Movimiento y a su Jefe desde su iniciación con funciones de responsabilidad y el de contribuir con todas mis fuerzas a que el Movimiento no se malogre. El discurso del Sr. Fernández- Cuesta fue interrumpido con grandes aplausos en diversos pasajes, y especialmente al final del mismo. REGRESO A MADRID DEL SEÑO 5? FERNANDEZ- CUESTA El ministro secretario general del Movimiento, después de a -a la corrida, emprendió el regreso a M ¡i.i u. C ifra. tura ni tampoco ensamblándola con la del Estado. CIMENTACIÓN DEL MOVIMIENTO f EN UN PRECEPTO DE RANGO Hay, pues, a mi juicio, que lograr ambos objetivos, empezando para ello por cimentar el Movimiento mismo en precepto de rango adecuado a su jerarquía y función dentro del régimen, porque mientras las leyes de Cortes y de referéndum, el Fuero de los Españoles y el del Trabajo tienen un rango de leyes fundamentales y deben ser juradas por el futuro jefe del Estado, según se dispone en la ley de Sucesión, el Movimiento no tiene otra base jurídica de existencia que el decreto del Caudillo de 1937 por el que se aprueban los estatutos de Falange Tradicionalista. Es decir, que mientras aquellas leyes habrán de ser respetadas por el futuro jefe de Espado, so pena de perjurio, este decreto es fácilmente derogable por otro, y en tal caso, el Movimiento perdería su realidad ¿jurídica sin que la estructura del régimen sufriera formalmente ningún agravio. Por otra parte, la ley de Sucesión exige al futuro rey o regente juramento de leal tad a los principios que informan el Movimiento Nacional; pero no se dice expresamente cuáles son éstos. Se podrá ar- 1 EL TURNO- GRAPH Una nueva versión del ROLEX QYSTER PERPETUAL: El reloj de los mil y un usas. Miles de nombres desearían llevar un cronógrafo en so muñeca. Pero el cronógrafo habitual es un instrumento complicado que necesita un costoso servicio. Debido a sus pulsadoras, no puede ser impermeable cte un modo permanente y tampoco puede ser automático debido a s us cien pequeñas complicaciones que impiden te aplicación de un mecanismo autoj mático. Sin embargo, Rolex ha producido y patentado ahora e! Tura- O- Graf último avance de la industria relojera. REÚNE TODAS LAS VENTAJAS de un cronógrafo y NINGUNA DE SUS COMPLICACIONES. Mediante un bisel giratorio, patentado, calibrado del cero al sesenta, Enteramente AUTOMÁTICO por estat podrá Vd. medir el tiempo transcuprovisto del mecanismo silencioso de cuer- rrido y cuando una operación va a da automática con Rotor. -IMPERcomenzar o terminar. MEABLE hasta 50 metros debajo del No existe límite alguno en las apliagua, gracias a la famosa caja Oyster. caciones que Vd. pueda hallar para Extraordinariamente sólido y resistente a su Turn- O- Graf. los golpes, sonare FOUETO ROLEX da la hora a la élite del mundo DESCRIPTIVO SOTO- LARGO S. L. RÜtEX; Esrceleas Valencia y. José Antonio, yo S. Sebastián- S nt 3 ndec